martes, 14 de julio de 2020

1975-2021: España ante el espejo

1975 y 2021 son dos años que presentan grandes similitudes. Ambos años coinciden con la cuadratura entre Saturno y Urano, cuyos principios, aplicados al caso español, suelen quedar sustanciados en la lucha entre terratenientes inmovilistas e innovadores frustrados: la revolución y la contra-revolución; la reforma y la contra-reforma. La historia se va repitiendo. 

Esta cuadratura se ha repetido, además de en 1975 y el 2021, en 1999, en 1951-52, en 1930-31, en 1909-10, en 1885-86, etc... pero la cuadratura en ciernes tiene una peculiaridad: tanto Urano como Saturno están en la posición antagónica de la posición que ocupaban en 1975. En aquel entonces, Urano estaba en Escorpio y Saturno transitaba por Leo. Y para el próximo año, Saturno transitará por Acuario y Urano lo hará por Tauro. En consecuencia, 1975 y 2021 serán años en los que España se mirará en su propio espejo... en el espejo de sus propias consecuencias.

¿Y qué promete la cuadratura del 2021?

Durante cuadratura de 1975 teníamos por delante un horizonte de supuesta libertad, con promesas que luego se cumplieron a medias (o claramente no), con una censura basada en lo políticamente correcto que va a más, y con una ley mordaza que llegó para quedarse. Luego ya fuimos viendo que el búnker heredado del franquismo se hizo más gordo y obeso, acaso bicéfalo, con el búnker construido en tiempos de Felipe González, supuestamente apoyado por la CIA. En consecuencia, el estado español siguió el libro de estilo de más o menos siempre, solo que teledirigido desde una agencia cuyo nombre acabo de mencionar. 
La cuadratura del 2021 coincidirá con que el horizonte de libertad que nos pareció ver en 1975 se está convirtiendo en un horizonte de falta de ella. Sería algo así como un retorno al pasado, solo que en lugar de un ejército salva-patrias (para compensar o prevenir las acciones disolutas de gobiernos débiles), ahora vamos teniendo que aquel ejército está siendo sustituido por el estamento médico-tecno-farma. O si lo prefieren, el estado español parece estar derivando hasta quedar convertido en una franquicia al servicio de la big farma hiper tecnológico, en el que la ciudadanía es ofrecida en sacrificio para experimentos que resultarían intolerables en otros países. 
De ello hablé en estos dos artículos:
La Gran Estafa Piramidal del 2020.
2020: el año de la máscara.


La cuadratura entre Saturno y Urano puede generar mucho estrés y mucho ruido, con Saturno intentando cortarle la genitalia a Urano, y con éste burlándose de la guadaña del primero. Y como dijo Arias Navarro en su momento: "lo cambiaremos todo para que nada cambie".

Sin embargo, y aquí habría alguna esperanza, esta cuadratura también coincidirá con que Júpiter y Saturno harán una conjunción en el inflamable grado 0 de Acuario, lo cual abre un periodo de excepcionalidad en el que puede pasar de todo o nada, según el empeño, la persistencia y la claridad de las propuestas de los participantes (es decir, de todos).

sábado, 6 de junio de 2020

La Gran Estafa Piramidal del 2020



Inicio el post haciéndome preguntas, por si alguien que las lea pueda ofrecer alguna respuesta.

¿Es posible desarticular las estafas piramidales que por el mundo hay?
¿Es lícito que el presidente de un gobierno pueda comprar acciones de una mega-empresa, y gobernar a favor de esa empresa en perjuicio de la ciudadanía?
O si lo prefieren: ¿puede un presidente del gobierno de una nación hacer una donación con dinero público a una mega-corporación compuesta por personas que se encuentran entre las más ricas del mundo?

Iniciaré un esbozo de contestación, sin esconder mi ignorancia al respecto.

Una estafa piramidal puede ser desmontada si se trata de una pirámide pequeña y las personas que la componen no gozan de inmunidad legal. Es decir, por poner un ejemplo, una estafa piramidal puede ser desarticulada cuando, ante la denuncia de alguno de los estafados, la policía se infiltra en la pirámide para tener conocimiento acerca de su funcionamiento, de sus creadores, de sus participantes y del monto del dinero circulante desde la base a la cúspide. Si se da este caso, y los creadores intuyen que pueden estar siendo espiados, éstos podrían darse a la fuga con todo el dinero. Las personas estafadas serán advertidas de que ya podían contar con la pérdida, pues en las condiciones iniciales para participar no había garantía legal alguna de un retorno de la inversión inicial.
¿Pero qué sucede cuando quienes participan creando el engaño son personas que gozan de inmunidad legal (o de alguna otra forma perversa de protección)? Como, por ejemplo, un gobernante que gozara de inmunidad legal, tanto nacional como internacionalmente.

Es el caso de un presidente de gobierno que acude a una convocatoria de un evento llamado Goalkeepers 2019, el cual se celebró durante el pasado mes de septiembre. Quien convocó fue la Fundación Bill & Melinda Gates. He aquí el enlace que informa de la convocatoria: Goalkeepers 2019.
En un video editado posteriormente por la misma Fundación vemos al presidente de ese gobierno anunciando una donación de 200.000.000 de dólares (o de euros, tanto da). Siendo como es la mencionada Fundación muy dada a promover las vacunas, de las cuales tanto se habla, me pregunto si ese presidente hará los posible para promover la vacunación en el país que gobierna. Llegados a este punto, me pregunto si el presidente donó ese dinero sacado de fondos públicos del país del cual procede, o si tal donación salió de su bolsillo particular. Pues bien, tanto da que sea de una manera o de otra, en el sentido de que su acción de gobierno quedará totalmente condicionada por lo que acabo de exponer.
La otra pregunta que se podría hacer al respecto es:
Acerca de lo que después ocurriría, ¿acudió el presidente del gobierno a dicho encuentro a que le informaran o a que le desinformaran? Si fuera esto último el caso, ¿debería este presidente presentar una denuncia a la mega-corporación por engañosa desinformación? O, en el caso de hubiera sido informado, ¿debería el presidente ser juzgado?

El caso es que en octubre, un mes después del evento Goalkeepers 2019, se celebró en Nueva York un encuentro orientado a visualizar cómo debería ser gestionado el mundo en el caso de que una pandemia tuviera lugar en un futuro cercano. Este evento, denominado Event 201, tuvo como participantes a los miembros de la Fundación antes citada, junto con otras personas procedentes de la Johns Hopkins Bloomberg School & Public Health y del World Economic Forum. En definitiva, corporaciones e individuos especialmente ricos. Me pregunto cómo es que alguien puede hacer donaciones a personas que se encuentran en lo algo de la pirámide financiera planetaria. Solamente se me ocurre que el presidente del gobierno en cuestión está aspirando a formar parte de ese equipo, acaso como meritorio, acaso como accionista. Aquí tienen el enlace al Event 201.

Al cabo de poco de haberse realizado este evento, se inició la historia del virus tal y como la conocemos a día de hoy.

En el caso de estas estafas piramidales, en las que están implicadas personas especialmente protegidas o legalmente inmunes, entiendo que son imposibles de desmontar, excepto que una serie de equivocaciones por parte de alguno de los participantes ponga en jaque a la pirámide entera ante la vista de todos. Sin embargo, como estas mega-corporaciones tienen control sobre la mayoría de los medios de comunicación, no se hablará de ello o, si se habla, se hará en base a eufemismos y engaños de todo tipo.

Estas mega-estafas no pueden ser desarticuladas, pues la desarticulación puede generar aún más daño y descrédito a quienes participan, especialmente entre los recién llegados, como, por ejemplo, es el presidente de ese gobierno. En el mejor de los casos, el presidente, si se percatara de que ha sido engañado cuando ya está hundiéndose en esas arenas movedizas, no podrá denunciar a los amos de la pirámide, pues ello lo expondría a una posible represalia mortal. Por otro lado, tampoco puede reconocer su ineptitud ante su pueblo pues ocurriría algo parecido a una represalia. En cualquier caso, reconocer el engaño le dejaría marcado de por vida. Y si no reconoce tal engaño, idem de idem, excepto que sea un alegre inconsciente acerca de las consecuencias de sus actos.
Lo más probable, para tapar las vergüenzas, es que el presidente se impostará de tal manera que convencerá a la población de que las medidas son las únicas posibles de aplicar. Es decir, no puede dudar en público del engaño en el que se ha metido. En consecuencia, hará que la terapia aplicada sea larga, advirtiendo a la población de que comprenda y asuma la "gravedad" de la situación.

