sábado, 7 de julio de 2012

La Psique de las Organizaciones (I): el PSC



Un partido político tiene una personalidad, como las personas. Si éstas tienen una signatura astral, las empresas, las organizaciones y los partidos políticos, también. Por si fuera poco, además, la astrología nos da a entender que un colectivo de personas funciona como una constelación en pequeño, lo cual se ve con una claridad pasmosa. Y hablando de constelaciones, de constelaciones organizacionales, ¿cuántas veces observamos cómo el alma colectiva hace de las suyas? Quienes asisten a sesiones de constelaciones así lo constatan. Ahí se ve actuar lo invisible, aquello que formó parte de la huella de nacimiento y que acaso no adquirió relevancia consciente, pero que sigue estando ahí. Lilith habla precisamente de ello: las luchas de poder que hace que algo o alguien acabe personificando aquello que quiere ser personificado: un propósito, una idea, un proyecto, una intención, un interés. Sin embargo, puede suceder que el liderazgo esté condicionado por sucesos acaecidos alrededor del momento de fundación.

Precisamente, Lilith habla de factores ocultos -o, más bien, ocultados- que, aunque parezca que dejan la vía expédita para la consecución del poder, siguen estando presentes, condicionando y coaccionando el carisma de los mandatarios que a lo largo de la historia de la organización van pasando.
Vean la triple conjunción que Lilith forma con Sol y Júpiter. NO me digan que no es para hacer una constelación familiar.

Precisamente en este tiempo en el que estamos (2012-2013) se reproduce un patrón que ya tenía el PSC en su mapa fundacional. Ya vemos todos los cambios que está habiendo. Y es más que posible que esta dinámica no haya acabado y que se prolongue, acaso con más intensidad, entre el periodo que abarca de febrero a julio de 2013.

2 comentarios:

Aguador Aguador dijo...

El tránsito de Plutón por la casa IV afectando a esa triple conjunción va a hacer temblar los cimientos de ese partido. El ideario y la forma de comunicarlo van a cambiar sustancialmente (Júpiter regente de la III). Y posiblemente, aunque ya nos situaríamos un poco lejos en el tiempo, provocaría ajustes de relevancia (quincuncio Plutón-Saturno, regente de la casa IV). Plutón también incidirá en los recursos de los que la entidad puede echar mano: no sólo económicos, sino "intangibles" (Plutón rige la casa II)

Respecto de la "constelación familiar", quiero recordar que siempre se ha dicho que "el PSC sale ganando cuando se incluye en el paquete del PSOE, mientras que cuando va solo, se la pega". ¿Un efecto de la conjunción Sol-Lilith en la X (percepción pública)? Quizá sí es un tema de familia, ya ves :)

Jesús Gabriel Gutiérrez dijo...

Me he dado cuenta de tu comentario en este momento. Estás en lo cierto !! Y la actualidad lo certifica. Muchas gracias.