jueves, 26 de febrero de 2015

Mercurius Corrosivus y el grado 11 de Libra

La debilidad mental y la disfuncionalidad en las relaciones humanas: la acción de Mercurius Corrosivus y el grado 11 de Libra.


La materia médica homeopática es muy parca en relación a los aspectos psicológicos de Mercurius Corrosivus. Todo gira en torno a la debilidad mental. Sin embargo, una aproximación más amplia y, a la par, minuciosa, nos puede dar a entender algunas cosas acerca del origen de dicha debilidad en relación a lo que Mercurius Corrosivus puede llegar a aportar.

Mi deducción al respecto de Mercurius Corrosivus es la siguiente:

1.- Ayuda a definir la identidad, tanto de las personas como de la relación entre ellas. Es interesante, pues, en enfoques sistémicos, tanto para mejorar la ubicación de un individuo en su medio como la de un grupo en la sociedad. Cabe decir que la indefinición en la identidad es una de las consecuencias de la debilidad mental con que se relaciona Mercurius Corrosivus.

2.- Ayuda a detectar y corregir disfuncionalidades en lo referente a la identidad, especialmente si ésta ha sido coaccionada o manipulada por otras personas. Por ejemplo, podemos darnos cuenta de que nuestro discurso ya no guarda relación con quienes somos. El discurso se volvió obsoleto y, más que decir algo de uno, lo que hacemos es dar pistas equivocadas acerca de nuestras necesidades sin darnos cuenta, lo cual derivará en una tendencia a ocupar un lugar que no nos corresponde ni nos puede satisfacer ya. También, y por la misma razón, los demás ocupan un lugar en nuestra vida que no nos satisface y, sin embargo, siguen ahí.

3.- También, en las relaciones, el proceso Mercurius Corrosivus llevará a detectar disfuncionalidades más antiguas. Podría tratarse de personas que adoptan a otras para que éstas ejerzan una función que no les corresponde. Un amigo que hace de marido sustituto de una amiga, sin que la acción esté clara. Es decir, alguien se vale de la falta de definición de otra persona para llevarla a llenar una carencia que no le corresponde satisfacer. También, otro ejemplo, una madre o un padre frustrado en su matrimonio hace que un hijo o hija haga de esposo o esposa de sustitución. Otra: que un esposo o esposa convierta a su consorte en padre o madre sustituto. Se podría decir, pues, que Mercurius Corrosivus puede ayudar a clarificar roles en relaciones, a deshacer nudos o laberintos.

El grado 11 de Libra y Mercurius Corrosivus.

El grado 11 de Libra, grado en el que resuena Mercurius Corrosivus, representa la anomia de un individuo en cuanto a la protección de sus propios intereses, en tanto en cuanto se entrega incondicionalmente a lo que otros quieran de él sin que quede claro en qué consiste el beneficio o el servicio. Además, este grado describe la transmutación de una persona con alta conciencia social, aunque sin ser consciente de lo que ello le supone, incapaz de decir que no a nada que otro humano le pueda solicitar. La transmutación consistirá en dejar la anomia y empezar a definir la identidad, los criterios, las necesidades. Es decir, nombrar lo que es menester, tanto en lo que se refiere a uno como en aquello que concierne a las relaciones.
Por la misma razón, Mercurius Corrosivus puede ayudar a personas poco explícitas a que sean más claras y explícitas en cuanto a sus necesidades, especialmente cuando éstas requieren de la relación o cooperación con los demás.

Una pregunta relacionada con el grado 11 de Libra y la acción de Mercurius Corrosivus podría ser:
¿Es posible que una de las causas de la falta de concreción mental provenga de una disfuncionalidad en las relaciones de origen -por ejemplo, entre los padres y los abuelos-? ¿Podría ser que uno esté cargando con las consecuencias de las disfuncionalidades de otros, con lo que ello supone de equívoco, y que esto sea lo que genere la debilidad mental? ¿Qué fue primero, la debilidad mental o la disfuncionalidad en las relaciones?

sábado, 21 de febrero de 2015

Mercurius Vivus y el grado 25 de Acuario

 
Mercurius Vivus y el grado 25 de Acuario: la inflamación y el miedo al vacío.

Inicio las tomas de Mercurius Vivus (dilución 10.000 K) y al día siguiente me sale un flemón en la boca. Paso a la dilución 9 CH y el flemón desaparece. Deduzco, pues, que Mercurius Vivus puede servir para tratar inflamaciones, y no sólo bucales. Sin embargo, antes del episodio del flemón vinieron a mi mente imágenes de una vida extracorpórea, como si el modo habitual de percepción y de pensamiento necesitara salir de las coordenadas habituales, acaso para fugarse, acaso para encontrar una perspectiva distante desde la cual percibir mejor el devenir cotidiano o el lugar que uno ocupa en la realidad material de todos los días.
En coincidencia con todo ello, escucho una conversación en la que alguien se queja de las rutinas a la par que fantasea con una vida más estimulante y aventurada. Deduzco, pues, que Mercurius Vivus refleja un conflicto entre la cautela, la conservación y la seguridad, por un lado, y un anhelo de cambio y libertad, por el otro. Este conflicto, además, puede irradiar a las personas queridas, pues ellas escenifican y reflejan buena parte del conflicto interior. Es posible que la persona que esté encarnando la psicología de Mercurius Vivus pueda transferir a otros los problemas derivados de sus contradicciones, haciendo como que son los demás la causa de ellos.

Por otro lado, intuyo que existe una relación entre la inflamación interna y el miedo inconsciente al vacío. Hay una realidad inflamada y un vacío que se teme afrontar y del cual hay resistencia a aceptar como propio. A mayor temor al cambio, mayor es el riesgo de padecer inflamaciones, supuraciones y aftas.