El país de procedencia del presidente del gobierno aludido sufrió una guerra civil entre 1936 y 1939. Durante esa guerra civil, y en los años anteriores, se experimentaron ensayos orwellianos, que luego fueron aplicados en la 2a. Guerra Mundial. Pues bien, intuyo que estamos ante una situación parecida, en la que el gobernante del país en cuestión ha ofrecido a la ciudadanía en sacrificio, para que los experimentos orwellianos puedan aplicarse sobre personas que ignoran lo que en verdad pueda estar pasando. La cuestión a plantear, del todo imposible de saber, es cuál podría ser la ganancia que le caiga encima a nuestro presidente del gobierno.

Y otra pregunta en relación a las consecuencias de este asunto: ¿a quién le interesó que esto ocurriera; quién se beneficiará de ello; se sabía de antemano quién iba a salir beneficiado y quienes, los perjudicados? ¿se estableció una estrategia, en cuanto a la gestión del estado de alarma, de tal manera que el caos fuera el mayor posible?

Y otra pregunta más. Ante el anuncio de grandes préstamos por parte de la pirámide bancaria, para tratar de apaciguar las consecuencias económicas de este desastre, y dado que el dinero se imprime según decretos dados desde lo alto, ¿por qué pagamos impuestos? El común de los mortales cree que los impuestos sirven para mantener a los estados. Pero si el dinero se crea desde la nada, desde que se dejó de lado el patrón oro en 1971, la idea de que son los impuestos los que alimentan a los estados ya no tiene en que sustentarse. ¿Alguien sabe por qué pagamos impuestos, sabiendo que la impresión del dinero se activa por decreto desde lo alto de la pirámide bancaria?

Les paso el enlace al discurso que el presidente pronunció en el evento denominado Goalkeepers 2019. Aquí lo tienen: discurso del presidente.

Y para acabar: con la conjunción entre Saturno y Plutón que tuvimos a principios de este año, que puso fin al ciclo iniciado por la misma conjunción en 1982 (38 años de ciclo), se acabó el llamado neo-liberalismo, una etapa histórica caracterizada por la venta de bienes públicos estatales en favor de empresas y corporaciones privadas. Sin embargo, aún con la pérdida de soberanía económica por parte de esos estados, éstos siguieron cobrando muchos más impuestos a los cuidadanos. Y yo me pregunto: ¿cómo es que los estados, que se auto-restaron soberanía en favor de intereses privados, siguen cobrándonos tanto o más impuestos que antes? La única respuesta que se me ocurre es que estos estados cobran impuestos porque es la manera que tienen de mostrar autoridad y mantener a los ciudadanos coaccionados o coartados.
Habiendo superado este ciclo, se nos avecina un retorno a los estados autoritarios, con el miedo siendo infundido masivamente como pretexto sobre la ciudadanía, a través del fomento de la hipocondría. Y la pregunta es: si estos estados no re-compran las empresas e industrias que vendieron a empresas privadas, ¿cómo harán para recuperar la soberanía económica perdida? ¿cómo harán para hacerse pasar ante el público como líderes de la gobernanza, si estos estados han perdido toda la soberanía con la que podían dirigir la economía del país (antes de la etapa neo-liberal)?
Mi respuesta ante estas últimas preguntas es que estos estados, que quieren presumir de estar gobernando, han acabado convertidos en franquicias de esas mega-corporaciones. Es decir, los gobernantes yo no gobiernan a favor de la ciudadanía, sino a favor de las mega-corporaciones, de las cuales son funcionarios o accionistas.

Un último apunte sobre las connotaciones astrológicas al respecto del tema tratado:
Las estafas piramidales crónicas están asociadas a los aspectos entre Saturno y Plutón.
Y las estafas piramidales agudas o fáciles de identificar estás asociadas a los aspectos entre Júpiter y Plutón.
Y en este año hemos tenido (y tendremos) aspectos de conjunción en ambos casos.

domingo, 10 de mayo de 2020

2020: El Año de la Máscara


Para empezar, les diré que este escrito se enlaza con los anteriores que escribí más recientemente, en especial con este: La Gran Trampa del 2020, que publiqué en este blog en octubre del 2019.

Uno.
El sistema en que vivimos tiene mucho de gran trampa, y no por lo que ahora ocurre, sino porque la sociedad, en cuanto a las instituciones con que es gobernada, tiene mucho de estafa piramidal. Me explicaré: hay estafas cometidas que sabemos que lo son porque tienen explicación. Es decir: alguien nos engaña y lo creemos, hasta que, a partir de cierto momento, nos percatamos de que nos ha engañado. Y es entonces que le encontramos una explicación, un relato. Nos enfadamos, nos explicamos, nos alzamos y clamamos justicia. En cambio, hay estafas que no sabemos que lo son, debido a que son tan antiguas y cotidianas. Son tan antiguas, que han pasado de padres a hijos sin que nadie se haya parado a pensar en ello, de tan normal que nos parecen. Debido a ello, no nos alzamos. Por ejemplo, la autoridad, o aquello que ante nosotros está investido de autoridad. Si nos paramos a pensar, deberíamos preguntarnos por qué pagamos impuestos. Se dice que los impuestos sirven para dotar al sistema de gobierno de los servicios que el estado nos devuelve. Sin embargo, de un mucho tiempo a esta parte, el dinero parece no venir del trabajo o de la economía real, sino de un sistema financiarizado. Es decir, si los estados emiten moneda (o las macro-instituciones que supervisan y dirigen las finanzas, que determinan de cuánto dinero puede disponer cada estado, a través de sucesivas flexibilizaciones cuantitativas), y pueden darle a la máquina de imprimir billetes, ¿por qué pagamos impuestos? La explicación que le encuentro es que el pago de impuestos es un ritual orientado a que el estado sea percibido como él pretende ser percibido. Es decir, como autoridad que coacciona el comportamiento ciudadano con pleno consentimiento. Esta coacción es la que mantiene la forma de la pirámide social.
La conjunción entre Saturno y Plutón que tuvimos a principios de este año está muy relacionada con ello. Es decir, la combinación entre Saturno y Plutón está muy relacionada con la estafa ancestral, aquella que forma parte de lo que se consiente inconscientemente. Y la conjunción entre Júpiter y Plutón, en cambio, está relacionada con la sospecha de estafa o engaño, al cual, más tarde o más temprano, se le encontrará una explicación.
La combinación entre Júpiter y Plutón está asociada al enfado debido al engaño. Y la combinación entre Saturno y Plutón, por contra, trata de un relato en el que el consentimiento inconsciente hace que no nos demos cuenta de la perversión del sistema de gobernanza social que lo invade todo. Al no darnos cuenta, no respondemos, no nos alzamos.

Dos.
La conjunción entre Saturno y Plutón que tuvimos a principios de año (y que aún tendremos durante el resto de lo que queda, especialmente en noviembre, cuando esta conjunción se vuelva triple) abre un ciclo cuyo nombre aún no sabemos cuál será. El anterior ciclo, el que fue iniciado por la conjunción de 1982, estuvo asociado al neoliberalismo, un modo económico y social que consistió en la supuesta des-regulación de la economía. Recordemos que esta conjunción acompañó a las decisiones de la era Reagan-Thatcher. Sin embargo, aún con la des-regulación, que supuestamente produjo la entrega de empresas públicas a capital privado, no hizo que el estado decreciera. Me pregunto yo para qué tanto estado, si, según el relato que ha dominado, el mercado se ha hecho con casi todo lo que estaba en manos de las instituciones públicas. Una prueba de esta incongruencia perversa es que los estados no solo no decrecieron sino que aumentaron su presencia a través del cobro de impuestos. Me pregunto cómo es que los estados, liberados de empresas que fueron traspasadas a capital privado, han seguido cobrando tanto o más impuestos que en tiempos anteriores. La gran estafa, relatada a través de eufemismos sistemáticos que creemos literalmente, se las ingenia para seguir engañando al ciudadano. Y lo hace a través de relatos que nos inculcan sin que haya respuesta por nuestra parte, pues el ciudadano no se percata de lo perverso que es todo.

Tres.
La conjunción entre Saturno y Plutón que tuvimos a principios de año coincidió con un doble evento. Digo doble porque intuyo que van juntos, y no solo por coincidencia en el tiempo sino por una relación que intuyo totalmente imbricada. En los meses inmediatamente anteriores, durante el último trimestre de 2019, se produjo el evento 201 -el famoso ensayo-simulacro de la pandemia que había de venir-, a la par que el impeachment contra Donald Trump se iba calentando. Cuando al iniciarse el 2020 vimos que el impeachment fue un fracaso, justo después, y en casi total coincidencia, se desató la actual proliferación del virus. Si ambas cosas pueden tener relación, y yo creo que la tienen, y mucho, deberemos prestar atención al próximo noviembre, fecha en que se produce la triple conjunción citada anteriormente, a la vez que está fijada para ese mismo mes las elección presidencial en USA.

