lunes, 27 de junio de 2016

Partidos políticos y organismos vivos

Los partidos políticos son organizaciones vivas. Funcionan como un organismo, con huesos, músculos, órganos, vísceras, mente, relaciones internas y con el entorno, psiquismo y espiritualidad. Como las personas, son entidades mentales. O si lo prefieren, son parte de una entidad mental mayor compartida entre la organización misma y las personas con las que establecen relaciones, ya sean militantes o individuos cuyas estructuras de carácter resulten resonantes. También, como entre las personas, los partidos políticos también se relacionan con otras organizaciones sociales, con las que establecen relaciones de simpatía, antipatía, atracción o rechazo. Y si existe alguna herramienta que permite equiparar la psicología de una organización con la psicología de las personas esa es la astrología. 

Entre dos personas es posible captar su nivel de compatibilidad. A través de la grafología, por poner un ejemplo. En cambio, para establecer el nivel de compatibilidad de una organización con otra, de una empresa con otra, o de un partido con otro, la única manera es comparando los mapas astrales respectivos. Es posible, por ejemplo, saber qué tipo de vinculación astral hay entre Esquerra Republicana de Catalunya y Podemos.

El rubro astral de los partidos políticos.

Me pregunto cómo es posible que la inmensa mayoría de los partidos políticos catalanes tengan todos un fuerte rubro de Agua -Cáncer, Escorpio y Piscis-. El elemento Agua es el elemento mudo. No se puede hablar con la cabeza hundida en el Agua. Eso sí, se puede flotar o nadar. Y si hablas, te arriesgas a tragar con lo que entra.

El PSC fue fundado bajo el signo de Cáncer. Convergència Democrática de Catalunya, bajo Escorpio. Unió Democràtica de Catalunya, bajo Escorpio. Ciutadans, bajo Piscis. Esquerra Republicana de Catalunya, bajo Piscis. Iniciativa per Catalunya, bajo Piscis. En Comú-Podem, bajo Escorpio. Las excepciones son la CUP (Fuego) y el PP (Aire). Ah, y la fundación del PSUC, matriz primera de lo que hoy es Iniciativa per Catalunya y En Comú-Podem, bajo Fuego. Precisamente, a finales de julio próximo hará 80 años de su fundación. 

En el próximo artículo -la parte II- les hablaré de la timidez organizacional, cosa que se refleja mucho en los partidos políticos. Una pista: puede haber personas intrépidas y audaces en los partidos políticos, eso es obvio, además de honestas. Sin embargo, hay estructuras de carácter en (algunos) partidos que actúan castrando esa posibilidad.

domingo, 26 de junio de 2016

La construcción de la desigualdad

La construcción de la desigualdad y la ocupación de un lugar en la historia.

En este artículo me voy a ocupar de relacionar la construcción de la desigualdad social con la pulsión por ocupar un lugar en la historia por parte de algunos individuos. Y todo ello, bajo el reflejo del ciclo de 84 años, que tanto acontece en el Cielo como en la Tierra. Por lo tanto, nos estamos refiriendo al papel que Urano tiene en nuestras vidas.

En otros artículos de este blog me he referido a Urano como el planeta cuyos principios guardan paralelismo con los ideales liberales, la derecha democrática, la libre empresa, el mundo de los negocios y los frutos de la interacción humana, especialmente cuando esta interacción aún no ha sido regulada por códigos legales. Podríamos llamar a esta relación así: transversal y alegal (o prelegal). Neptuno, en cambio, representa al Estado (y a sus instituciones) y a la izquierda no anarquista; y Plutón, que representa a la banca, a la oligarquía y a los poderes ocultos que están más allá de la división entre derecha e izquierda.

Así, pues, en este artículo le voy a dar un par de vueltas al significado de Urano.

La ocupación de un lugar en la historia.

Además de lo dicho, Urano representa momentos en el tiempo en los que son posibles generar puntos de inflexión excepcionales que luego el devenir histórico irá poniendo en su lugar. Estamos hablando de la ocupación disruptiva de un lugar en el flujo de acontecimientos. Pongamos como ejemplo el caso de Napoleón, que se coronó a sí mismo. Es decir, el Urano astrohistórico nos habla de una actitud que es capaz de interpretar y visualizar la realidad potencial contenida en un momento histórico determinado. Y es a partir de lo atinado de esta interpretación que determinadas mentes visualizan el lugar que deben ocupar, para apropiarse de un lugar y de unas funciones que sólo ellas pueden encarnar. Estamos hablando tanto de individuos como de grupos. A menudo, como sostén de estas acciones, es utilizada una cobertura ideológica o religiosa que sirve como coartada. Es decir, un consenso que actúa inconscientemente. Y es precisamente de la lectura que se haga de este consenso que individuos avezados (y grupos que les secundan, se den cuenta o no) se apropian del momento único, lo diseñan y ocupan un lugar en la historia.

La construcción de la desigualdad.

El otro factor, igualmente relacionado con el ciclo de Urano, es el de la construcción de la desigualdad. Con ello me estoy refiriendo a que cada época de la historia requiere de una actitud creativa, innovadora, arriesgada y disruptiva, la cual interpreta la realidad como posibilidad única para poder ocupar un momento trascendente que puede reportar prosperidad para quienes sepan encarnarlo. Otros individuos, en cambio, pueden no percibir ninguna oportunidad, ya sea porque no es para ellos o porque no tienen la actitud que correspondería. Y así es como vemos que cada época viene investida de unos valores que piden ser encarnados con la actitud que resulte resonante con ellos. 

En cada época histórica hay personas que se suben al tren y otras, en cambio, lo pierden. Por tanto, requerirá que cada persona interprete la realidad de acuerdo a su carácter, intereses, lugar en el entramado social y percepción de los movimientos que estén teniendo lugar. Por tanto, el movimiento astrohistórico de Urano actúa facilitando la promoción a unas personas y negándoselo a otras. Ahora lo explico un poco mejor.

El ciclo de Urano es de 84 años, articulado en base a 12 oleadas de 7 años cada una. Desde el 2010 tenemos a Urano en Aries, que promueve la competición egocéntrica y el individualismo creativo. A partir del 2018 Urano entrará en Tauro -y se estará ahí hasta mediada la siguiente década-. Como Tauro es un signo relacionado con los valores tangibles, con el dinero y con la economía productiva, es de esperar que a partir del 2018 asistamos a acontecimientos que dejarán fuerte influencia sobre el mundo durante lo que queda del ciclo.