El grado 25 de Acuario y Mercurius Vivus.

Este grado encarna la idea pura que se espera encarnar en libertad, pero que queda condicionada o impedida por compromisos de orden afectivo y familiar, los cuales actúan como obstáculos y apalancamientos, ya sean éstos reales o imaginarios.

El grado 25 de Acuario, en el que reverbera Mercurius Vivus, describe un proceso que implica reconocer el peligro de estar utilizando los vínculos con los demás como escudo ante el miedo al fracaso, al vacío, al cambio y a la libertad. En definitiva, Mercurius Vivus puede ayudar a desmontar ciertas excusas que uno utiliza, transfiriéndolas a los demás, para seguir postergando ciertas decisiones que uno teme tomar.

La segunda mitad del signo de Acuario, y el grado 25 en particular, a parte de inflamaciones en cualquier parte del cuerpo, por su reverberación con Mercurius Vivus, se refiere al sistema venoso y capilar correspondiente a la pierna derecha (entre el tobillo y la rodilla).

jueves, 5 de febrero de 2015

A vista de águila


A vista de águila: el horizonte 2017-2020

En este blog he sostenido la idea de que Catalunya podría llegar a ser independiente, lo cual conllevará a una reformulación de España -de lo que quede de España- a medio plazo. En los últimos artículos que escribí de este asunto señalé que el periodo óptimo está entre los años 2017 y 2020. En el último de ellos sostuve que el trabajo que le correspondía hacer al pueblo catalán, la base social, ya está hecho. Lo que viene es no desperdiciar este capital o, lo que es lo mismo, que la élite política alcance el nivel de madurez y congruencia que el proceso requiere. Falta, sin embargo, otro factor: el de la complicidad expresa por parte de la comunidad internacional. Este apunte, no obstante, requiere de un dominio del tempo que va a ser tan importante como el que hasta ahora llevamos vivido. Me explicaré.

Remontándonos al periodo inicial del siglo XVIII, cuando el rey borbón sustituye al austria mediante la guerra de sucesión, vemos que la compactación del estado español (decreto de Nueva Planta) sucede con la connivencia internacional. Y lo mismo ocurrió con la expulsión de los judíos durante el reinado de los Reyes Católicos. Ello muestra que los aconteceres locales forman parte de un marco mayor sistémico. Lo que quiero decir con ello es que el desarrollo del proceso soberanista no depende sólo de los catalanes, sino, además, de las dinámicas y políticas sistémicas que están en desarrollo. Ello, claro está, supone un dominio del tempo. Es decir: mantener la tensión necesaria que permita no desperdiciar el capital social, por un lado, y percibir qué momentos son los justos para alinearse con el marco sistémico. El asunto requiere de una mirada de águila.

Y ahora voy a atreverme a hacer un vaticinio al respecto.
En relación a las elecciones del 27/9/2015 en Catalunya, me inclino a pensar que los partidos independentistas aumentarán ligeramente sus respectivos números de diputados en relación a las anteriores elecciones. Es posible que este aumento provenga de ciertas escenificaciones que a día de hoy aún no han podido darse. A partir del punto de inflexión que va a suponer las elecciones del 27/9/2015, el 2016 se presenta especialmente intenso -concentradamente intenso-, mucho más que todo el periodo que llevamos de proceso soberanista hasta ahora. Esta intensidad se debe a que el escenario sistémico mundial entra en convulsión. Y todo se empezará a mover a partir de noviembre de 2015, momento crítico con sangre y vísceras al aire.

Para una mayor detalle, les sugiero que lean los siguientes artículos:


domingo, 1 de febrero de 2015

Aconitum Napellus y la personalidad asustadiza.


Aconitum Napellus y el grado 11 de Piscis: la personalidad asustadiza.

Se suele recomendar Aconitum Napellus para sustos y estreses post-traumáticos, apuntando, incluso, hacia aquellas almas altamente impresionables que recogen energía ambiental cual esponjas hasta dejar que se incrusten sus impactos en los cuerpos físico, emocional y espiritual.

Sustos los hemos tenido todos en la vida alguna vez. Sin embargo, hay sustos que, según el entorno,  pueden estar siendo experimentados de forma continuada y sin defensa posible. Por ejemplo, en situaciones de guerra, de incertidumbre, actos terroristas, accidentes o cualquier otro cúmulo de experiencias que puedan dejar una huella de forma más o menos permanente. Se podría decir, pues, que Aconitum Napellus, según la dilución, puede ser indicado para los sustos recientes de causa concreta y para los sustos cuya causa se ha perdido en el tiempo pero que aún hoy mantienen su secuela viva. Por tanto, sustos, agitación, temor, aprehensiones.

En una de las tomas que hice -en concreto, la de 10.000 K- me sobrevino un miedo al enfrentamiento, a un evitar o postergar una situación dolorosa que de abordarla directamente podría haber dado lugar a un divorcio o a un final que se teme traumático. Y por eso, para evitar un trauma, uno acaba interiorizando los motivos de discordia; y es así como uno puede llegar a convertirse en un encubridor de, por ejemplo, de un compañero abusador o asustador. Por tanto, Aconitum Napellus, lo deduzco de esta experiencia, podría ir bien para personas que retienen dentro de sí sus conflictos con los demás, negando lo obvio, para evitar un enfrentamiento que pudiera dar lugar a un final de relación insoportable. Se trataría, pues, de esas personas que se asustan antes de que las cosas pasen, si es que llegan a pasar tal y como uno se las imagina.
Es en la relación con el otro en donde se encarna el asustadizo fantasma que vive en uno. La relación es -con determinadas personas, con el mundo, etc-, más que causa, el efecto de un susto existencial

El grado 11 de Piscis.