Cuatro.
Es posible que Marx tuviera razón: que para que el proletariado llegara a triunfar, primero debía hacerlo la burguesía. Pues bien, poniéndole metáfora a la ecuación, el virus que nos afecta puede ser el equivalente al proletariado. Y si el virus es el proletariado, ¿quién puede ser la burguesía? La burguesía puede ser la clase media, hoy degradada por la crisis financiera que arrastramos desde el 2008. Una clase media que se aburguesó y que ahora debe salir del sueño. Es decir, como ya ocurrió en la revolución rusa, en que la revolución que se hacía en nombre del proletariado dio lugar a la dictadura de una minoría. Y ahora estamos en las mismas: la pandemia servirá para que el mundo sea gobernado por una minoría plutocrática, que usará al virus del mismo modo que los bolcheviques utilizaron al proletariado para sus fines.
Todo aquello que los ciudadanos no han osado hacer, y ni tan siquiera los estados hasta ahora, lo hará el virus, que será adoptado como excusa para una tormenta perfecta, la cual irá mostrando sus fragancias de aquí a noviembre como mínimo.

Cinco.
El nuevo ciclo, el que surge de la conjunción entre Saturno y Plutón en Capricornio, será pro estatalista. Al menos eso indica el tercer decanato de Capricornio. Los estados y las instituciones de gobierno redoblarán sus pretensiones de protagonismo. La cuestión es si estos estados podrán dirigir la economía, recuperando las atribuciones que fueron transferidas a los mercados durante el ciclo anterior, o si bien seguirán siendo igual de vacíos, camuflando sus debilidades con super-regulaciones que afectarán más a los ciudadanos que a las corporaciones, renovando la estafa institucional de la cual hablé al principio del artículo.

Seis.
En la China de Mao, e incluso antes, se produjeron sacrificios humanos promovidos por los gobernantes. Entre la década de los años 50 y 60 acaeció la gran hambruna, primero, y la revolución cultural, después. Ambas causaron fuertes mortandades. China, y otros países, han practicado los sacrificios humanos periódicamente. Incluso ahora, los ciudadanos de casi todos los países estamos siendo sacrificados con un virus como excusa. La actual pandemia dará lugar a una revolución cultural.

Siete.
A diferencia de los países protestantes, en que el trabajo es el factor de progreso que legitima el avance económico y social de las personas, en los países de matriz católica, en cambio, la confianza en la providencia es un elemento importante. Lo es tanto, que ni nos damos cuenta. En estos países se espera de la providencia que traiga la solución a los problemas. Una prueba de ello es que Italia y España son de los países en que las personas más gastan en loterías y juegos de azar. La confianza en la providencia es lo que hace que las grandes estafas abunden como lo hacen. Por cierto, el idioma español es de los más hablados y leídos del mundo. Pues bien, hay un libro llamado Planeta Ponzi, que explica cómo funciona el mundo en cuanto a estafas piramidales de todo tipo. Este libro no se ha traducido al español, y sería todo un éxito, lo cual da como para pensar que no interesa que los lectores en este idioma sepan de qué va la cosa de las estafas.

Ocho.
Con ocasión de la crisis financiera que arrancó en el 2008, y a partir de los años siguientes, se produjeron grandes recortes sociales y sanitarios, provocando protestas por parte del personal vinculado a la seguridad social. Estas protestas no pudieron revertir la situación, pues para ello el nivel de movilización hubiera debido ser más numeroso y transversal. Pero ahora, con la pandemia y la consiguiente emergencia sanitaria, el sistema piramidal médico-farmacrático ha aprovechado para adquirir relevancia.
Esto se lo digo por la siguiente razón: ¿cómo puede progresar la industria farmacéutica si las personas, con los recortes y la precarización laboral, no pueden pagarse los medicamentos? Es decir, si la amenaza de quiebra de la seguridad social amenazara con dejar de subvencionar el consumo de fármacos a los usuarios, bien habrá que hacer algo para revertir la situación. ¿Y qué mejor que una situación de emergencia, en que la pirámide médico-farmacrática está adquiriendo un feroz protagonismo, con facciones luchando entre ellas por la parte mayor del pastel? Parece un golpe de estado en toda regla, solo que esta vez no es el ejército quien lo da, como ocurrió en el siglo pasado. Hoy el ejército es médico-farmacrático, con un generalato que genera órdenes, unos mandos que las transmiten -con el apoyo de medios de comunicación que actúan como correas de transmisión de grandes oligarquías vinculadas a los grandes negocios de los laboratorios- y una tropa sacrificada que las ejecuta. Una tropa, por cierto, que despierta nuestra admiración en estos días pandemoníacos.

jueves, 2 de enero de 2020

1848-2037: El Ciclo de la Fantasmogénesis (III)

En los dos artículos precedentes les hablé del ciclo de lo macro-imaginal (o de la Fantasmogénesis), que es el sinódico formado por Eris y Neptuno. Como indiqué en esos artículos, este ciclo afecta a muchos aspectos de la vida, tanto pública como privada. La vida pública se infiltra en las vidas privadas. La sociedad del espectáculo contamina la visión que tenemos las personas de nosotros mismos.

En el cuadro de fechas de más abajo verán qué aspectos ha hecho el ciclo sinódico a través de los años. Si se fijan en el ciclo actual, el que se inicia en 1848, verán que los sucesivos aspectos coinciden con episodios relacionados con la sociedad del espectáculo en la que vivimos. Si el lector está bien documentado en cuanto a historia del arte, o de la política, o de los medios de comunicación, verán que esos aspectos coinciden con hallazgos o novedades relacionados con esos campos. Por ejemplo, dentro de poco tendremos el semisextil decreciente, el cual desembocará, años más tarde, en una nueva conjunción (en el 2037). 



Pero regresemos al 2020.

Como les comenté en un artículo anterior (2020: el Año de Eris), Eris tendrá mucha presencia en el 2020. Esto lo digo porque las sucesivas conjunciones entre Saturno, Júpiter y Plutón, que irán produciéndose en el tercer decanato de Capricornio, vienen todas acompañadas de sendas cuadraturas con Eris, situado en el tercer decanato de Aries. Para dejarlo claro, y dicho en pocas palabras, como Eris tiene que ver con la evolución de los imperios, cuando la manzana (o el limón del poder) experimenta un cambio de manos se produce un nivel de incertidumbre tal que nadie quiere tomar decisiones. Los políticos se niegan a adoptar medidas que les puedan estallar en la cara. Si a ello le unimos que el sinódico entre Eris y Neptuno está en decadencia, y que no habrá un horizonte claro hasta llegar al 2037, la conclusión a la que podemos llegar es que los problemas no encontrarán solución, y especialmente cuando se intuye que la solución puede agravar aún más el problema que pretende solucionar. O lo que es lo mismo: cuando de una situación no se sabe cómo salir, la tendencia natural humana es preferir cronificarla, a la espera de que en el futuro las personas dispongan del recurso idóneo, de tal manera que la aplicación de la solución disponga de un horizonte más confiable y holgado. Y como ahora no lo es, debido a las incertidumbres, la tendencia será preferir la cronificación antes que tomar decisiones cuyas consecuencias desemboquen en descontrol. 

El otro elemento es que el limón del poder está demasiado manoseado. Vamos, que no queda mucho jugo que exprimir. Habría que poner al limón en barbecho, para ver si se regenera sin tanto estrés al que le someten.

Otro matiz relacionado con Eris son las luchas por el poder, pero se trata de unas luchas que tienen la peculiaridad de no mostrar claramente quién gana y quién pierde. A diferencia de Marte, el hermano de Eris, en que la diferencia entre quien está ganando y quien está perdiendo es clara, la influencia de Eris hace que las personas permanezcan ciegas, en el sentido de no encontrar muestras de quién está ganando o perdiendo en los conflictos. En consecuencia, en estos tiempos que corren las personas públicas tratarán de evitar movimientos audaces, dado que ello pondría de relevancia su incompetencia para tratar los actuales problemas que la sociedad plantea. Preferirán escenificar que todo puede ocurrir, mientras no está ocurriendo nada de manera definitiva. Y como nadie quiere perder, las causas de los conflictos se irán fragmentando perversamente, para que nadie vea cumplidas sus expectativas de forma clara. De esta manera, quien pierde no sabrá que está perdiendo (o más bien, creerá que puede ganar, aún cuando no haya señales claras de ello), y quien pueda estar ganando no lo sabrá con certidumbre, debido a la fragmentación y deformación de las causas y conflictos en lucha. El resultado de tal fragmentación será la cronificación del problema. Es decir, el limón (o la manzana) irá lanzándose a futuro indefinidamente.