Antes del 2010, por poner otro ejemplo, Urano estuvo en Piscis (desde el 2003 al 2010). Fueron los años en los que la economía financiera vivió sin control y alocadamente, hasta precipitarse al vacío, tal y como lo cuenta la película "La gran apuesta". Justamente habla de esos años, en los que del delirio pasamos a la explosión de la burbuja, al crash y a la posterior indignación.

jueves, 23 de junio de 2016

Conflictos humanos y codicia espiritual

El picado de la piedra y el ciclo de 2 años: los conflictos humanos y la codicia espiritual.


Hablé de él en otros artículos de este blog. Me refiero al ciclo que forman las conjunciones entre Marte y Saturno. Se trata de los dos maléficos, según la terminología tradicional. Llevado a un lenguaje más actual, sería algo así como picar piedra, manejarse con el yunque y el martillo o, incluso, dejarse la piel en un empeño que lo valga.

Este ciclo de 2 años suele pasar desapercibido, y más en una época como la actual, atosigados como estamos por otros acontecimientos astrales más vistosos.
Por tanto, pues, recuperemos la importancia de este ciclo, que adquiere una relevancia debido al contexto de incertidumbre y estrés en el que está sumido el mundo.

De alguna manera, el signo en el que acontece cada conjunción define el tipo de esfuerzo requerido. Así, pues, la última habida recayó en Escorpio, en el 2014; la próxima, a partir del próximo agosto, en Sagitario; la siguiente, en Capricornio, en el 2018; y la siguiente, en el 2020, en Acuario.

El ciclo en el que aún estamos, hasta agosto, viene marcado por la conjunción entre Marte y Saturno que tuvo lugar hace dos años en Escorpio. Se trata de un signo crítico y destructivo, cuyo lema es que para empezar a construir primero hay que destruir, para luego de la derrución salvar lo salvable y deshechar lo que tiene que ser deshechado. A partir de ahí, una vez desmontado el sistema, podemos plantearnos qué diseño sería menester antes de empezar a construir. Esta conjunción, cuyo desarrollo estará vigente hasta el próximo agosto, supone un trabajo profundo con emociones poco agradables. Posiblemente sea este el trabajo fundamental: fortalecer las emociones, aprendiendo a vivir en medio de la incertidumbre; poner atención sobre la mente profunda inconsciente, tanto para no dejarse llevar por el delirio optimista infundado como por el miedo a la derrota, a la frustración. Y también, para no dejarse llevar por el pánico de un mundo en descontrol.

El descontrol ambiental es necesario, para lo cual hay que estar experimentando emociones muy implosivas (detonan hacia dentro) o explosivas (especialmente las que vienen de nuestras relaciones con otras personas). Todo ello puede suponer, para quienes sean especialmente sensitivos, una fuerte sensación de estrés con la que habrá que surfear (como si fuera una ola). El resultado puede ser transformador o transtornador, según si el estado emocional es más o menos maduro o inmaduro.

A partir de agosto se producirá una conjunción entre Marte y Saturno en Sagitario, lo cual dará lugar a otro ciclo de dos años. Esta conjunción propone otro tipo de trabajo: el de afrontar prejuicios y esquemas mentales obsoletos. También, acometer la realidad putrefacta (la que ha sido desenmascarada por la anterior conjunción en Escorpio) con generosidad, alegria y humor, procurando superar la tendencia sagitariana al dogmatismo, a la mezquindad y a la codicia espiritual. Esta alegría no va a ser fácil, pues se trata de una alegría que sobreviene como consecuencia de la comprensión y elaboración de lo heredado de los ciclos anteriores. Además, esta alegría, habiéndola elaborado, nos llevará a aceptar la presencia de la muerte (entendiéndola como parte de esa fuerza descomunal que es la vida).
Debo decir que la acción de esta conjunción dará situaciones muy delicadas en lo mundano. Es una conjunción que anuncia grandes peligros y conflictos, con gran confusión y miedo a las pérdidas, al vacío e, incluso, sensación de miedo debido al despotismo y a otras formas tiránicas propias del humano cuando no acepta sus limitaciones. Las conjunciones en signos de Fuego son pro-imperialistas. Por tanto, presenciaremos actos generosos y actos mezquinos.
Como bien se sabe, Sagitario es un signo que guarda mucha relación con España, con su historia, con su actual situación. Es más que posible que esta conjunción conlleve un empobrecimiento de la conciencia de país.

Más adelante, en el 2018 y en el 2020, viviremos las siguientes, que serán crecientemente cruciales. Se da el añadido que en el 2018 Urano y Quirón cambian de signo, lo cual augura cambios mundanos que notaremos de forma muy obvia. Es muy posible que a partir de estas coordenadas, las guerras y los desórdenes que vamos a vivir con el ciclo que se inicia en agosto del 2016 (así, pues, atención al peligroso bienio 2016-2018) empiecen a ser superados a partir del 2018.
La conjunción entre Marte y Saturno del 2020 coincide con una oleada de otras conjunciones, lo cual me lleva a pensar que el 2020 va a ser un año que dejará huella para el resto del siglo.

Los otros artículos son estos:
El ciclo de 2 años y las conjunciones entre Marte y Saturno.
La forja del hierro y el ciclo de 2 años.
Agonía 2016.
Catalunya: 2016-2017.

domingo, 19 de junio de 2016

El Brexit y los Marianos



El 23 de junio los británicos votarán y decidirán si se quieren quedar en Europa o no. Una vez escuchados, Cameron hará unas maniobras. De hecho, el referéndum es una maniobra más dentro de un conjunto de maniobras. Todo ello es una guerra sin cañones, pero una guerra que tendrá como consecuencia una posguerra.

En relación a este referéndum, desconozco la letra pequeña, que la hay. Así, pues, tanto si se da el sí como si se da el no, la UE va a entrar en una vorágine de cambios. El mapa astral que aquí presento corresponde a la puesta en vigor del Tratado de Maastricht. Ahí se ve la afectación actual, realmente fuerte a partir de ahora e in crescendo durante una buena temporada. Por eso decía que el resultado es lo de menos, pues lo que realmente importa es la letra pequeña del contrato. Y tanto la hay -y la habrá- si el Reino Unido se queda como si no se queda. Es decir, Cameron, si se vota seguir en la UE, pondrá condiciones que afectarán a todos los países que forman parte de ella. Y si el Reino Unido sale, también nos afectará a todos.