El grado 11 de Piscis representa a la persona condescendiente, que se deja utilizar, que no muestra sus discordias o sus apetencias reales. Puede tratarse de alguien aparentemente abnegado o sacrificado, silencioso, contenido o, incluso, calculador. Bien, en realidad, falsamente abnegado. Prefiere ponerse a disposición de los demás antes que demostrar cuáles son sus pretensiones o necesidades a las claras. Quizá sea por el susto o estrés que puede generar un conflicto abierto, acaso augur de un final doloroso e insoportable, que la persona interioriza las heridas de la relación haciendo creer que no pasa nada por el hecho de que no las manifieste abiertamente. Debido a ello pueden producirse somatizaciones del estrés. Y es así que veríamos como el cuerpo expresa lo que la censura interiorizada no le permite al alma. También, como vía alternativa, puede habilitarse el trabajo cotidiano -o la preocupación por mezquindad- como tapadera de las emociones que uno no se permite expresar. Entonces, pues, el trabajo quedaría convertido en una forma de adicción.

martes, 27 de enero de 2015

¿De qué se ríen de ti cuando se ríen de ti?

¿De qué se ríen de ti cuando se ríen de ti?
¿De qué te ríes cuando te ríes de alguien?

Podemos comprender la realidad a través del análisis, de la intuición, de la reflexión, del arte, de la conversación, de lo que dice la psicología, la sociología, la antropología, la historia, etcétera. También, a través de la paradoja, de la ironía, del humor. Sin embargo, hay en éste último un componente que marca la diferencia. A ello me voy a referir.

Descubrir una paradoja, lo irónico de la vida en ella, el humor (o con humor). Y aún más: descubrir que la imagen que uno desprende de si puede ser percibida como una caricatura de lo que uno cree que es, o de lo que cree ser y no es. Así, pues, el humor tiene la posibilidad de ser, en relación a uno mismo, un elemento aligerador y terapéutico, humorosamente autocrítico. Sin embargo, caso contrario, ¿qué ocurre cuando es otro quien se ríe de mi y no conmigo? ¿qué ocurre cuando quien se ríe de mi lo hace sin mi? ¿o que, cuando lo hace, lo hace sobre un asunto sobre cual no puedo poner distancia emocional, porque me coge desprevenido?

Hay quien teme tanto que se le rían que opta por mostrarse histriónicamente payasil, acaso para controlar, enmascarar o contener las situaciones provocadoras de risa ajena.

El sentido del humor y las piedras.

Acabamos de vivir el atentado de París contra Charlie Hebdo, una revista satírica que se mofaba, entre otras cosas, del Islam. ¿Del Islam, o de los islamistas? Y aquí está la cuestión: ¿de quién o de qué se ríe uno: de los valores de fondo o del modo de comportarse por parte de quien dice portar esos valores?

Nietzsche dijo que Dios había muerto, y muchos le tildaron de incrédulo y apóstata. En realidad, Nietzsche vino a decir que quien había muerto era la humanidad en su relación con lo divino.

Con los chistes y mofas contra Mahoma, el Papa, o quien sea,  pasa algo parecido: quien se siente aludido interpreta el humor de una manera muy personal, en función de con quien se sienta identificado y del nivel de identificación.  Es posible que un chiste contra el Islam, por poner un ejemplo, sea en realidad una mofa contra ciertos usos que las personas hacen del Islam, y que el Islam merezca un gran respeto, por otro lado, pero que, sin embargo, esté siendo pontificado con actitudes dogmáticas, prejuiciosas y mezquinas que acaso no tengan ninguna relación con el Islam.

Por lo tanto, la pregunta a hacerse es: ¿de qué nos reimos en realidad?

Si yo tengo en estima un valor, y veo que alguien lo pretende encarnar de una forma que yo considero mezquina, me puedo reir, me puedo mofar o lo puedo criticar. El aludido pensará, en el caso de reir, que me río de él y no de los valores. O que me río unívocamente de él y de los valores. Y hasta es posible que él no piense que me estoy riendo de él sino de los valores. Y si esos valores son sagrados, lo que menos pensará es que me estoy riendo de él. Su interpretación es que me estoy riendo de valores sagrados. Ni se le ocurrirá pensar que mi risa es debida a que lo que percibo de él no está a la altura de lo que yo esperaría de alguien que dice encarnar esos valores.

Y todo esto lo digo, además, por la situación en España, un país de Sagitario por el que el planeta Saturno está transitando entre fines de 2014 y  2017. Mucho humor necesitaremos para pasar este trance. O, si lo prefieren, mucha tolerancia será necesaria para soportar tanta risa ajena (y propia).

Para acabar, les recomiendo la lectura del documento adjunto. También, los recomendables artículos que Juan de la Fuente tiene publicados en su blog y que decodifican la situación en clave astrológica. Aquí van los enlaces:

miércoles, 7 de enero de 2015

Los días en rojo del 2015

Los días en rojo del 2015. 

Ya han pasado dos meses desde el 9 de noviembre, día en que se celebró una consulta en Catalunya relativa a su independencia. Ahora, estando ya en el 2015, y habiendo dejado atrás la rememoración de los eventos de 1714, estamos a punto de entrar en otra dinámica. Los argumentos historicistas expuestos durante este año último, aprovechando la coyuntura de dicha rememoración, deben dar paso a otro tipo de discurso.

También es posible que haya llegado a su máximo la expresión afirmativa de la independencia por parte de los catalanes que la desean para su país. Se dice que harían falta unos pocos cientos de votos más para que en un referendum legal la opción independentista resultara triunfadora. Más vale curarse en salud.
Así, pues, en este momento hay un grupo amplio de personas que quieren la independencia de Catalunya. Sin embargo, habría que ver qué podría suceder si la consulta hubiera sido legal, si todos los sectores interesados en pronunciarse lo hubiesen hecho a través de debates constructivos. Lo que ha ocurrido es que en la consulta ha participado quienes se tomaron en serio el asunto. A los demás les pilló fuera de lugar, o no quisieron participar por no ser legal. Sin embargo, con un referendum en el horizonte hay posibilidades de que quienes no se tomaron en serio la consulta empiecen a querer debatir de acuerdo a opciones que no quedaron bien representadas en el 9N.