De todos los planetas lentos, Urano es el que mejor está relacionado con Eris. En concreto, está en fase creciente, ya que hizo una conjunción con Eris hace pocos años. Por tanto, el sinódico entre Eris y Urano empieza a crecer. En cambio, los planetas lentos (Júpiter, Saturno, Plutón y Neptuno) están todos en fase menguante (o decadente) en relación al sinódico que forman  con Eris. El que Urano esté en fase creciente, dado que tiene que ver con la tecnología, quiere decir que van a ser los avances relativos a ella los protagonistas del cambio. El resto de cosas deberá esperar.

martes, 31 de diciembre de 2019

1848-2037: El Ciclo de la Fantasmogénesis (II)


En la astrología, los ciclos son clave. Esto lo digo para que podamos entender que el tejido que conforma la realidad, según lo explica la astrología, está compuesto por muchos hilos. Cada hilo sería un ciclo. Estos ciclos actúan simultáneamente y superpuestos unos a otros. De ahí el quid de la cuestión de la interpretación.

Por ejemplo: está el ciclo de la precesión de los equinoccios, que nos llevaría de la Era de Piscis a la de Acuario. Pero no es el único mega-ciclo. Está el ciclo de conjunciones entre Neptuno y Plutón, según el cual ahora estaríamos en la Era de Géminis. Este ciclo es muy explícito. Sobre este tema dejé unos apuntes en este enlace: La Era de Géminis.

Hay otro mega-ciclo: el de las sucesivas conjunciones entre Urano y Neptuno, igual de explícito que el anterior. Según este ciclo, ahora estaríamos en la Era de Capricornio. Sobre este tema les recomiendo la lectura de un libro imprescindible: Urano-Neptuno: un reloj astro-histórico, de José Luis de Pablos.
Y también les recomendaría otro libro: 9 Ciclos. Planetas Lentos. El autor es Juan de la Fuente.

Ahora paso a comentar el otro ciclo, al cual considero igualmente importante. Me estoy refiriendo al generado por la conjunción entre Eris y Neptuno. Como indiqué en la parte (I), la última conjunción habida fue en 1848. La siguiente la tendremos en el 2037. En consecuencia, el actual ciclo entre Eris y Neptuno se inicia en el 1848 y concluirá en el 2037, año que dará lugar a un nuevo ciclo.

¿Y qué importancia tiene este ciclo? Mucha, hasta tal punto que debo pellizcarme, por el asombro que me produce.

Entonces, la pregunta es: ¿a qué se refiere este ciclo? La combinación entre Eris y Neptuno es sumamente hipnótica. Es como cuando uno está en la Catedral de Santiago de Compostela, ante el Botafumeiro, y se deja abducir por semejante movimiento. O como en una sesión de hipnosis perpetua. Lo que quiero decir con ello es que este ciclo es sumamente seductor, pero de una seducción que actúa afectando al inconsciente profundo, tanto en lo personal como en lo colectivo. ¿Y bajo qué formas puede estar actuando? Pues bajo la iconología de la época. Cada época tiene la suya. Y en la que estamos, la que va de 1848 al 2037, la cultura del espectáculo es sumamente importante, tanto por su seducción como por sus efectos sobre el psiquismo colectivo. De ello les hablé en la parte (I) del artículo. A continuación les aportaré algunos detalles.

Pocos años antes de 1848, en los años en los que la conjunción estaba formándose, se publicó la primera edición de La Esencia del Cristianismo, obra del filósofo Ludwig Feuerbach. Este filósofo es clave en Marx y en muchos otros autores, entre ellos Guy Debord, quien en tiempos más recientes publicó una obra llamada La Sociedad del Espectáculo. El nombre lo dice todo e ilustra perfectamente el significado de este ciclo. El espectáculo es la clave de la fase histórica de este mundo, cosa perfectamente comprobable a través de las abducciones y distracciones en que vivimos. El espectáculo formatea las mentes. El ciclo formado por Eris y Neptuno es el de la fantasmogénesis. O, si lo prefieren, de lo macro-imaginal.

Otra. A partir de 1848 empiezan a proliferar las especialidades académicas. Un ejemplo lo tendríamos en la psicología. Y ahí, a lo largo del ciclo, veríamos cómo nace como materia independiente, cómo se desarrolla y cómo se diversifica. En el desarrollo de este ciclo podemos comprobar este desarrollo: desde las ideas de los primeros psicólogos, el surgir del psicoanálisis, el empuje de la psicología industrial, la psicología humanista, la eclosión del coaching, el surgimiento de la inteligencia emocional, etcétera. En este sentido, los años clave del ciclo son la cuadratura creciente, en 1898; la oposición, en 1944; la cuadratura menguante, en 1992; y así hasta llegar a la próxima conjunción de 2037.

Fíjense. Alrededor de 1898, Freud publica La Interpretación de los Sueños, Sobre el Mecanismo Psíquico de la Desmemoria y Sobre los Recuerdos Encubridores. Curiosamente un satélite de Eris se llama Disnomia. Por cierto, la definición de disnomia, como término psicológico, es el olvido de los nombres de las cosas. 
En el periodo en que ocurrió la oposición, a mitad de los años 40, se fundó el Instituto Tavistock. Si no saben a qué se dedica este instituto, busquen por internet y verán que refleja la quintaesencia del asunto que estamos tratando.
Coincidiendo con la cuadratura menguante, en los primeros años 90, se publica el libro Inteligencia Emocional, de Daniel Goleman. Justo en estos años irrumpe con fuerza el Coaching, que ya había empezado a dar sus pasos a mediados de los años 70, coincidiendo precisamente con un trígono entre Eris y Neptuno. Y cuando digo Coaching, digo también los libros de autoyuda, que empezaron a eclosionar coincidiendo con estos aspectos.

Y más aún. En la historia de la cultura audio-visual, de la cual la fotografía y el cine forman parte, la cuadratura creciente, la que se produce alrededor de 1898, coincide con la puesta en marcha de muchos periódicos. Y también, para acabarlo de rematar, de la fundación de renombrados clubs de fútbol, los cuales funcionan a pleno rendimiento a día de hoy. Por cierto, el fútbol es la religión que nos mantiene abducidos a todas horas.
En cuanto a la historia del cine, iniciada coincidiendo con la cuadratura creciente, veríamos que el tiempo de la oposición, a mitad de los años 40, marca un punto de inflexión determinante. Entre otras señales, se acaba la era de Ernst Lubitsh y se inicia la era de Billy Wilder. Mientras tanto, Hitchcock hace de puente entre la etapa previa y la posterior a la oposición.

En 1898, con la cuadratura creciente, la figura determinante fue William Randolph Hearst, fundador de la prensa amarilla en esos años. Y en los tiempos de la conjunción, un año antes de 1848, nace Joseph Pulitzer, cuyo apellido sirve como nombre de referencia para periodistas. Como pueden suponer, el periodismo contribuye muy mucho a esta sociedad del espectáculo continuo.

Y otro dato para pellizcarse. El auge, esplendor y declive de Estados Unidos como potencia hegemónica discurre en paralelo con este ciclo. Lo vemos a continuación:
Los años de la conjunción, en 1848, coinciden con la anexión por parte de Estados Unidos de una parte del territorio de México.
La cuadratura creciente, en 1898, coincide con la Guerra de Cuba, que supone la progresiva entronización de Estados Unidos.
La oposición coincide con el final de la 2a. Guerra Mundial, tras la cual Estados Unidos aprovecha para dominar más de medio mundo.
Y la cuadratura menguante, en los primeros años 90, coincide con el desplome de la Unión Soviética. Esta cuadratura hubiera supuesto el monopolio de Estados Unidos, de no ser porque China estaba emergiendo, lo cual me lleva a pensar que la entronización definitiva de China vendrá a no más tardar. En cualquier caso, el año 2037 supondrá que el modelo chino, tanto en lo político como en lo económico, empezará a ser dominante a nivel mundial.