Entonces, pues, digo yo que si los ciudadanos del Reino Unido votan en referendum sobre su permanencia en la UE, ¿no deberíamos votar todos los europeos, puesto que sobre nosotros van a repercutir sus consecuencias? Esto lo digo por las referencias a un posible referéndum sobre la independencia de Catalunya, que debería, según dicen algunos Marianos y asimilados, ser votado por todos los españoles. Porque si los Marianos consideran que los británicos son soberanos para decidir sobre su futuro, también los catalanes, ¿no?.
Es decir, y esto va dirigo a todos los Marianos Rajoys que en este mundo son: Si ustedes plantean que un referéndum en Catalunya ha de concernir a todos los españoles, según vienen diciendo algunos de ustedes, y que por eso todos deberíamos votarlo, ¿por qué de algo tan importante como es que que el Reino Unido permanezca o no en la UE ustedes no dicen nada al respecto? ¿Es España una nación soberana, tal y como ustedes presumen; o es que ya no queda nada de soberanía y España (y ustedes, Marianos) es un mero títere? Porque si es así, ¿qué sentido tiene mantener con vida a un país institucionalmente insostenible y falsamente soberano?

Ah, y la otra:
En relación a la protección de la biodiversidad. El otro día le pregunté a un amigo que votó al PP y que ahora votará a Ciudadanos:  Si estuviera en tu mano, ¿quisieras evitar la extinción de especies animales? Su respuesta fue sí. En cambio, a la pregunta de qué le parecería que el catalán dejara de hablarse, me contestó que le resultaba igual. Y yo me pregunto: ¿es que la cultura de los pueblos no forma parte de la biodiversidad del planeta?

miércoles, 15 de junio de 2016

Sobre el caso de Barney Thomson


La leyenda de Barney Thomson

Me gusta el cine inglés. Me gusta, por ejemplo, el estilo Monty Python. También, aunque no sean british, el cine de los hermanos Coen; en concreto, por ejemplo, O'Brother o El Gran Lebowsky. Pues bien, encontré que La leyenda de Barney Thomson tiene algo de todos ellos, más algunas otras cosas sumamente originales, incluyendo un paradoja moral que aparece justo al final de la película, y que me llevó a tener la impresión de que en ella hay más perlas.

También soy fan de Robert Carlyle, quien, además de actuar ante cámara, es el director de la película. Por cierto, primerizo en el oficio de dirigir. 

Debo decir que los primeros compases de esta película me dejaron un poco descolocado. Los encontré demasiado histriónicos para el estado de ánimo que yo traía. Sin embargo, según va pasando el metraje la cosa se van poniendo en linea (y yo con ella). El encuentro entre el personaje interpretado por Robert Carlyle y el de Emma Thompson (hijo y madre), cuando ella entra en escena por primera vez, empieza a darle el tono a la historia. Es decir, atención a ellos dos. Por cierto, el registro que consigue transmitir Emma Thompson, verdaderamente inusual en ella, es la clave para la entonación general del film. Parece irreconocible.

Ah, y la historia, que no desvelaré, llena de ironías, de diálogos disruptivos. Insisto en que lo fuerte está en al juego que Robert y Emma se traen, y que La leyenda de Barney Thomson va gustándome más según avanza.

La paradoja final, expresada cuando el embrollo se salda a favor del personaje central, el interpretado por Robert Carlyle, lleva a pensar cómo un individuo con falta de carisma y mala suerte, hasta el punto de ser despedido de la barbería en donde trabaja, pues no gusta como barbero a la clientela ni a sus compañeros, se torna favorable a él como resultas de la popularidad lograda por tan lamentables acontecimientos. Bien, digo lo de lamentables teniendo en cuenta que es una comedia.

Me gustaría mencionar a Ray Winstone y a Tom Courtenay, impagables ambos.

domingo, 12 de junio de 2016

Carol

El director es Todd Haynes, quien me deslumbró con Lejos del cielo, una obra memorable.
Carol es una pequeña gran obra de arte. Lo es por diversas razones. Narra la historia de dos mujeres que se enamoran la una de la otra, en un contexto histórico que no les acompaña. Ahí vemos la lucha de cada una por mantener su dignidad y su fidelidad a si mismas por encima de los prejuicios que imperan, con toda la carga de violencia subrepticia que ello supone. Esta fidelidad a la auténtica naturaleza de uno supone muchas cosas, y todo ello está expuesto en Carol.

Aunque el título alude a una de las protagonistas, Carol, interpretada por Cate Blanchett, me referiré al personaje que interpreta Rooney Mara. Se trata de una mujer que nunca ha tenido nada claro en la vida. La interpretación es un prodigio, y casi diría que el centro de lo que la película explica está justo encarnado en el personaje interpretado por esta actriz.
Decía que no había tenido nada claro en la vida, hasta que aparece Carol y la saca del armario. Pero no solo del armario de la sexualidad, sino de otro que lo es tanto o más limitador. Me refiero al de las clases sociales. Una de ellas está muy bien situada en la vida, con amistades con alto nivel adquisitivo. En cambio, el personaje que interpreta Rooney Mara habla de una una trabajadora humilde. El encuentro entre ambas tiene, pues, estos dos componentes: la sexualidad y la clase social de cada una, con el tema de la mentalidad que ello genera.

Un detalle que me llamó la atención es la diferencia entre los perfiles psicológicos de ambas protagonistas. No parece que se complementen. Sin embargo, aquí está parte de la cuestión, lo cual, por cierto, le da a la película una fuerza extraordinaria, que se revela justo en la escena final, cuando el personaje que encarna Rooney Mara entra en el lujoso restaurante dispuesta a encontrarse con Carol. Se trata de un momento, desde que entra, avanza y se sitúan la una frente a la otra, con una potencia descomunal y que pone al espectador en un trance difícil de explicar aquí.

Esta escena final contiene toda la esencia de la película: la firmeza en las decisiones, la búsqueda del amor contra viento y marea, y un asomo de duda por el tema de la diferencia social entre ambas. El director y la interpretación de Rooney Mara consiguen hacernos sentir que podría haber llegado a darse media vuelta, pero no... sigue y sigue hasta el final. Porque es de lo que trata esta película: de seguir hasta el final.

viernes, 10 de junio de 2016

El inconsciente político en España

Les propongo dos premisas:

1.- De las acciones humanas sólo un 25 % de ellas llega a buen puerto. Y de ese 25 % sólo una pequeña parte se corresponde con la intención primera. Es decir, de todas las acciones humanas sólo una ínfima parte se desarrolla plenamente de acuerdo con un propósito inicial. El resto de las acciones se las podría considerar prueba y error, ensayos o experiencias y aprendizajes, y ya sería mucho esto último, lo cual llevaría a concluir que el mayor éxito sería aprender de los ensayos, de las pruebas y de los errores.

2.- En las acciones de los políticos, como en las del resto de los mortales, tenemos:
- las que dicen que hacen o harán.
- las que no dicen que hacen o harán, pero que hacen y seguirán haciendo.
- las que ellos no dicen, ni saben, ni conocen, ni reconocen, ni saben que harán. Es decir, la acción inconsciente que, acaso, un observador neutral podría percibir y descifrar.