El caso es que entre estos hechos y el ascenso de Podemos nos vamos a ir encontrando con un escenario muy fragmentado. La pregunta que me hago es acerca de las estrategias a adoptar por parte de los defensores de la independencia de cara a que el capital popular movilizado no se desmovilice o disperse ante la fragmentación en ciernes.
Mi opinión al respecto es que lo que los catalanes pro-independentistas podrían hacer ya está hecho. Es decir, como decía al principio, la opción independentista ha llegado a sus máximos, ocupando un espacio por mérito propio. A partir de ahora, en función de la congruencia y fidelidad de los políticos que representan tal opción, este capital puede mantenerse o disminuirse. Esos cientos de miles de votos que harían falta para asegurar el éxito en un referendum formal ya no puede venir de la pedagogía empleada hasta ahora. A partir de este momento sólo puede aumentar el número de votos a partir de estos factores:

a/ de la situación política resultante de las próximas elecciones legislativas (de aquí a un año), de tal manera que el caos a que de lugar invite a pensar en la independencia por parte de sectores que no la defendían o que se mostraban esquivos o sin pronunciarse al respecto.

b/ el otro factor es que desde sectores empresariales se produzca un cambio de discurso. Sin ir más lejos, acabo de leer un artículo en el suplemento Dinero de La Vanguardia del 4 de enero, firmado por Josep Maria de Anzizu, que apunta en esa dirección (“Los países pequeños son más eficientes”).

c/ otra alternativa a tener en cuenta, muy relacionada con las otras dos, es que el nuevo gobierno, el que surja de la próximas elecciones legislativas, ofrezca un pacto favorable para Catalunya (para disuadir de los afanes independentistas) y que luego no sea capaz de cumplir con su palabra (lo cual no es nuevo). En este sentido, acabo de leer unas declaraciones de Alex Salmond en las que no descarta plantear un nuevo referendum en Escocia, a la vista de los incumplimientos de las promesas por parte del gobierno de Londres.

En definitiva, la base que puede llevar a la independencia de Catalunya ya está hecha y tan sólo hará falta no perder este capital, esperando, por otro lado, que el caos que va a vivir España durante el 2016 genere más argumentos.

También podría ocurrir que la gestión de los partidos políticos en Catalunya, tras haber seducido al pueblo, se muestre decepcionante y volvamos a experimentar una nueva edición de aquel desencanto que ya vivimos en la época de los gobiernos de Felipe González. O lo que es lo mismo: después de tener encandilado al pueblo con un carisma de ficción llegó la corrupción, el engaño, el desencanto, el pasotismo y la abulia política.
En Catalunya podría pasar algo parecido, si no está ocurriendo ya, que los partidos políticos tradicionales no estén a la altura o no mantengan el comportamiento que el pueblo que les ha votado esperaba, o que aparezcan otras opciones, algunas de ellas con presencia viva, como la Assemblea Nacional Catalana, que al comprobar la ineficiencia de los partidos decida dar un paso y presentarse a elecciones al Parlament de Catalunya.

Y ahora quisiera dar cuenta de las fechas en rojo que pueden resultar claves para el proceso durante el 2015. Por poner un ejemplo, en los días de alrededor del 9N la posición de Marte en signo cardinal en relación a Urano y Plutón resultó determinante. De algún modo, este mismo hilo nos va a ir tirando durante el 2015. A saber:

1/ alrededor del 11 de marzo
2/ la segunda quincena de julio
3/ la primera quincena de diciembre de 2015

Lo del 2016 serán palabras mayores y tiempo habrá para hablar de ello. Lo que sí puedo decir es que caerán cabezas. De momento, el atentado de hoy en París, aunque ya es otro tema, es una avanzada de lo que se avecina en Europa para el próximo trienio (incluyendo el 2015). La posición de Saturno en Sagitario augura intransigencia aquí, allá y acullá.

martes, 6 de enero de 2015

La esponja agotada y el grado 17 de Cáncer.

Phosphoricum Acidum: la esponja agotada y el grado 17 de Cáncer.

Darse a los demás, no tanto por ellos sino por quedarse tranquilo con uno mismo. Es la apología de la bondad, aunque el motivo sea neurótico: la salvación de la propia alma. El caso es que nunca será suficiente con lo que uno haga; siempre habrá algo que si se deja de hacer acarreará mala conciencia
El asunto de Phosphoricum Acidum es que uno vive en un bucle. A partir de este hecho son posibles dos tipos de situaciones:

1.- La de la persona que sólo encuentra sentido en la vida cuando ayuda a los demás: primero les hace ver que está disponible; luego percibe que es su propio egoísmo el que le lleva a ello; se desmorona al darse cuenta de su juego. Por tanto, pues, esta persona dedica tanta energía a dar de comer al bucle que acaba agotada, procurando ayudar a los demás para salvar su propia alma. Así, pues, encuentra que no puede cerrar etapas, pues siempre acaba encontrando un motivo de culpa si lo hace, creyendo no haber sido lo suficientemente bondadosa. Vamos, que cree que todavía falta algo por su parte para poder emanciparse de la carga de conciencia.
Ya sea por karma, resonancia de vidas anteriores, por la propia voluntad o por obligación aportada por las circunstancias, Phosphoricum Acidum es la apoteosis de la abnegación y de la compasión. De algún modo, la persona habilita a los demás como los jueces que dictaminarán acerca de la salvación de su propia alma. Por ello, les seducirá, les ayudará, se dará a ellos, lo necesiten o no. Si no atina con las necesidades de aquellos a quienes pretende ayudar, éstos la rehuirán y la dejarán sola en sus ruegos. Es posible que este tipo de personas, al menos una de las variantes de Phosphoricum Acidum, opte por dedicarse al cuidado de los animales, de los enfermos sin remedio, de los discapacitados, de los frágiles, de los vulnerables, de los pobres, de los exiliados, de los desheredados, de los desarraigados, de los indigentes... y aún así percibirá que esta ayuda no es suficientemente eficaz, que se entrega sin que ello se traduzca en beneficio alguno. A partir de aquí empezará a girar el bucle de la autovaloración menospreciativa, por un lado, o se planteará si la ayuda y la entrega es más algo que tiene que más ver con la fe que con la eficiencia. Es decir, que lo que justifica la entrega es el hecho mismo, y no tanto las consecuencias que uno esperaba a priori.
Puede ser, también, que una persona con tal vocación, si ya encontró la manera adecuada de ejercerla, se dedique a fines religiosos o terapéuticos. Es decir, que su actitud esté canalizada y ordenada, aceptando los límites de la condición humana. Es la manera de mantener controlado el grifo emocional.

2.- La otra variante está representada por la persona desgastada emocionalmente debido a los cuidados que ha dispensado a otras almas, ya sea por la vocación o por una obligación coyuntural. Las secuelas de este desgaste se perciben en la dificultad para pedir ayuda, como si para sí misma no encontrara permiso o motivo para hacerlo. Se trata de un bloqueo, apatía, desinterés o abandono en relación a sí misma.  Como en la opción 1, puede haber apatía sin que haya un motivo claro. Es posible que ello provenga de una reverberación kármica.
Puede darse el caso de que la persona reclame indirectamente ayuda con excusas superficiales que nada tienen que ver con el motivo real. Puede ofrecer ayuda como forma de reclamar para sí lo que no osa pedir de forma directa.

En definitiva, Phosphoricum Acidum describe a alguien sumamente expuesto a las necesidades de los demás, que puede sentirse mal si no hace nada por atenderlas, aún estando en el derecho de no hacerlo. Su diálogo interno gira en torno a merecer salvar el alma a través de la entrega bondadosa. Sin embargo, está en su derecho en poder decidir cómo prodigar esta ayuda y poner límites que le protejan del vampirismo de los demás.

El grado 17 de Cáncer y el desgaste emocional.

El grado de 17 de Cáncer es uno de los que más intensamente encarnan la capacidad para darse, ya sea por recuerdo de otras vidas, por vocación o por obligación moral. De algún modo, el grado 17 de Cáncer representa a la persona que temporalmente ha cancelado la construcción de su propio futuro en favor de una contingencia dramática que la mantiene hipotecada durante gran parte de su existencia. Ello puede haber generado tal desgaste que ha llevado a la persona a borrar o a olvidar cuáles son sus necesidades elementales.

La función de Phosphoricum Acidum es ayudar a re-establecer el contacto con las ganas de vivir que quedaron eclipsadas durante tanto tiempo, llevando a la persona a que sea capaz de identificar y expresar concretamente lo que necesita sin evasiones ni subterfugios.

sábado, 3 de enero de 2015

Cuprum Metallicum y el grado 25 de Leo

Enderezando lo torcido; llenando el vacío... Cuprum Metallicum y el grado 25 de Leo.

La materia médica de Cuprum Metallicum lo menciona para temas muy diversos. Entre ellos, asma, espasmos, torceduras y calambres. Siendo el cobre el conductor eléctrico por excelencia, también podría tener relación con el sistema eléctrico corporal, el que relaciona al sistema nervioso con el sistema muscular.

Sin embargo, mi experiencia con las tomas de Cuprum Metallicum, a una dilución de 10MK, ha sido la siguiente, y todo en un mismo día:
- Experimentación placentera por cosas pequeñas, por lo sencillo, por lo elemental, por la quietud. Es decir, por detalles en los que hasta ahora no había reparado.
- Durante la misma noche soñé con una familia, con niños de unos 5-7 años, que se mudaban constantemente, llevando cajas arriba y abajo. De mudanza en mudanza, con sensación de desarraigo. Lo hacían en carros tirados por caballos. Parecía de una época en la que no había coches ni comodidades.
- Durante las horas siguientes me vinieron imágenes relacionadas con cajas, acaso influido por aquel mismo sueño. De ahí me viene una imagen de los dientes hincados en encías. Una visión en la que cada diente está mullidamente semiguardado en una cajita, la encía, el hueco en el hueso.
Deduzco, pues, que Cuprum Metallicum pueda ir dirigido a favorecer el bienestar de los tejidos húmedos, blandos y semiblandos que rodean los dientes. Por ejemplo, las encías.  También, para evitar que los dientes se desencajen, caigan o se muevan por retracción de esos tejidos.

- Justo después, me viene otra imagen del desarrollo del bebé en el útero materno. Podría ser que las patologías relacionadas con Cuprum Metallicum puedan tener que ver con el encaje agradable (o, más bien, al menos en algún momento clave, desagradable) del bebé en el vientre de su mamá. También, por lo mismo, el niño, que luego será adolescente y adulto, reproduce en su encajar en la vida los mismos avatares que experimentó en su periodo de gestación. Estamos hablando, pues, de un mejor o peor encaje en la vida en todos los ámbitos.

En lo psicológico, Cuprum Metallicum, puede ir dirigido a redirigir y rectificar actitudes que se han desencajado, torcido o desviado de su intención original. De algún modo, Cuprum M. favorecería el alineamiento entre los valores y su realización concreta. Es decir, el encaje de la persona, con una actitud sensata, serena y constructiva, en pro de la priorización de los valores que ha decidido encarnar.