Y en esos primeros años 90, con la cuadratura menguante, se inició la proliferación de internet. Y también, la apoteosis de la tele-basura. Del 1992 data el crimen de Alcasser, que nos tuvo en un vilo a todos, con todo el show mediático amarillista con el que se acompañó.
De 1992 también data la jugada especulativa que el financiero George Soros hizo contra la libra esterlina. Ello pone de evidencia que hay fondos de inversión que tienen más poder que los mismos estados. Y en esos primeros años 90 también acaeció la quiebra de la Unión Soviética. Como ven, a través de la conjunción, la cuadratura creciente, la oposición y la cuadratura menguante, este ciclo influye mucho en cómo quien ostenta el poder trata de mantener al rebaño en el redil, a través de la política, los grandes medios de comunicación, la sociedad del espectáculo continuo, la propaganda, la medicina, etcétera. Un ejemplo de esto último: alrededor de 1848, cuando el orbe de la conjunción ya estaba activo, se empieza a utilizar la anestesia. Y si lo miramos bien, este ciclo es pro anestésico: ya sea a través de fármacos, analgésicos y anestésicos, ya sea a través de modas orquestadas e implantadas en la psique colectiva a través de la publicidad, el cine, etcétera.
Y el 2004, el año en que se descubre Eris, es el de la puesta en marcha de Facebook (y de ese fenómeno llamado "redes sociales").

En definitiva, el ciclo sinódico formado por Eris y Neptuno afecta a la manipulación del imaginario colectivo a través de la economía, la política, la medicina y la cultura del espectáculo masivo. Ello da lugar, a través de la intromisión de los grandes medios de comunicación de masas, a que los mensajes se tentaculicen y penetren en las vidas íntimas de las personas. O lo que es lo mismo: las necesidades de las personas están intervenidas y mediatizadas por lo público, a través del cine, de las modas, la televisión o, ahora, la pantalla del ordenador, etcétera. Ya ocurrió en el pasado, a través de la parafernalia dictada por las religiones, las ideologías y demás componentes de la cultura de la distracción masiva. La fe ha sido secuestrada por religiones y modas de todo tipo, más nobles o más viles. El caso es que nuestras motivaciones como individuos están siendo intervenidas continuamente. Y este ciclo nos da pistas muy interesantes. Ahora mismo estamos en el declive del ciclo iniciado en 1848. La siguiente conjunción, que abrirá un nuevo ciclo, tendrá lugar en 2037. De aquí hasta entonces asistiremos a una aberración tras otra y sin posibilidad de freno. Lo único que nos queda es contemplar el panorama, sabiendo que quedan unos pocos años. Y es posible que en 2037 se esté a punto para fundar un nuevo acuerdo social, tal y como ocurrió en 1848, teniendo en cuenta que este ciclo habla de la representación pública (la democracia, los rituales sociales, la representación ciudadana y muchos más factores que inciden en ello).

Y como todavía hay tinta en el tintero, dejaré para otro día lo que será la parte (III) de este artículo.

sábado, 28 de diciembre de 2019

1848-2037: El Ciclo de la Fantasmogénesis (I)



Antes de ponerme a describir el Ciclo de la Fantasmogénesis, unas consideraciones previas sobre los ciclos que tejen el mundo en que vivimos:

El ciclo Júpiter-Saturno.

En el 2020 tendremos la gran conjunción entre Júpiter y Saturno en Acuario. Esta conjunción tiene la peculiaridad de ser la primera de una serie en la que estas conjunciones se irán sucediendo en signos de Aire, y Acuario lo es. La serie anterior empezó con el inicio del siglo XIX, cuya primer conjunción inauguró el ciclo de signos de Tierra. Justo al poco de iniciar esta serie se produce una coincidencia: el volcán Tambora explota y la familia Rotchschild toma el lugar por el cual es conocida. ¿Recuerdan la batalla de Waterloo, tan relacionada con el creciente poder que los Rothschild? Eso fue en 1815, y el manto de humo vomitado por el volcán recorrió medio mundo y provocó un descenso de las temperaturas. ¿Quiere ello decir que hay una relación de causa-efecto? Pues no, pero la coincidencia da para relacionarla con otra. Lo telúrico y lo sociológico a menudo coinciden. En concreto, en el 2010, casi al final del ciclo de Tierra, estalla el volcán islandés Eyjafjallajokul, dando lugar a una oleada de humo que provoca una cancelación de vuelos durante unos cuantos días. Ese mismo año, en el 2010, Jeff Bezos, CEO de Amazon, pronuncia una conferencia en Princeton, que puede ser algo así como un bautizo institucional, de igual manera que la familia Rothschild se entronizó en el poder en 1815. ¿Será Jeff Bezos, o la corporación que dirige, el equivalente a Rothschild para los tiempos que vienen? Podría ser.

Un detalle a tener en cuenta: la doctrina Monroe, de la que ahora se vuelve a hablar, data del inicio del ciclo de Tierra. Y en el inicio del ciclo de Tierra, a inicios del siglo XIX, el país con el PIB más alto era China. Luego vinieron las guerras del opio... y ahora China está en lo más alto del poder mundial.

Otra cosa: en el 2010 se produjo lo que se vino a llamar la Primavera Árabe. Y en Catalunya se inicia el proceso que ahora nos tiene ocupados y preocupados.

El ciclo sinódico Eris-Neptuno.

En estos tiempos, en los que hay ciclos tan significativos que están acabando, para dar lugar a nuevos periodos históricos, hay algo que me recuerda al periodo que media entre la Revolución Francesa y la llamada Primavera de los Pueblos de 1848. Recordemos que la eclosión de la Revolución Francesa derivó hacia el periodo napoleónico, que condujo después a un retorno al absolutismo. Y como el sistema absolutista estaba tocado de muerte, volvió a producirse una oleada revolucionaria que desembocó en lo que he citado anteriormente: la Primavera de los Pueblos de 1848. ¿Y cómo entender este hecho? Pues algo así como un gran pacto social que pretende ir conduciendo al mundo a nuevas formas de relación y representación. El sistema de democracias parlamentarias, tal y como las conocemos, viene de ahí.... y ahora este sistema está en declive, tal y como presagia el ciclo en su fase menguante. 
La cuestión es si el equivalente de la Revolución Francesa fue la Revolución de Mayo de 1968. Tras su declive, resurgió una nueva oleada a partir del 2010. La cuestión a observar es si la linea marcada por el inicio del ciclo, en 1848, se asemejará al que supongo será el gran pacto social de 2037.

Sigo con el ciclo: además, en 1848 se publica el Manifiesto Comunista, de Marx y Engels, que ha generado gran importancia a lo largo de todo el ciclo. ¿Y de qué ciclo estamos hablando? Pues el formado por el sinódico entre Neptuno y Eris, el cual se está desarrollando entre 1848 y 2037.

Otra cosa: 1848 es el año de la comunidad pre-rafaelita, un movimiento artístico multidisciplinar. Duró poco tiempo, pero su influencia se extendió durante muchísimos años. En aquel momento estábamos en la casi prehistoria de la industria audio-visual. El daguerrotipo fue el antecedente inmediato de la fotografía. Y si lo fue de la fotografía, también de la radio, del cine, de la televisión, de la publicidad, de la representación de iconos, del manejo y manipulación de información a través de medios de comunicación masivos, de internet, etcétera. Los pre-rafaelitas, acaso intuyendo que los futuros fotógrafos les quitarían su lugar como pintores, se tornaron hiper-realistas. Y como la batalla contra el avance tecnológico que suposo el daguerrotipo y la fotografía estaba perdida para ellos, ello acabó dando lugar a la eclosión del impresionismo, que supuso el fin de la pintura como reflejadora literal de la realidad. El impresionismo fue una revolución que abrió el melón de todos los estilos que luego vinieron. La invención de la fotografía liberó a la pintura de la función que hasta ese momento tenía encomendada, dando lugar a sucesivas revoluciones y cambios en el mundo del arte.

¿Y qué relación puede haber entre el arte y la política? Pues mucha más de lo que nos podría parecer. Y el ciclo sinódico formado por las conjunciones entre Eris y Neptuno nos puede ayudar a entenderla.

En 1848 se produjo una conjunción entre Eris y Neptuno, dando lugar lugar a un ciclo que nos llevará hasta el 2037, año en el que tendremos una nueva conjunción entre ambos. Ahora mismo estamos en el declive del ciclo, y ya vemos que la política y las expresiones artísticas están en decadencia (o desnortadas). Y aunque son de interés masivo, a través de subproductos, todo está degradándose a pasos agigantados. De ello trataré con mayor detalle en el próximo artículo.

jueves, 26 de diciembre de 2019

Plutón y la Reserva Federal


Primero de todo: la Reserva Federal es una empresa privada, que, a ojos del público, parece una institución estatal. Es como el Comité Olímpico Internacional, que también es una empresa privada que usa de las ciudades y de los estados, como cuando asignan sede olímpica cada cuatro años, para tener abducido al personal. Mientras tanto, los lugareños de la ciudad escogida se ponen muy contentos. Pero eso: se trata de empresas privadas con apariencia pública (debido a nuestra ignorancia al respecto).