A partir de estos hechos, les propongo la siguiente hipótesis:

En España, los candidatos de cada partido, como no se pusieron de acuerdo, han preferido que sean convocadas nuevas elecciones. Todos más o menos asumen como fracaso el intento de formar gobierno. Muy a menudo, esta asunción se viste de acusaciones a los demás partidos o candidatos. Sin embargo, a mi me parece que los políticos han hecho huelga. ¿Quién va a querer gobernar el país, si desde Bruselas ponen la condición de recortar 10.000 millones en el gasto público?
Suponiendo que la hipótesis pueda tener algo de verdad, ¿se podría entender que la falta de entendimiento, además de las razones que ellos dicen, sea debido a que forma parte de una huelga orientada a poner condiciones a los recortes que desde Europa piden al futuro gobierno? Es posible.
Entonces, pues, si sale un gobierno a resultas de las elecciones del 26J, ¿cómo manejará el tema de los recortes? ¿O es que hay algún tratado secreto acerca de cómo esos recortes van a ser negociados?

Como he sostenido en alguna que otra vez, cuando un gobierno empieza a ejercer las peores y más impopulares medidas las toma durante la primera mitad del mandato, dejando para después el maquillaje, las medidas más del gusto de la población y las promesas con las que encarará la siguiente campaña electoral. Es decir, el gobierno resultante de las elecciones del 26J se va a encontrar con un marrón. Otra cosa es que la huelga que les comentaba pueda generar buen resultado. Es decir, que Europa modere o relaje el tema de los recortes. En cambio, si de estas elecciones no saliera un gobierno, podríamos entender que la huelga sigue.

En Catalunya.

Un ejemplo de la importancia de lo inconsciente lo tenemos también en Catalunya.
Retrocedamos un tiempo atrás. Artur Mas da un paso al costado, debido a presiones de la CUP, y propone que sea Carles Puigdemont quien le sustituya. En estos días hemos vuelto a ver cómo la película se repetía. Sin embargo, tal y como he comentado en el inicio de este artículo, el inconsciente gobierna nuestros actos y nuestras decisiones. Por tanto, observaremos las lógicas de los hechos a posteriori, que es cuando se contemplan mejor las dinámicas que van tejiendo los eventos.

Los argumentos de la CUP, tanto en el tema de llevar a Artur Mas a dar un paso al lado, como con el tema de los presupuestos, son coherentes con su ideario y su forma de ser. Nada que reprochar, pues. Por otro lado, a Artur Mas le puede ir de perlas estar apartado de la presidencia para poner su atención en refundar el partido. Sin embargo, una interpretación de las dinámicas inconsciente me llevaría a proponer la siguiente hipótesis:
Hasta hace poco la CUP era el partido que tenía la exclusiva del independentismo desde la izquierda (excepto ERC). En cambio, el discurso de Podemos no dio prioridad a esta causa hasta hace unos meses. Lo cual me lleva a pensar que hay una competición entre la CUP y Podemos (En Comú-Podem) en pos de captar el voto. Sin embargo, la coherencia de la CUP puede ser mal entendida por sectores independentistas de otros partidos. La consecuencia de ello es que si se repitieran elecciones en Catalunya, la CUP quedaría en la mitad de diputados que ahora tiene. Por tanto, a la CUP no le interesa que se repitan las elecciones. En cambio, a los demás, sí les puede interesar.

En cuanto a la moción de confianza planteada para septiembre por Carles Puigdemont, puede ser el preámbulo para una convocatoria adelantada de elecciones para noviembre o diciembre. A la CUP no le interesa, suponiendo que el voto migre hacia otros partidos. Sin embargo, tampoco le interesa rebajar su nivel de combatividad, tal y como ha sido expresado hasta ahora, por fidelidad a su electorado. Delicada situación la de la CUP. Algunos se preguntan por qué Carles Puigdemont no propone la moción para un plazo más breve. La razón es bien simple: los resultados del 26J pueden resultar muy influyentes sobre el proceso catalán. Y la otra causa es que mientras el partido del que forma parte se refunde, tome cuerpo, volúmen y se asigne un nombre nuevo (con todo el tema de diseño de imagen que comporta) no conviene proponer la moción para antes. Es decir, no conviene ni para antes ni para después.

En otros artículos comenté, hablando de los ciclos planetarios y su influencia en política, que el periodo que corresponde con el tránsito de Júpiter por Libra coincidirá con el máximo interés posible sobre temas políticos por parte del público. Es sabido que el interés ha crecido tras décadas de desafección y desinterés. Los políticos saben que más tarde o más temprano, el desinterés volverá por sus fueros. Es muy posible que algunas opciones políticas prefieran la vuelta a la desafección y a la abstención, pues eso les permite manejarse mejor. Sin embargo, para el proceso que se vive en Catalunya, estas fechas (desde el último trimestre de 2016 hasta el primer semestre de 2017) van a ser determinantes y serán muy delicadas de manejar. 

Les dejo los enlaces, por si les apetece:

Adjunto un gráfico que muestra la evolución del gasto público en España. Se deduce que el país es inviable tal y como está funcionando. ¿Es posible que únicamente con los recortes lo llegue a ser? ¿Es posible que lo llegue a ser si desde Europa dejan de imponer los recortes que dicen que hay que aplicar?

El tránsito de Júpiter por Libra (las balanzas, la economía, el derecho, los pactos, las alianzas) -desde septiembre de 2016 hasta octubre de 2017- va a resultar de gran impacto para el mundo mundial. Y, por todo lo dicho en este artículo, para España en particular. Y para el proceso catalán, el mes más significativo será diciembre de este mismo año, que abrirá una etapa de 6 meses crucial para el futuro.

jueves, 9 de junio de 2016

Calendula Officinalis y el grado 2 de Capricornio


Calendula Officinalis y el grado 2 de Capricornio.


Tras una imagen de rigor y seriedad, Calendula Officinalis habla de alguien que se guarda la alegría en el interior. Aunque esta imagen de rigor y seriedad tarde o temprano caerá y dejará salir de forma descontrolada la parte libérrima o caótica que esta persona guarda en sus adentros.

Otro dato interesante está en la tendencia a interiorizar determinados procesos que atañen al cuerpo, a las emociones y a la mente por igual. Es, por tanto, un modo de funcionar en el mundo en el que se vigila mucho mantener bajo control las emociones. Sin embargo, a la que haya un detonante que provoque estrés, las señales externas que indiquen que hay un fuego interior se harán obvias a través de, por ejemplo, problemas visibles en la piel (eccemas, ampollas, quemaduras, erisipelas, psoriasis, inflamaciones) o en la boca (en las encías o en paladar). Todo ello son señales de que hay algo que ha sido confinado y que quiere salir. Otra señal, diferente, aunque muy en esta línea, está la tensión que se manifiesta en forma de sobresaltos, a través de movimientos bruscos de brazos y piernas, especialmente durante las horas de descanso.