Cuprum Metallicum y el grado 25 de Leo.

El grado 25 de Leo, grado en el que reverbera Cuprum Metallicum, simboliza a la persona honesta pero aparentemente conformista. Se trata de alguien que acepta sus limitaciones, que procura aprovechar los buenos momentos de la vida; que pudiendo llegar a más no llegó y que, sin embargo, no se dedicó a mirar hacia atrás con nostalgia o frustración, ni se lamentó por ello, ni se culpó, ni se castigó. Y ni tampoco culpó a las circunstancias externas.
Se trata de alguien que teniendo un pie en la aventura y el otro pie en la calma que da la seguridad, optó por lo último.
Cuestión de escoger y, ante dilemas y tentaciones, dar prioridad al valor predominante y encarnarlo sabiendo despedirse de lo que ya está claro que no se encarnará. Sin nostalgia por lo que pudo ser y no fue.

Deduzco de ello que Cuprum Metallicum puede irle bien a quien no está conforme con nada, ni consigo mismo; a quien no se gusta; a quien quisiera ser otra cosa que no es él mismo; quien vive en una discordia entre lo que quisiera vivir y lo que corresponde vivir.

Segunda tanda de tomas de Cuprum Metallicum (post scriptum).

Pasados unos meses de la primera tanda de tomas, hice una segunda. Resultó curioso ver la cantidad de coincidencias, desde acontecimientos externos hasta sensaciones corporales -picor en extremidades inferiores, vértigo, mareo, acidez, diarrea; rotura de tiestos con plantas en el patio de casa, por viento; avería irreparable en el ordenador, en el disco duro-. Deduzco de ello que Cuprum Metallicum también podrá ser válido para tratar problemas estomacales, por ejemplo. También, para problemas de circulación, en arterias y venas, los cuales serían el simil de lo que para una planta sería el tiesto que la acoge. Y hasta es posible que pueda ser un preventivo contra el ictus. E, incluso, para las pérdidas de memoria (por lo del disco duro).
De algún modo, además, Cuprum Metallicum puede actuar favorablemente en casos de mal aislamiento, tanto en lo fisiológico como en lo metafórico. Lo deduzco por el tema de los derrames, de las rupturas de vasos y tejidos. Es decir, que podría ayudar a mantener las cosas en su sitio: los fluidos corporales en sus canales y los asuntos, internos o externos, en su lugar. Así, pues, podría actuar para proteger, para contener, para encajar en las limitaciones que protegen. Por eso mismo, las tomas de Cuprum parecen ayudar a sacar del cuerpo (el gran canal) aquellos factores que erosionan o acidifican los canales (las venas, las arterias, los conductos, incluso los intestinos y el estómago) y dejan desprotegidos los tejidos por los que transita la información.

También, para personas en situaciones de expatriación, exilio, mudanza difícil, pérdidas de posición existencial, cambios de entorno cultural, cambios en el contexto laboral, ceses, dimisiones, jubilaciones, aclimataciones difíciles, divorcios, etcétera. También, en casos en que ha habido un transplante de algún órgano, para que a éste le resulte adaptarse mejor al cuerpo que lo va a albergar.

En definitiva, para situaciones de desencaje, para una mejor armonía o coherencia. Para quien no está conforme con quien es o con el tipo de vida que lleva. Para quien siente irritación, ya sea en lo fisiológico -en los tejidos orgánicos- o en lo psicológico -en las actitudes-.

viernes, 12 de diciembre de 2014

El berenjenal español

El berenjenal español y la política líquida.

De Alfred Pastor leo un artículo sin desperdicio publicado hace unos días en el que habla de la aversión al riesgo, que me da para pensar si este asunto es extrapolable a otros ámbitos. De su lectura deduzco que es un tema endémico, el del miedo. Miedo al fracaso, aversión al riesgo: todo uno. En ese mismo día escucho a Gemma Ubasart, la representante catalana de Podemos. Denoto en sus palabras algo que me recuerda a otros líderes de nuevo cuño: parece que no tengan ideas propias (o tengan miedo a tenerlas, pues evitan la concisión por sistema), a excepción de las que les sirvan de apoyo a su ambición personal (y no lo digo sólo por ella). Su discurso es una contrucción de mercadotecnia, puro marketing. Nada nuevo bajo el Sol, por otro lado.
Por cierto, de los parlamentos de Gemma, que últimamente veo que sale mucho en TV3, no he entendido nada, salvo que ella esté hecha un lío (o yo).

Entre una cosa y la otra me da por pensar que eso del miedo y la aversión al riesgo lo copa todo y más. Incluso en actitudes aparentemente aguerridas, como las de Oriol Junqueras, etcétera. Me pregunto cómo alguien podrá justificar un cambio de opinión tras haber estado proclamando algo que ha sido contestado desde dentro y desde fuera. Habría que ser muy valiente, además de aguerrido, para contradecir, si ello es mejor, lo que se ha estado sosteniendo públicamente en estos últimos días. Me refiero a lo de las listas separadas, compitiendo con la propuesta de Mas.

Entiendo que estos tiempos de incertidumbre puedan dar lugar a que discursos y liderazgos se conviertan en cosa líquida (parafraseando a Zygmunt Bauman). Es decir, algo sin forma. O que la forma que tienen sólo pretende llegar a lo emocional de las personas, pues en realidad nadie sabe a dónde va, y ni tan siquiera qué ideas defiende (o defenderá, o podría llegar a defender, al cabo de unos días).