En la Carta fundacional de la Reserva Federal (FED) se percibe una información interesante de cara al futuro inmediato. Para poderlo entender, luego les comentaré el tránsito de Plutón, que tiene mucho que ver con el dinero. Pero antes de ello veamos que en esta Carta Plutón está en la Casa 12, lo cual podría indicar que la creación de este organismo se hizo secretamente, al menos en cuanto a intenciones referidas al control del dinero (y a las consecuencias futuras que los fundadores quisieron generar). Al estar en el signo de Cáncer, intuimos que su función fue (y es) coaccionar el uso del dinero en favor de los poderes fácticos, en detrimento de los poderes públicos. O lo que es lo mismo: favorecer a la élite bancaria, dejando el peso de las deudas a las familias, como así estamos viendo. Es decir, un sistema piramidal que beneficia a una minoría.

El tránsito de Plutón por los ángulos.

Tomando el tránsito de Plutón por los ángulos de la Carta, observamos que el primero de ellos, que afectaba a la cúspide de la Casa 1, coincide con un fraude monumental. En concreto, me estoy refiriendo al escándalo que afectó (y aún afecta ) a la figura de Henry Morgenthaus en 1934, secretario del tesoro del gobierno USA de la época. Sin embargo, la estafa se descubrió en tiempos más recientes. Es decir, una estafa con efectos retardados.

El siguiente tránsito importante fue sobre el último grado de Virgo, que abre la cúspide de la casa 4. Eso fue en 1971, año en que el presidente Nixon declaró el final del patrón oro a cambio del predominio del dólar, con la Reserva Federal dictando la cantidad de dinero que cada país puede imprimir. En ese momento nadie dijo nada en contra, salvo el presidente francés Charles De Gaulle, el cual nos advirtió de lo que podría pasar, como así ha estado pasando, tal y como estamos viendo desde la crisis financiera del 2008. La consecuencia de ello es que muchos países vendieron su oro, o lo guardaron en USA. Y el asunto, y ahora lo vemos en sus crudas consecuencias, es que esos países no pueden recuperar su oro, o lo tienen muy difícil, o tienen que endeudarse para comprarlo, por si en un día próximo se vuelve a establecer el patrón oro, como está empezando a suceder en algunos casos.

Y el tránsito próximo, entre el 2020 y el 2021, será por la cúspide de Casa 7. ¿Y qué puede suceder? Por lo que observo y escucho, el patrón oro está volviendo escalonadamente y sin grandes declaraciones. Aún hay resistencia para abandonar el patrón basado en el dólar. El asunto es que el oro que declara poseer cada país puede estar falseado: hay países que proclaman tener más oro del que declaran, y los hay que al contrario. Lo iremos viendo según cursen los acontecimientos.
Yo creo que las conjunciones entre Saturno y Plutón, ya muy activada, y, muy especialmente, la que concernirá a Júpiter y Plutón en diversos momentos del 2020 van a ser determinantes sobre cómo irá evolucionando todo.

La pregunta que nos podríamos hacer es:
¿qué pasará con los países que están totalmente ligados al destino del dólar, y que no tienen suficientes reservas de oro como para ser autónomos en sus decisiones como para mantenerse en pie con garantías (en el caso de que el patrón oro vuelva a rehabilitarse)? Piensen, por ejemplo, en el caso de países cuyas élites políticas están en deuda con la CIA, por haber recibido su apoyo (a cambio de vivir de rodillas ante el dictado del gran hermano).

¿Y si el asunto fuera otro, que no el retorno al patrón oro?
Como esta sucesión de conjunciones en Capricornio tendrán lugar en la Casa 7, es muy posible que la acción de adversarios (o enemigos declarados) jueguen un papel determinante para que el gran fraude emerja a la luz. Prepárense, que vienen curvas muy pronunciadas.

sábado, 30 de noviembre de 2019

2020: el Año de Eris

Como hemos venido hablando en este blog, las próximas grandes conjunciones se van a producir en el tercer decanato de Capricornio. ¿Y qué de diferente tiene el tercer decanato en relación a los otros dos? El primer decanato tiene que ver con la banca. De hecho, cuando Plutón ingresó en Capricornio, en el primer decanato, se produjo la quiebra de Lehman Brothers, y Bernie Madoff fue llevado a prisión. El primer decanato coincidió con la primera oleada de la crisis. Durante la segunda oleada, la que se corresponde con el segundo decanato, la proliferación de los recortes sociales y las reformas laborales condujeron a una disminución clara de los derechos y del poder adquisitivo de los trabajadores. Es decir, la parte media y baja de la pirámide fue tocada y herida profundamente. Pues bien, entre ahora y el 2023 corresponde la activación de la tercera oleada, la que se relaciona con el tercer decanato de Capricornio. Y el tercer decanato tiene relación con las instituciones, con el alto funcionariado, con los altos ejecutivos de las empresas. Es decir, vamos a ir viendo que los estratos sociales que no habían sido heridos serán definitivamente tocados durante este tránsito. ¿Y cuál podría ser el resultado? Pues la concentración de poder aún mayor en una minoría que espera salir triunfante. Es decir, también el cojín en el que las altas élites se sientan va a ser pateado, pues el tercer decanato va a ser el que resultará activado por esas grandes conjunciones. De ello hablé en algunos otros artículos que he ido publicando en este blog.

Alguien podría decir que el sistema de estafas piramidales se está suicidando, practicando primeramente el canibalismo, para acabar autoengulléndose. De ahí, más tarde o más temprano, un nuevo orden emergerá. Y no me refiero al Nuevo Orden Mundial, sino a un orden que surgirá desde el interior de la pirámide y en dirección ascendente.

Antes de proseguir con la argumentación astrológica, una breve nota sobre el fascismo emergente (o como se le quiera llamar). Independientemente del nombre que se le ponga, el sistema está pasando por una fase sádica, en la que no importa a quien dañe. Por ejemplo, este retorno del mensaje fascista encaja con una nostalgia furibunda, propio de una falta de visión de futuro, lo cual da lugar a actitudes infantiles, que algunos aprovechan para proponerse como salvadores. Y cuando al futuro no se le ve claro, la gente busca en un retorno a la tradición herrumbrosa la solución al problema.
La conjunción entre Saturno y Plutón en el tercer decanato de Capricornio recoge y refleja todo esto que les acabo de explicar. Se acaba el ciclo anterior, en el que esta conjunción se había producido en Libra, coincidiendo con la proliferación del neoliberalismo (el poder desmedido de eso que llaman mercado). Tras años de desregulación, la gran tentación es volver al control capricorniano.  A quienes anhelan un retorno a los poderes de los estados les preguntaría lo siguiente: ¿cómo esperan que los estados recuperen las empresas públicas que entregaron a manos privadas durante las décadas de los años 80 y 90? ¿Están dispuestos a rebajar su nivel de vida, aplaudiendo una subida masiva de impuestos que sufrague la recompra? No me puedo creer tanta candidez. 
Sin embargo, este afán por controlar, volviendo a la estatolatría, llega viciado y agotado de buen inicio. Esto lo deduzco de la cuadratura formada por la conjunción entre Saturno y Plutón con Eris, un nanoplaneta que nos dice lo siguiente: las partes en conflicto nunca sabrán si están ganando la partida, pues los ganadores potenciales creen que no están ganando y los perdedores potenciales creen que no están perdiendo. O lo que es lo mismo: nadie tiene claro si está avanzando en sus propósitos, pues el sistema se está volviendo tan esquivo y extraño que no es capaz de mostrar señales que orienten a unos y a otros. Es decir, la fragmentación creciente que el poder lleva experimentando desde 1848 hará que sus consecuencias se perciban crudamente en los próximos meses, afectando a poderosos y a humildes, a reaccionarios y a revolucionarios, etcétera. Y hay que decir que el mundo que emergió a resultas del fin de las guerras napoleónicas también está acabando su ciclo. Es decir, entre unas cosas y otras, estamos entrando en un periodo de no solución. Es decir, la pretensión de instaurar un orden capricorniano atraerá desórdenes de todo tipo. La conclusión a la que llego es que las partes en conflicto tienen miedo de sus propias acciones, pues saben que les irá en contra, como quien lanza un pastel sobre su propia cara, pensando que es la cara del adversario.
La otra conjunción, la de Júpiter y Plutón, muy relacionada con las grandes estafas, también vendrá acompañada de una cuadratura con Eris. Y para acabarlo de rematar, la próxima conjunción entre Júpiter y Saturno, que tendrá lugar en el grado 0 de Acuario, también vendrá acompañada de una cuadratura con Eris, aunque disociada y con orbe ciertamente amplio. 