Calendula Officinalis describe a una persona paciente y contenida en apariencia, pero que puede ser inflamada a la que sus límites han sido rebasados y quedan fuera de control (llevando a que el fuego salga a la superficie). Ello explicaría la razón por la cual este medicamento suele prescribirse en caso de inflamaciones. Incluso quemarse, si ocurre con frecuencia, puede estar indicando que Calendula Officinalis puede ser una buena solución para tratar el tema psicológicamente.

Como acabo de indicar, una forma de percibir hasta qué punto hay un volcán bajo el hielo es a través de sobresaltos, sustos o gestos bruscos que acontecen cuando la persona está relajada. También se puede percibir este volcán psicológico en las piernas inquietas.

La hipótesis que subyace en Calendula Officinalis es que se trata de alguien a quien las circunstancias llevaron a estar obligado a mostrar un comportamiento modélico o controlado, dejando para sus adentros la necesidad de jugar y experimentar la aventura que es la vida. Es decir, un conflicto entre el orden y el caos, entre la razón y la intuición, entre el deber y lo que a uno le gustaría estar haciendo y viviendo.

Es posible que en la persona Calendula Officinalis viva una doble vida: una ordenada (sujeta a normas y a compromisos) y otra moralmente relajada (libertina y aventurera). La idea con las tomas homeopáticas sería llegar a unificar armoniosamente lo más conveniente y mejor de ambos registros.

Hay en Calendula Officinalis una vía muy furiosa que cuesta de reconocer. Una forma de verlo, tal y como indiqué anteriormente, es a través del cuerpo, que se enfurece cuando a las emociones no se les presta la atención que reclaman. Sin embargo, la persona puede obstinarse en mostrarse fría y bajo control, hasta que el furor sale hacia el exterior a través de las formas citadas.

Otra forma de comportamiento, muy relacionado con lo expuesto hasta aquí, es que hay en la persona significada por Calendula Officinalis un conflicto con la propia ambición, con lo que se está dispuesto a hacer por ella para encarnarla. Es posible que en estos individuos haya más una negación que una disposición positiva. Acaso porque no se sienten adecuados, o porque la ambición sea imposible de alcanzar, o porque ésta exige cambios en la actitud y en el comportamiento, o porque temen fracasar y no lo aceptan. El resultado de esta negación es que la persona opta por dedicarse a otros menesteres, evitando vivir lo que quisiera poder vivir, dejando que tal actitud vaya degradando y envileciendo el carácter.

Por tanto, el asunto central de Calendula Officinalis es la negación de la ambición, cuyas consecuencias sobre el comportamiento pueden convertir a la persona en difícil, cínica o mezquina.

El grado 2 de Capricornio.

La reverberación de Calendula Officinalis recae sobre el grado 2 de Capricornio. El ideal de este grado refleja al pensador profundo y meditativo, que es capaz de mantener la ponderación y la sensatez durante tiempo indefinido. Sin embargo, puede sublevarse a la que se encuentre con un conflicto que provoque un choque entre las circunstancias externas y sus propios límites.
Por lo tanto, el trabajo relacionado con este grado gira alrededor de la tolerancia y la flexibilidad en relación a las expresiones procedentes del inconsciente. También, aceptar la propia ambición sin negarla o despreciarla. Es decir, procurar tolerar lo imperfecto, tanto en los comportamientos de los demás como en los propios; tratando de identificar las necesidades despreciadas, llevándolas a la conciencia para que ocupen el lugar adecuado en la vida.
El otro tema es que las ambiciones relacionadas con este grado están más en el ámbito ético y moral que en el material. Por tanto, podríamos decir que el gran propósito consiste en construir una vida en la que tanto el éxito como el fracaso sean percibidos como la consecuencia de haberse arriesgado a vivir una vida auténtica y satisfactoria.

domingo, 5 de junio de 2016

El ciclo de 14 años y sus connotaciones políticas (y II)

El interés por la política y el ciclo de 14 años (y II).

• ¿Son los partidos de izquierda parte de la élite extractiva que dicen querer combatir?
• ¿Podría haber alguna relación entre el pensamiento anarquista, la CUP y George Soros? 
• Ante lo que se avecina, ¿podrían llegar a convertirse España y Portugal en un protectorado único en manos de Alemania antes del 2024?


La primera parte de este artículo la dediqué a conjeturar acerca de lo importante que es el ciclo de 14 años para monitorizar el devenir de los asuntos públicos. Debo decir que esta combinación, la que forma el ciclo sinódico entre Júpiter y Urano, es sumamente conflictiva, aunque no siempre sus manifestaciones son tan intensas. Contribuye en esta intensidad que la conjunción con la que se inicia cayó en Aries, un signo que favorece la iniciación disruptiva de procesos e intereses sociales.
 
La conflictividad asociada a Júpiter y Urano viene dada por un anhelo de cambio que muy a menudo se queda en una mera declaración. Es decir, este ciclo pone de manifiesto un estado de opinión. Otra cosa es si este estado puede sedimentarse, solidificarse y dar lugar a los cambios que se proclaman y anhelan. 

Nos podríamos preguntar qué diferencia hay entre un ciclo Júpiter-Urano y otro Saturno-Urano. La respuesta es muy clara: el ciclo Júpiter-Urano tiende a psicótico -soñador-, mientras que el ciclo Saturno-Urano tiende a neurótico -materializador y controlador-. Sin embargo, además de estos dos ciclos, nuestras vidas transcurren envueltas de otros ciclos, tanto mayores como menores.

El caso es que me pregunto, dado que este ciclo guarda relación con un estado de incorformismo generalizado generado por la crisis financiera, si el mundo de las finanzas es el único que funciona piramidalmente. Es decir, si el término acuñado como "élites extractivas" es posible observarlo en otros contextos, además del económico y financiero. Mi respuesta es que sí, que hasta en los partidos de izquierda hay una élite extractiva que absorbe y capitaliza la energía de las personas. Es por ello que la función de todos los partidos políticos es encauzar, capitalizar, gestionar y dirigir estas energías. E incluso, hasta podría caber la posibilidad de que la función de los partidos, consciente o inconscientemente, sea la de impedir que lo que proclaman se convierta en realidad. Es decir: ¿son los partidos máquinas burocráticas diseñadas para entorpecer las dinámicas sociales?

¿Tienen los partidos políticos, especialmente de izquierdas, un ego tan descomunal que les lleva a dividirse eternamente? ¿No será que la dinámica de los partidos de izquierda es dar de comer a los de la derecha?