Estas personas, vuelvo al caso de Podemos, líderes de partidos emergentes de ideas líquidas, ya no van con un mensaje claro sino con un argumento que parecen haber aprendido en las escuelas de negocios según la moda que toca. Son argumentos, si es que se puede llamar así, artificiales, sin alma. Parecen aspirantes a actores y actrices ensayando para gustar a público y prensa. No importan las ideas sino las escenificaciones y los eslóganes hechos a medida de la indignación, del miedo o de lo que venda más. Sin embargo, de fondo hay una aversión al cambio y a asumir riesgos. Miedo de fondo camuflado de aparente osadía.

De los líderes convencionales, los de la casta, idem de idem: el mismo miedo y la misma aversión. Con un añadido: el fracaso de su modelo.

El lider tradicional tiene mucho que perder; el líder emergente tiene mucho que ganar. Y en ambos casos existe el mismo común denominador: el miedo a soltar lo viejo (unos) o el miedo a no ser consecuente con lo nuevo que dicen defender (los otros).

Vivimos, en estos tiempos que corren, la genial paradoja de ver como la ambición campa por sus fueros, al tiempo que vemos que no hay idea de a donde ir. Es decir: el líder que quiere posicionarse ante su audiencia no sabe a donde ir. Tiene claro que esta es su oportunidad... pero sin saber si lo que dice defender lo podrá defender una vez alcance la cumbre. Nada nuevo bajo el Sol.

Casualidad.

En el mismo periódico leo algo relacionado con Convergencia, que cito textualmente: 
La dirección del grupo de CiU ha visto como algunos diputados han expresado en privado una “lógica inquietud” por su futuro, a los que se ha tranquilizado ofreciendo ciertas garantías sobre salidas profesionales.

viernes, 5 de diciembre de 2014

Están clavadas dos cruces...

Me propongo en este artículo señalar que los hechos, en concreto dos, pueden contener, más allá de su literalidad, sendas claves simbólicas que pueden interpretadas.

En el plazo de una semana Artur Mas y Oriol Junqueras han expuesto, en sendas conferencias, sus respectivas visiones acerca del panorama abierto a resultas del 9N. La conferencia de Artur Mas, en el Fórum, en el extremo este de la ciudad, allá por donde sale el Sol; la de Oriol Junqueras, en el Palau de Congresos, en el extremo oeste, allá por donde el Sol se dirige a su ocaso. Sólo con este detalle podemos entender que Oriol y Artur tratan de escenificar sus diferencias, por más que digan que quieran llegar a acuerdos. En esas conferencias, según lo visto por los lenguajes no verbales y por los símbolos que concurren, se escenifican las diferencias, más que la voluntad de acuerdo. Es mejor que ocurra ahora que más tarde. Que salga todo ahora, vamos. Imagino que en la próxima vuelta de tuerca, dentro del proceso político, concurrirán otros símbolos. De momento, los que hay indican que cada uno está estirando de la cuerda desde lugares situados a la máxima distancia.

Por cierto, el punto equidistante entre el Forum y el Palau de Congresos se situa en el cruce de Passeig de Gràcia i Diagonal, a tocar de la sede de Convergencia. Curioso, ¿no?

Debo decir que prefiero la lista única integradora propuesta por Mas. La diversidad de listas propuesta por Oriol denota que siente desconfianza hacia Artur. Mala señal. Por otro lado, y esto es lo que chirría, según sostiene Junqueras, que lo de que haya varias listas es para que nadie se sienta excluido. Esto es como decir que esa lista de Mas no puede ser, recela Junqueras, lo inclusiva que dice Mas que debe ser. Según esto, para que nadie se sienta excluido, debería haber listas por barrios, pueblos, gremios, colegios profesionales, asociaciones, sectores sociales, etcétera. Hasta yo quisiera participar en una lista, por favor, para no sentirme excluido.

La otra clave simbólica nos viene dada por la posición respectiva de la Luna en los días de celebración de las mencionadas conferencias. El día de la de Artur Mas la Luna estaba en Capricornio, un signo que indica avance lento, cauto, pragmático, calculador, disciplinado y discriminativo -el seny-. El día de la de Oriol Junqueras, en Aries, como él, un signo impulsivo, directo, impetuoso, aguerrido, espontáneo, rápido -la rauxa-. Estas Lunas denotan incompatibilidad. Habrá que esperar la llegada de otros hitos futuros, los cuales, con sus claves simbólicas respectivas, pueden alumbrar mejor el camino. De momento, la situación expuesta denota que faltan por atar cabos psicológicos importantes.

Artur y Oriol.

Mas y Junqueras, les guste o no, se den cuenta o no, mantienen una relación muy simbiótica y mutuamente interdependiente. De las dos posturas que cada uno defiende sólo una puede prevalecer. No es posible la igualdad, o el pacto a partes iguales, entre ambas posturas. O hay subordinación voluntaria por parte de uno de ellos, o la deriva es la muerte de uno o de ambos, y hasta del proceso independentista. Y esta es la cuestión: ¿quién estará dispuesto a sacrificar su posición en pro de lo que defiende? Y quien deba desdecirse, ¿cómo lo justificará ante su audiencia, especialmente si ésta la ha estado secundando explícitamente?

Según mi parecer, dado lo expuesto, la mejor función de Oriol es velar por que la lista de Artur sea verdaderamente representativa. Es decir, que lo que sostienen ambos acabe encarnándose y transmitiéndose sin fisuras, y no con desconfianzas y tiranteces. Deben aceptar lo simbiótico en su relación. Negar este hecho con tozudería puede llevar a la muerte.

Están clavadas dos cruces.

En relación al proceso soberanista, un elemento clave es la percepción por adelantado de los momentos que en el futuro puedan ser clave. En otros artículos de este blog me he estado refiriendo al 2014, ya cumpliéndose, al 2017 y al 2020. En concreto, el tramo que va de 2014 a principios de 2017 promete ser explosivo. En concreto, y de forma especialmente concentrada, el 2016.