Y para finalizar este artículo, les diré que la solución a los problemas planteados va a ser postergada indefinidamente. Me refiero a los problemas sociales, políticos y económicos, que se revisten de diferente manera según cada país. La solución es la disolución, lo cual me llevaría a hablar de la posición de Neptuno en Piscis, signo en el que aún transitará durante unos cuantos años.  Aún con ello, el activismo social seguirá hiperactivo, pues es la consecuencia lógica de un liderazgo corrupto, herrumbroso y errabundo. Cuando llegue a Aries, habrá una solución no disolutiva. De ello hablaremos en otro artículo. Pero para aportar una pista, les diré que los tránsitos de Neptuno por los diferentes signos aportan una información muy interesante acerca de las soluciones que el sistema ha ido aplicando en diferentes momentos históricos. En el caso presente, Neptuno en Piscis únicamente puede significar que la solución es la disolución, dado que la falta de liderazgo conlleva confusión y más confusión. Con Neptuno en Piscis, la presencia de los estados-nación, que se desesperan por parecer vivos, nos recordará a una película de zombis. En consecuencia, notaremos que existen estados por la sangre que nos van a chupar. Si no quieren llamarlos estados-zombis, llamemos al fenómeno estados-vampiro.

Nota: la carta astrológica que ilustra este artículo corresponde a un tiempo intermedio, con Eris haciendo cuadratura a Júpiter, a Saturno y a Plutón, aunque vemos en el gráfico que Marte estará haciendo conjunción con Eris en la fecha indicada.

jueves, 21 de noviembre de 2019

2020: El Año del Plomo

Planteo este artículo como una gran pregunta, con sub-preguntas parciales. Es decir, no es un escrito pensado desde una afirmación indudable, sino más bien lo contrario. De ahí que aconseje a quien lo lea que se lo tome tal y como sugiero. Y si a alguien se le ocurre alguna respuesta al respecto, le invito a que se atreva con ella.

Empezaré trazando un hilo conductor entre un acontecimiento situado días antes de la detonación de la guerra civil española y el momento actual. Les hablo, en concreto,  del asesinato de José Calvo Sotelo, ocurrido tres días antes del golpe de estado del 18 de julio de 1936. Es este hecho el que detona la guerra civil, que ya se venía fraguando desde tiempo antes. Hay que tener en cuenta el contexto histórico en el que se encontraba tanto el interior de España como el exterior europeo. Por consiguiente, el traslaticio debe ser tomado alejándose de toda literalización. Lo que entonces fue un magnicidio, hoy puede estar encarnándose de otras maneras, aunque el fondo de la cuestión haya una misma pregunta.
Se dice que el magnicidio fue ordenado por un ministro del gobierno, Indalecio Prieto, a través de un miembro de su guardia, Luis Cuenca, si no estoy mal informado. Este hecho, como digo, detonó el inicio de la guerra civil. Como bien se sabe, la guerra civil duró casi tres años, y la posguerra duró hasta 1969, año en el que Franco concedió la amnistía a los imputados por delitos de guerra. Por tanto, podríamos entender que la posguerra se prolongó en proporción a la duración de la guerra civil. Dicho sea de paso, hay historiadores que consideran que Franco prolongó la guerra expresamente, para que la huella fuera mayor, tanto entre los enemigos como en los amigos, para que no hubiera dudas y las consecuencias se prolongaran en el tiempo. O lo que es lo mismo: la estabilidad a la que se llegó estuvo fundamentada en el miedo a esa guerra fratricida. Es decir: si la guerra civil duró tres años, y le damos a cada año de guerra otros diez años de posguerra, veremos que la posguerra duró 30 años desde 1939 hasta 1969. Me pregunto si un país como España no puede vivir en estable armonía si no es con el guerracivilismo pendiendo por encima de nuestras cabezas.
Prosigo. Más adelante tuvo lugar la transición, que fue un acuerdo apartes iguales entre el núcleo de poder franquista y la CIA. Pocos años antes, no obstante, en 1959, también tuvo lugar el plan de estabilización, que favoreció que España pudiese estar integrada en el mundo capitalista de aquel momento. Fue un modelo que podríamos llamar capitalismo de estado, parecido al actual modelo chino. La naturaleza terrateniente del poder económico español - el llamado capitalismo castizo- se alió con el poder del hermano americano.

Demos un salto. Adelantándonos un poco más en el tiempo, nos situamos en los gobiernos de Felipe González, entre 1982 y 1996. En los años que rodean a los primeros años 90 se crea el Ibex 35, que se formó con aquellas empresas que siendo estatales, surgidas como consecuencia del Plan de Estabilización, pasaron a manos privadas. Este hecho es lo que más recientemente ha venido a generar el culto a las puertas giratorias. Pues bien, en el inicio de los años 90, que es cuando esas empresas pasan a capital privado, hubo un brote de independentismo en Cataluña en forma de La Crida a la Solidaritat, hecho que fue utilizado como escudo distractor, como también fue un escudo distractor la celebración de los Juegos Olímpicos de 1992, que fueron utilizados también como pantalla distractora. En relación a esto último, hay que decir que los gobiernos españoles nunca fueron proclives a favorecer la celebración en Barcelona de los Juegos Olímpicos. Sin embargo, ya puestos, esos juegos, junto con el auge del independentismo, fueron utilizados como pantalla que sirviera para tapar las maquinaciones que dieron lugar a las grandes privatizaciones. Otro detalle: los 50 años de ETA, recordemos que fue fundada en 1959, fueron sustituidos por una maniobra orientada a inflamar a los catalanes mediante un apoyo ficticio y traicionero a la reforma del estatut. En relación a la maniobra zapateril y su posterior sentencia, en el 2010, la pregunta que me hago es si la intención de los sucesivos gobiernos es clonar o duplicar los conflictos territoriales y el guerracivilismo fratricida. En consecuencia: ¿es intención del gobierno que el conflicto en Cataluña dure otros 50 años? ¿Para tapar qué tipo de actos, acaso la subasta de la Seguridad Social?

Otro hecho de esa época, y muy relacionado con lo que acabo de señalar, la de los primeros los años 90: se orquestó una campaña orientada a convencer a los ciudadanos para que se hicieran planes de jubilación o contrataran servicios médicos privados, acaso pensando en ir miniaturizando la Seguridad Social. La campaña no tuvo éxito y su objetivo fue postergado, y es justo ahora que el tema vuelve a sonar, primero por la crisis financiera del 2008 y segundo, debido al nivel de deuda pública que afecta a los estados, muy particularmente el español. Precisamente en estos días se están percibiendo movimientos que no son nada sutiles. Me refiero a la ley Aragonés, orientada a privatizar determinados servicios públicos en Catalunya. En este sentido, observen la siguiente jugada: el día que se emite la sentencia del Procés, la ministra Calviño estaba de gira internacional, acaso para poner en subasta la Seguridad Social. Ello explicaría el cambio de discurso por parte de la élite de un partido independentista en concreto, cuyo nombre no pronunciaré.

Otro traslaticio: la muerte de Calvo Sotelo sirvió para detonar la guerra civil... y ahora falta por ver si el pacto entre Pedro y Pablo, con la extrema derecha crecientemente inflamada, puede ser equiparable, en cuanto a efectos y consecuencias, a aquella detonación. Es una pregunta que me hago, una más.

Otra nota: las instituciones catalanas no son de los catalanes, por más que desde Tarradellas se nos haya estado diciendo lo contrario. En realidad, la Generalitat y el Parlament son propiedad del Estado español, como todos los españoles. Sí, los españoles somos propiedad del Estado. En este sentido, para que lo vean claro, si el Estado español entrara en bancarrota, el gobierno podría hacernos una quita. Es decir, podría requisar los ahorros de los españoles, en la medida en que somos de su propiedad. Sólo se salvarían de la quita aquellas personas o empresas que tengan su capital a buen recaudo, ya sea en paraísos fiscales o en algún otro lugar protegido por el mismo Estado.