Y ya que estamos tocando el tema de los ciclos sinódicos entre Júpiter y Urano, ¿qué les parece si les digo que tanto Bakunin como George Soros tienen el mismo aspecto natal entre Júpiter y Urano? A mi me parece que entre los que se dicen anti-sistemas y los que manejan las finanzas globales hay un mismo perfil mental. Recordemos las acciones que George Soros tomó contra la Libra inglesa en los primeros años 90.
Así, pues, ¿es posible que entre los compañeros de la CUP y George Soros (o Ray Dalio, por poner únicamente dos nombres como ejemplo) haya algo en común en cuanto a motivaciones?

Otra pregunta que me hago es si en los próximos años, justo a partir de que se produzcan las grandes conjunciones del 2020, veremos como España y Portugal se convierten en protectorado único controlado por Alemania (o por la UE, si aguanta el tsunami que viene).

jueves, 19 de mayo de 2016

El ciclo de 14 años y sus connotaciones políticas (I)

El interés por la política y el ciclo de 14 años.


Hace un tiempo dediqué un par de artículos a conjeturar sobre el significado del ciclo de 14 años. En uno de ellos -el avance de la emprendeduría social- señalé que este ciclo está muy relacionado con la acción humana cuando ésta se orienta a alimentar causas públicas y movimientos colectivos. En el otro -Catalunya y el ciclo de 14 años-, señalé lo importante que es este ciclo en cuanto al asunto de las reivindicaciones nacionales. En concreto, el momento de inicio del ciclo concuerda con momentos clave que luego se desarrollan a lo largo de 14 años.

El actual ciclo se inició en el 2010. Su fase creciente va desde el 2010 hasta el 2017. Su fase de declive progresivo, desde el 2017 hasta el 2024.

Este ciclo, tal y como comenté, guarda relación con la emprendeduría social. Bajo este concepto podemos incluir los actos encaminados a crear empresas y onegés, a participar en movimientos cívicos y, tal y como ha quedado manifestado durante la primera mitad del ciclo, un mayor interés en temas relacionados con la política. Debo decir que el mayor problema relacionado con el ciclo actual es el anhelo de cambio social unido a una forma de actuar egoísta por parte de los aspirantes a protagonizar tales actos. Paradojas estas que, por cierto, están muy relacionadas con la naturaleza propia de este ciclo, y más cuando la conjunción de origen cayó en el signo de Aries. Deseo de avance social con un estilo impaciente y egocéntrico. Ello explicaría muchas de las luchas por tomar posición.

Por tanto, vamos a ver que en la mitad del ciclo, la que cierra el semiciclo ascendente y abre el semiciclo descendente, el interés por lo público o por lo político se detendrá e irá declinando progresivamente según transcurra el ciclo. Este dato es de gran importancia para quienes estudian el devenir de los procesos. Por ejemplo, en Catalunya, que aspira a ver aumentada la base social a partir de la cual aspira a conseguir su independencia. Esta base social, puesto que el ciclo está aún ascendiendo, puede crecer aún, aunque el plazo en que ello puede ser posible se circunscribirá, como indiqué antes, al periodo que va desde diciembre de 2016 hasta bien entrado el 2017. Ello quiere decir que una vez pase esta fase, y nos situemos en el inicio del semiciclo de declive, el capital humano, tan valioso durante la primera mitad, irá perdiendo fuerza.

El semiciclo que parecía revolucionario dará paso, a partir del 2017, al semiciclo reformista. Es decir, lo que caracteriza la primera parte del ciclo es la acumulación de recursos (el capital humano); en la segunda, en cambio, no hay tal acumulación, aunque será en ésta en la que los resultados se puedan dar.

Todo lo dicho en este artículo puede valer para cualquier país y para cualquier otro proyecto de cambio.

martes, 10 de mayo de 2016

Sepia Officinalis y el grado 23 de Aries


Sepia Officinalis y el grado 23 de Aries.



Durante las tomas de Sepia Officinalis sentí verdadero horror al vacío. Y no es que no lo hubiera experimentado antes. La diferencia está en la conciencia de cómo nos las apañamos para regatear o parchear este sentimiento. A partir de este hecho, vemos que una gran parte de nuestros actos son totalmente estériles. Es decir, no sirven mas que para mantenernos entretenidos en relación a ese sentimiento.



Por todo ello, no es de extrañar que Sepia Officinalis se recomiende a mujeres que experimentan depresión post-parto, una situación que se puede percibir e identificar con facilidad. Sin embargo, qué me dicen de esta depresión cuando no surge de razones concretas, Podemos pensar que el campo de acción de Sepia Officinalis es más amplio del que nos podríamos imaginar. Por tanto, pues, contemplemos qué razones podría tener una persona para maquillar y distraerse de este sentimiento, el del horror al vacío.



Debo decir que este sentimiento no siempre deriva en depresión sino en frialdad. Durante las tomas que hice de Sepia Officinalis percibí gelidez, un nivel de frialdad que es como cuando a uno se le han caído los motivos para estar ilusionado en la vida. Es posible, pues, que Sepia Officinalis sea interesante para percibir qué queda, en relación a nuestros motivos para vivir, cuando a éstos se les retira el componente fantasioso o ilusionante. La respuesta es frialdad, una forma de hacer las cosas en la que no hay ningún componente que no sea el hecho en si de estar haciéndolas. Estamos hablando de una vida árida, fría, calculadora o distante en relación a lo emocional.



Otros elementos que pueden servir para comprender cómo es el perfil de la persona que encaja con Sepia Officinalis giran en torno a la impotencia y a la fragilidad. El asunto está en que la persona no quiere ser vista como tal y hará los posibles para esconder su vulnerabilidad. Puede llegar a un punto en que el escondite se vuelva un verdadero laberinto incluso para si misma. Por tanto, la persona Sepia Officinalis es susceptible a intromisiones, hasta el punto de estar ahuyentando a amigos sin darse cuenta. Una persona así no lleva bien que los demás conozcan lo que ella no quiere dar a conocer: una fragilidad que rehúsa ponerse a la vista. Incluso, para el individuo Sepia Officinalis que acude a terapia, es posible que mantenga sus secretos ante el terapeuta. Teme el descontrol si se abre y se confía.



A partir de estos hechos podemos comprender hasta qué punto podemos estar disfrazando nuestra vulnerabilidad a través de pensamientos-basura, discursos-basura, actividades-basura, creencias-basura, relaciones-basura. Lo peor es que la persona no sea consciente de estos montajes y quede perdida en su propio laberinto. Por tanto, pues, cuando el individuo Sepia Officinalis no es consciente de esta forma de defensa persistirá en los errores, incluso rechazando ayudas, las cuales, dicho sea de paso, son percibidas como intromisiones que hay que ahuyentar. Y aquí está el tema: la persona ahuyenta aquello que podría beneficiarla. Y no estoy hablando de ayudas o terapia sino, incluso, de oportunidades para su desarrollo. Dicho con otras palabras: el individuo Sepia Officinalis rechaza salir de su laberinto por temor a su propia impotencia. Lo curioso del caso es que esta impotencia puede estar siendo percibida como prepotencia o soberbia.