Desde este blog he estado avisando de que en el 2016 se forman dos cruces tremebundas. La primera de ellas la forman Júpiter, Saturno, Neptuno y Quirón, cuya posición en signos mutables se había producido en 1936. Se podría decir que 1936 y 2016 presentan grandes parecidos. Estas cruces, la de 1936 y la de 2016 afectan a aspectos esenciales del carácter de España, en lo social, en lo económico, en lo referente a luchas por el poder, en la tendencia a negar la realidad, en ese espíritu reaccionario que no acaba de soltarse. Así, pues, no hemos llegado aún al annus horribilis español.

La primera cruz, la que asemejará el 2016 a 1936, afectará al primer semestre; la segunda, diferente, lo hará durante el segundo semestre de 2016 y primeros meses de 2017. Esta última se asemeja a la cruz que se formó en el 2010, un año clave en el proceso relacionado con la crisis sistémica. Es de esperar que el 2016, entre una y otra cruz, sea el de los grandes recortes, la de la autodestrucción controlada de la Unión Europea. Lo vamos a notar todos, ya verán.

Yo me pregunto, ante este panorama que les acabo de narrar, qué gobernante querrá estar al frente de un país, con el marrón que nos va a caer encima, si no es por un motivo trascendente.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Silicea y el grado 15 de Piscis

Silicea y el grado 15 de Piscis: la rigidez blanda o la blandura rígida.

“A una zona del cuerpo excesivamente rígida le corresponde otra excesivamente blanda.”
Este aforismo, procedente de las lecturas de los libros de Alexander Lowen, me parece que cuadra muy bien con el temperamento que se correspondería con el homeopático Silicea. Se trata, pues, de un carácter que siente que le falta consistencia, la cual es compensada con rigidez, tanto en la musculatura como en la actitud. Probablemente se trate de alguien que siente que no puede llegar a donde pretende. Quizá se trate de personas ambiciosas, aunque con una falta de estructura interna difícil de asumir o de definir. La mezcla de ambas cosas puede dar lugar a que la persona pueda actuar laxa, cuando la situación requería de firmeza, o rígida, cuando la situación requería de flexibilidad. El resultado de ello es una actitud en la que se alternan la permisividad y la prohibición.

El silex, el sílice, es uno de las materiales más duros existentes en la naturaleza. Por esa razón, Silicea puede ser interesante en casos de rigidez muscular y/o falta de consistencia ósea. En lo psicológico, Silicea puede ser excelente para reestructurar actitudes: para flexibilizar los comportamientos rígidos y para aportar firmeza a actitudes a través de las cuales uno permite lo que no debería permitir.

El grado 15 de Piscis.

Silicea resuena en el grado 15 de Piscis, uno de los grados más saturninos existentes en este signo.
El grado 15 representa a la persona que proyecta sus ambiciones sobre instituciones, comunidades, congregaciones; en definitiva, sobre ideales y causas colectivas, etcétera. Es como si al trascender las propias ambiciones en nombre de una causa mayor se pudiera dar uno el gusto de proclamar que no las tiene, que las ha superado, que ha quedado exento de estar obligado a cumplirlas o a realizarse individualmente a través de ellas. O que tiene un interés transpersonal bajo el cual se cobija. Dicho de otro modo: las comunidades humanas, a través de ideales colectivos, son el vehículo perfecto para obtener la dispensa de encarnar las ambiciones en primera persona. Puesto que uno siente que no tiene fuelle para permitirse la realización en primera persona del singular, mejor que sea en nombre de la primera persona del plural; en definitiva, de un nosotros grande que autorice y legitime lo que a un yo pequeño no le está permitido.
A menudo encontramos personas representativas de Silicea en entornos de poder de alto rango. En estos contextos los individuos son relevantes en la medida en que la institución lo es. Así, pues, son servidores en comunidades complejas, en las cuales pueden encontrar el cauce adecuado para sublimar sus ambiciones.

martes, 18 de noviembre de 2014

Astrología política


A parte de su expresión en la vida de las personas, los momentos fundacionales de empresas, partidos políticos y países también pueden ser monitorizados a través de un mapa astral. Estos que expongo corresponden a las fechas de fundación de Esquerra Republicana de Catalunya y de Convergencia Democrática de Catalunya, partidos que están en el punto de mira. Ambos articulan una buena parte del proceso soberanista que está en ebullición en Catalunya. Sin embargo, gran parte de los debates giran en torno a si la actitud de los partidos (y no sólo CDC y ERC) es la adecuada dada la excepcionalidad del momento. En concreto, se dice que los partidos no muestran señal de sacrificio. Vamos, que no dan muestra de ir más allá de sus intereses de partido. También se dice que haría falta algún tipo de plataforma transversal más transparente y participativa.

Entonces, pues, observo qué movimientos hay en los partidos que pueda augurar algún cambio significativo. Observando ambos mapas se constata que los va a haber. En concreto, en ERC hay un proceso de transformación muy marcado -perceptible en los tránsitos planetarios, tanto de estos últimos años como de los venideros a corto y medio plazo-. En concreto, en ERC se percibe que el periodo de cambios seguirá con gran intensidad hasta el 2019. Sin embargo, las transformaciones en ERC no son nuevas. DE ello deduzco que es un partido muy sufridor y capacitado para aguantar crisis y más crisis.

En la Carta de CDC se percibe que el periodo más intenso todavía ha de venir. En concreto, desde primavera del 2015 hasta el 2018. Sin embargo, en el mapa de CDC no percibo que exista el mismo nivel de resistencia heroica que el que está señalado en el mapa de ERC.

Me pregunto yo si estos partidos, especialmente CDC, aguantarán pruebas de estrés tan intensas. La máquina de arrasar les está afectando, y más que les afectará en estos años que vienen. El ego de cada partido no será el mismo después de este tsunami, si es que queda algo para la posteridad.