viernes, 19 de mayo de 2017

Catalunya 1/10/2017


Llevo tiempo siguiendo y anticipando el ritmo del proceso soberanista en Catalunya. Pues bien, ante la noticia de que el día fijado para el referéndum podría ser el próximo día 1 de octubre, he izado la carta del momento de apertura de los colegios electorales. Luego les comento al respecto.

Lo que he venido diciendo, en pocas palabras: la independencia de Catalunya es posible entre el 2017 y el 2020, con preferencia por cuanto más cerca esté del 2020. Lo que quiero decir con ello es que lo que ocurra fuera de estas fechas resultaría desfavorable. Por lo tanto, podemos decir que a partir del día 1 de octubre, con independencia del resultado concreto del referéndum, entraremos en lo que será verdaderamente el proceso hacia la independencia de Catalunya. Lo que llevamos vivido hasta ahora es en realidad un pre-proceso. 

También vengo diciendo que el grado 21 de Libra contiene un designio que está muy relacionado con el destino de Catalunya. La palabra "Catalunya" tiene su gematría, que se corresponde justamente con ese grado. Podemos deducir que cuando un planeta transite por ese grado actuará como ayuda. Como, por ejemplo, el actual tránsito de Júpiter, que entre movimientos directos y retrógrado tocará ese grado por tercera vez y última el 26 de agosto (¡¡ atención a esta fecha !!). Por eso es tan importante lo que acontezca este año.

En relación a la carta correspondiente al 1 de octubre, vemos que nos ofrece como ascendente del momento de apertura de los colegios electorales el mencionado grado 21 de Libra. ¡¡ Cuando lo vi me tuve que pellizcar !!
Además, Júpiter está en casa 1, que es la casa que representa los intereses de la institución convocante (la Generalitat de Catalunya). El veredicto a secas que se puede deducir es que el transcurso de la jornada, incluyendo el resultado, es favorable para los convocantes. Habrá, sin embargo, quien piense que si este referéndum no se celebra sin haberlo pactado con el Estado español, de poco puede servir a efectos legales, lo cual puede ser cierto. Sin embargo, vivimos en un momento excepcional en la historia de Catalunya, de España y de Europa (y del mundo entero). Con ello quiero decir que vamos a presenciar muchas sorpresas, especialmente en lo referido a soluciones. Por otro lado, la consulta celebrada en el 9N generó un efecto que no será el mismo que el que vaya a traer el referéndum del 1 de octubre. Antes de octubre, no obstante, vamos a ir asistiendo a un desfile de contingencias que darán lugar a que lo que ocurra el 1 de octubre sea muy distinto de lo que ocurrió en el 9N.

El periodo que abarca desde el 24 de junio hasta el 18 de julio va a ser de una gran tensión. Dicho sea de paso, cada vez que Marte transita por signos cardinales, como es el caso, el proceso experimenta un cambio en el modo con el que se percibe el horizonte y, por tanto, la relación con lo adverso y con lo favorable. Es decir: habiendo pasado este periodo de tiempo, a partir del 18 de julio -y aún más, el 26 de agosto (¡¡ atención a esta fecha !!) -, veremos como se ponen encima de la mesa nuevos recursos, informaciones o actitudes que darán lugar a que el 1 de octubre no sea un calco del 9N y pueda dar lugar a una nueva era.

7 comentarios:

Roser Giménez dijo...

Lo que está claro es que los convocantes no dejan nada al azar. También tienen astrólogos.

Jesús Gabriel Gutiérrez dijo...

o, si no astrólogos, podemos entender que la elección apropiada de un día es señal de que las cosas van alineadas en pro del mejor resultado posible.

Magi Murgui dijo...

gracias por el estudio. lo vengo siguiendo. un saludo

Unknown dijo...

el referéndum se ha convocado para el 1 de octubre (!!!)

Jordi GM dijo...

Gràcies per l'anàlisi! Quina hipòtesi pot haver-hi per al 26 d'agost? Aprovació de la llei de transició nacional? Un plaer, com sempre, llegir el blog a priori i a posteriori... 😊

Jesús Gabriel Gutiérrez dijo...

La cosa va com segueix:
El govern de la Generalitat ja no considera que l'enemic sigui el govern de Madrid. Més aviat, el tema és enfrontar-se amb la UE. És a dir, la UE no podrá permetre que un país es faci independent unilateralment sense la supervisió de la UE. O sigui: un cop fet el referendum, el govern fará un moviment de tal manera que Europa no podrá seguir dient que l'assumpte és cosa interna d'Espanya. O sigui, la UE, si vol tenir futur, caldrá que intervingui sobre les relacions Catalunya-España. Si la UE deixa que les coses quedin bloquejades, fins a generar en unilateralitat, haurá generat un mal precedent (que no ho pot permetre).

IYouWe dijo...

:-)
gracias