Sepia Officinalis describe a alguien que trata de avanzar por la vida sin referentes emocionales. O mejor dicho, que ve que sus referentes se desmoronan continuamente. Ello da como consecuencia que la persona no tiene clara su identidad (tropieza en sus propios pies) y tampoco se identifica con nada ni con nadie (siente que se aisla). Estamos hablando, pues, de alguien que cae debido a si mismo. Son sus defensas las que la llevan a caer.



Así, pues, el objetivo de las tomas de Sepia Officinalis es un retorno a la transparencia primigenia que permita restaurar la confianza, permitiendo que la persona supere una sensación de fracaso o inadaptación. Es muy posible que estos indidividuos hayan visto caer su fe en edades tempranas. Por la misma razón, además, los referentes del éxito y del reconocimiento. Estas personas no fueron reconocidas, y la consecuencia de ello es esconder su necesidad de ser aceptadas. Se podría decir que avanzan por la vida con el estigma de no ser nadie para los demás. Lo peor del asunto es que cuando reciben el amor o el reconocimiento que anhelan lo rechazan. Y todo se debe a una pérdida de confianza y a un rechazo de la ayuda externa. Por tanto, pues, tomas de Sepia Officinalis para desprogramar las capas de autodefensa.



Una forma de observar cómo son estas defensas es viendo a la persona hablar sin decir nada; o hacer mucho sin producir; o relacionarse con muchos tipos de persona sin nutrirse verdaderamente con ello. Puede, no obstante, ser alguien con intereses espirituales, al menos aparentemente. Sin embargo, pronto veríamos que esta espiritualidad tiene un componente defensivo o reactivo. Se podria decir que el único recurso en el que confiar son los angeles, Dios o lo que entienda que es lo superior. Sin embargo, insisto, es posible que todo ello forme parte de los mecanismos de defensa.



Otra forma de cuestionar el comportamiento de Sepia Officinalis es preguntando a qué le conduce tanto ruido interno, tantas relaciones que no le corresponden, tantos pensamientos especulativos que genera, tantas fantasias-basura, tantas pérdidas de tiempo o tanto desorden mental.



Lo que para la Sepia es su defensa, el chorro de tinta que arroja, para la persona es ruido, palabras o actividades que no llevan a ningún sitio.



En la persona Sepia Officinalis hay una vulnerabilidad innominada y sutil que guarda poca relación con sus comportamientos defensivos. Ahí veríamos, como señalé antes, a un individuo que habla y habla para no decir nada. O que se ofende fácilmente y proyecta sus palabras en forma de acusaciones, señalando a los demás o criticando la sociedad.

También podemos ver cualidades de Sepia Officinalis en individuos que son muy amigos de los animales, en la medida en que éstos no la juzgarán o pondrán en evidencia sus fragilidades; o acompañadas de personas que no la van a criticar o a advertir de algo de cual no quiere ser advertida.



En relación a esto último, la susceptibilidad del individuo Sepia Officinalis le lleva a reaccionar ante lo que quizá no sean críticas. Es posible que atribuya tales intenciones en los demás a sus propias fantasías auto-defensivas. Podríamos decir que esta persona convierte lo que podría ser fácil en difícil.



Además de lo indicado, Sepia Officinalis tiene otras formas de taparse. Por ejemplo, un trabajo en el que no se sentirá reconocida, pero que le servirá para hacer crítica a la sociedad. También, la enfermedad, ya sea imaginaria o ficticia; o compromisos abstractos; o teorías de la conspiración. Cualquier cosa que le sirva como excusa para mantenerse en su cada vez más incomprensible laberinto.



Así, pues, el drama de Sepia Officinalis es  falta de complicidad y reconocimiento que ha ido derivando en coraza defensiva. Esta coraza es diferente en cada persona. Podríamos decir que hay personas Sepia Officinalis extravertidas e introvertidas. Veríamos este detalle en el tipo de defensa utilizada. Entre estas últimas veríamos a aquellas que tienden a huir de lo social. O por el contrario, entre las extrovertidas, que se esconden de si mismas en lo social, en el bullicio de los eventos. En cualquier caso, el común denominador gira en torno a no manifestar quiénes son sin las laberínticas defensas, acaso porque manifestarse sin ellas pondría a la luz una vulnerabilidad que teme ser herida o mal comprendida.



Otra prueba de la vulnerabilidad propia de Sepia Officinalis es la identificación de lo que parece ser un no por parte de otros como una agresión de la cual hay que defenderse. Por tanto, pues, el objetivo de un trabajo relacionado con Sepia Officinalis supondría aprender a no tomarse las contrariedades como si fueran imposibilidades, sino comouna forma de entender que se trata de una invitación a modificar algo de la propia conducta. Recordemos que Sepia Officinalis tiene tal temor al fracaso que es capaz de rechazar poder tener éxito, y que todas las interpretaciones que haga van en dirección a dar de comer a ese bucle.



Otra forma de defensa podría ser falsificar o esconder la necesidad de ayuda o apoyo. Esta forma da lugar a que la realidad, tanto la interna como la externa, se perciba como deforme. Incluso, los propios intereses o motivos es posible que acaben siendo víctimas de tal deformidad.



El grado 23 de Aries.



El grado en el que reverbera Sepia Officinalis es el 23 de Aries. Este grado refleja a un individuo que está en lucha sin que los motivos estén claros. O, si lo prefieren, alguien que lucha por una causa que no vencerá, pues sus motivos no están claros y tiende a enrocarse en una defensa que le anula.



El 23 de Aries es uno de los grados más difíciles de entender. Sus motivaciones son muy abstractas y no suelen casar con las demandas de concreción que la vida impone. Así, pues, estamos hablando de alguien que pierde el interés por aquello por lo que sigue luchando. Digamos que se mantiene en lucha porque es con lo único concreto con que puede identificarse.



La persona significada por el grado 23 de Aries utiliza la mundanidad para esconderse. Es decir, lo mundano no es que sea fuente de su interés, sino, más bien, una forma de ausentarse de su propia vida interior. Esta persona utilizará los defectos de la mundanidad – lo injusto de la sociedad, por ejemplo- como excusa para evitar hacer frente a un potencial que rechaza encarnar. Este potencial gira alrededor de la intuición o de la mediumnidad. Puede tratarse de alguien que puede predecir el futuro. Sin embargo, algo hay que no le permite aprovechar plenamente este potencial. Posiblemente sea debido a una mezcla de prejuicio, responsabilidad y, muy especialmente, miedo al fracaso. Precisamente esto último, muy relacionado con el horror al vacío, constituye el factor que genera mayor sufrimiento en estas personas.



El otro elemento a tener en cuenta es que la alianza entre el rasgo fundamental que se corresponde con Sepia Officinalis y el grado 23 de Aries se refleja en una persona soñadora, en la que su mayor temor es que la realidad mundana no secunde sus visiones y anhelos. Ante el temor al fracaso, para defenderse, es posible que abomine de su propio potencial, o que se niegue a aceptar las oportunidades que se le presentan. Por lo tanto, podríamos decir que el trabajo a desarrollar consistiría en despejar la mente de prejuicios y visiones negativas. Es decir, que la interpretación que la persona hace de su potencial esté apoyada en una filosofía de vida que resulte propicia para su desarrollo y manifestación. O, si lo prefieren, indagar acerca de si esta persona da más valor a sus nobles propósitos o si, por el contrario, alimenta el bucle de un diálogo interior que le sirve para seguir negándose a sí misma.



Podremos observar manifestaciones de este grado en la actitud de personas que llegan tarde, apresuradas, que hablan mucho para decir nada, que desaprovechan el tiempo, que viven muy socializadas –dispersas en relaciones que no les aportan nada- o atareadas en actividades vacías, o insatisfechas con la vida que viven.

sábado, 7 de mayo de 2016

Anas Barbariae y el grado 6 de Acuario


Anas Barbariae y el grado 6 de Acuario.



Se trata de alguien que aspira a ser importante para los demás, y que considera necesario el desarrollo de facetas del carácter que resulten propicias para tal fin. Sin embargo, es desapegado y preferirá relacionarse con los demás a través de un medio, de una herramienta o de una idea a partir de la cual confluir con los demás. Puede ser, por ejemplo, a través de un servicio o de una habilidad a través de la cual obtener reconocimiento, el cual no supondrá un culto a las necesidades del yo sino a las de la comunidad. Es decir, el perfil relacionado con Anas Barbariae es el de una persona cuya mayor satisfacción sobreviene cuando se siente útil a los demás en los términos de las necesidades de éstos. Con ello quiero decir que a Anas Barbariae no le interesa su yo particular, sino el yo colectivo del cual siente formar parte. Se trata, pues, de alguien que aspira a participar en asuntos comunitarios de forma impecable. Por otro lado, también necesita hacerlo desde una posición relativamente distante, acaso para protegerse del desgaste social, o para percibir el curso de la acción del grupo humano desde una mayor objetividad. Debida a esta razón, como indiqué al principio, al individuo representado por Anas Barbariae le puede atraer la pertenencia a un grupo, club o logia a través del la cual identificarse con otras personas mediante una idea que les sirve de cohesión.

A Anas Barbariae le interesa desarrollarse más a través de una vinculación espiritual o intelectual que por motivos materiales. Asi, pues, estamos hablando de un idealista que idealiza todo aquello en que participa. Podríamos decir que Anas Barbariae es alguien que trata de superar o transformar el complejo de Narciso. Sin embargo, como luego veremos, el narcisismo personal se disfraza en formato colectivo, llevando a la persona a revivir dicho complejo de forma colectiva. Por tanto, Anas Barbariae va a vivir el mismo drama que la persona narcisista solo que a través de ideas, comportamientos y decepciones en el marco de la interacción de grupo. Por ejemplo, como cuando la idealización acaba desembocando en decepción. En este caso, la persona Anas Barbariae tenderá a acusar de dicha decepción al comportamiento de otros, del sistema, de la sociedad, etcétera.

Otro factor de interés relacionado con Anas Barbariae es que se trata de alguien que necesita ser querido pero que, sin embargo, puede vivir sin la presencia cotidiana de las personas a las que ama. Podría tratarse de alguien que, sin abdicar de su conciencia social, mantiene costumbres solitarias. Puede ser un hermitaño que sólo trata con otros congéneres cuando un ideal de grupo puede articular noblemente su relación. Es decir, Anas Barbariae se motiva mejor a través de causas, ideales, negocios y servicios a través de los cuales sentirse útil. Y se relaciona mejor en la lejania que en la cercanía continuada.

Anas Barbariae es disperso y poco dado a concentrarse en una sola cosa. Quienes le conozcan sabrán que se trata de una persona que se entrega sin que se le espere y se ausenta cuanto más se le insista. Anas Barbariae necesita sentirse holgado y libre para poder disponer de su tiempo y de su espacio. Por tanto, cuando este requisito se da, la persona es generosa, receptiva y sensitiva a las necesidades ajenas. Sin embargo, cuando se le insiste o la presencia de otros congéneres le resulta excesiva, la persona Anas Barbariae se mostrará ausente, insensible, despreciativa, despótica, soberbia, impúdica o soez.

El grado 6 de Acuario.

El grado en que Anas Barbariae reverbera corresponde con el 6 de Acuario. Las personas en cuyas vidas este grado es relevante idealizan la armonía. Se sienten fácilmente irritadas y ofendidas ante la grosería y la mala educación, hasta el punto de manifestar reacciones igualmente groseras. Es por ello que preferirá relacionarse en un ambiente armonioso y en el que se respeten las normas que faciliten la convivencia, la cortesía, la solidaridad y las buenas maneras.

Podríamos decir que los individuos en cuyas vidas se encarna este perfil pueden tolerar la contrariedad cuando es previsible. En cambio, cuando se la encuentra en situaciones en las que no se la esperaba, su reacción puede acabar siendo explosiva o implosiva. Se trata, pues, de una persona que tratará de mantener la compostura hasta que, llegado un cierto momento, puede verse desbordada por sus propias emociones y salir del control en el que hasta entonces se mantenía. Y esta es la razón por la cual estas personas prefieren un entorno armonioso en el que impere el respeto mutuo.

La alianza entre el grado 6 de Acuario y la psicología de Anas Barbariae señala la necesidad de un trabajo de pacificación mental orientado a tolerar mejor la falta de armonía cuando esta se presenta sin que se la espere. También, y por la misma razón, a la persona cuyo perfil encaje con este grado le interesará tomar conciencia de su vulnerabilidad, procurando ser tolerante cuando una reacción adversa salga de sí sin que se la espere. Es decir, el trabajo de fondo gira en tolerar la parte soez que albergamos todos y que puede manifestarse en multitud de situaciones, muchas de ellas inesperadas, dejando a la vista que no somos lo perfectos que pretendíamos ser.