Otra conjetura: el anarquismo tuvo relevancia en España. Un país católico con semejante contradicción produjo lo siguiente: los anarquistas, defensores de lo comunal, se encontraron con un enemigo, el comunismo, que produjo que algunos de los primeros contribuyeran a la fundación de la Falange. Y prácticamente no les hizo casi ni falta de cambiar el color de la camisa. En ambos casos, de color muy oscuro, como si quisieran rivalizar con el oscuro de la sotana de los curas. Pues bien, hoy está ocurriendo algo muy parecido. Muchos mansos iracundos, que inicialmente formaron parte del movimiento de los indignados, viendo la decepción que les ha ido produciendo Podemos, se están pasando a la extrema derecha. La historia se repite. 
Y ahora les explicaré una anécdota personal: la redes sociales Facebook y Twitter están censurando los extremismos de derecha, los cuales han ido migrando a Telegram y, muy especialmente, a Vk Contakte, un invento gemelo de Facebook en versión rusa. Eso quiere decir que no conocemos hasta qué punto estos movimientos están fuertemente activos, lo cual es muy peligroso, pues nos mantiene aislados unos de otros en sendas burbujas. Pues bien, como yo me aburro con quien piensa igual que yo, me di de alta en Vk Contakte para saludar a Francisco Gijón, un escritor que funciona en esa red social. El caso es que cuando quise volver a conectar no pude, pues Vk Contakte no me permite operar con mi perfil, y eso que está a la vista, pero no me reconoce la contraseña, y tampoco me la deja regenerar. La conclusión parece obvia: no soy de la cuerda de Vk Contakte.

Cambiando de tema y vuelvo a los años 90, los años de la cultura del pelotazo. Les comenté que los gobiernos españoles, tanto los del PSOE como los del PP,  claramente favorables a la cultura tradicional terrateniente española, abonan la idea de despojar al estado de autonomía económica y de recursos públicos. Y no en bien de los españoles, cosa que salta a la vista. Es decir, debido a la venta de los recursos públicos a manos privadas, junto con la deuda moral que la generación de Felipe González y Alfonso Guerra, colocados en la élite del PSOE en el congreso de Suresnes, tiene con la CIA, y con el apoyo del PP, el estado español, como muchos otros, no tienen independencia en cuanto a políticas económicas y financieras. O lo que es lo mismo: el dólar, si un día cae, cuando lo haga, arrastrará a los estados que están bajo su paraguas. O si lo prefieren: los países que tiene subordinada su economía al destino del dólar caerán cuando el dólar colapse. En paralelo, y constatando el retorno escalonado al patrón oro por parte de algunos países, China y Rusia, hace que los estados subordinados o sobornados, puesto que carecen de autonomía para dirigir su economía, no podrán escoger acerca de si se quedan en el ámbito del dólar o si prefieren adoptar el patrón basado en el oro.

Otro dato, aunque parece lejano en cuanto al tema, pero muy relacionado con todo lo anterior: el país católico que es España, en el que las contrarreformas se regeneran con facilidad pasmosa en otras vertientes, aparte de la reacción contra el movimiento protestante, tuvimos otro episodio calcado que ha sido pasado por alto por los historiadores. Resulta que a principios del siglo XIX Samuel Hahnemann propone la homeopatía, que sostiene que con menos cantidad de materia, pero tratada mediante disoluciones y sucuciones, es posible favorecer la curación y el bienestar de las personas. Pues bien, pocos años después, un biólogo español llamado Orfila, nacido en Mahón y servidor de la corte del Rey francés, propone que un medicamento, para que sea considerado como tal por la comunidad médica y farmacéutica, debe contener un mínimo de materia que resulta bastante más alto que el que propone la homeopatía. Vamos viendo, pues, que el espíritu contra-reformista no se ciñe al ámbito religioso, sino que afecta a todo lo demás.
Muy relacionado con esto último: mientras en los países protestantes se prefirió la expansión del capitalismo a través del comercio, en España se optó por la tenencia y la propiedad blindada y reducida en manos de una élite terrateniente. Para finalizar, y en previsión de que algunos hermanos españoles me acusen de instigar el odio, me pregunto por qué en un estado tan cleptocrático los españoles de bien identifican sus sentimientos patrios con el Estado y con el gobierno de la nación, cuando se sabe que es la cleptocracia hispana la que utiliza el sentimiento español para mantener concentrado el poder en una minoría terrateniente.
Por cierto, si acuden a Internet y teclean "cleptocracia rusa" se encontrarán con muchos enlaces que hablan de ello. Sin embargo si teclean "cleptocracia española", van a tener más difícil el empeño. Más claro el agua.

Y ahora les planteo la siguiente apostilla: el historiador Arno Mayer sostiene que el antiguo régimen, el anterior a la revolución francesa, persiste en los estados modernos. Es decir, el rey y los aristócratas han sido sustituidos por funcionarios de élite que utilizan el Estado para sus fines particulares.

Enlazando con el inicio del artículo: si la guerra civil española del siglo XXI empezó en el 2017, y pensando en que puede durar tres años, hasta bien entrado el 2020, me pregunto lo siguiente: ¿qué será lo equivalente a la Batalla del Ebro, la más sanguinaria que hubo durante la guerra civil española del siglo XX? Po cierto, es posible que el equivalente al asesinato de Calvo Sotelo ya haya ocurrido, o esté ocurriendo, o vaya a ocurrir a corto plazo. Es decir, una detonación que llevó al ejército a salvar a la patria, aunque en este caso no son las armas de guerra sino las armas judiciales. Es decir, la judicatura está jugando el mismo papel que jugó el ejército en tiempos no demasiado alejados, pero demasiado parecidos a los de ahora. Es posible que el referendum del 1 de octubre del 2017 haya sido el inicio de la actual guerra.

Voy finalizando. El capitalismo de Estado, creado a partir de 1959, fue puesto en manos privadas en los años 90, tal y como he señalado. Recordemos que el período neo-liberal proliferó a partir de los gobiernos de Margareth Thatcher y Ronald Reagan. Sin embargo, antes de tal proliferación, el nuevo sistema fue aplicado en Chile mediante una dictadura. Lo que resulta curioso, ciñéndonos al caso español, es que el neoliberalismo fue inicialmente puesto en marcha, y aplicado hasta la náusea, por gobiernos socialistas (y seguido al pie de la letra por los gobiernos de Aznar, etc...). La llamada cultura del pelotazo benefició a unos y a otros. Y ahora, con la situación que tenemos, incluso Vox defiende ese mismo orden.  Y para tapar la cosa, tal y como han venido haciendo el PSOE y el PP, su discurso parece querer enmascarar este hecho, con soflamas de amor a la nación española.

En relación a la quiebra del estado español, que está llevando a los agentes políticos a tratar de poner la economía -del sector público que queda- de la patria en subasta, la solución, para reducir el déficit público y evitar duplicados y solapamientos, muy propios del estado de las autonomías, podría ser alguna de estas:
A.- La recentralización total.
B.- La descentralización total.

En relación al punto A, recordemos que a partir de la última legislatura de los gobiernos de Felipe González se empezó a producir un proceso recentralizador. Más adelante, ya con los gobiernos de Aznar, se produjeron determinados avances, muy ambiguos, con oscuridades, como, por ejemplo, el boicot al cava catalán. Y, ya con Zapatero, que pronunció aquello de "apoyaré el estatuto que apruebe el Parlamento de Catalunya", y que acabó como ya saben. Bien, de hecho no acabó, pues estamos con las secuelas. Este hecho parece que fue orquestado para dar lugar a la sustitución del problema de ETA por el problema catalán. Y si relacionamos este hecho con lo que he explicado al iniciar este artículo, se puede llegar a alguna conclusión acerca de las intenciones históricas del PSOE. A este respecto, se me ocurre que la tendencia natural del PSOE, ante el dilema entre favorecer a los humildes o hacerlo a la oligarquía terrateniente, es girar en dirección a esto último. De hecho, la historia del PSOE en Andalucía es justamente esta: ejercer de terratenientes, en estrecha relación con los terratenientes tradicionales.

Cualquier día Amazon -u otra macro-empresa, o fondo de inversión, o...- nos ofrecerá servicios que hoy aún están incluidos en la Seguridad Social. La cuestión es que serán ofrecidos a clientes preferenciales, lo cual me lleva a pensar que las personas que compran o usan poco los servicios de esas macro-empresas no obtendrán la cobertura mencionada, siendo únicamente atendidas por servicios de caridad municipal (las ciudades que puedan permitírselo, claro). Vamos a ir avanzando hacia un neo-feudalismo, en el que las ciudades heredarán las migajas que el actual desgaje de los estado vayan generando. Ello puede explicar la renuencia de Els Comuns para pronunciarse sobre la independencia de Catalunya. En realidad, a lo que aspiran es a la independencia de Barcelona. De hecho, la gobernanza de una ciudad como Barcelona es más difícil de entender que el funcionamiento del estado.

Para finalizar, una aporía:

A partir de los años 70, los estados empezaron a desplazar a la familia como garante de la cohesión interior y exterior entre las personas. De hecho, este desplazamiento ha hecho que la educación de los niños haya sido secuestrada por las instituciones del sistema, hasta hacer que el papel de la familia haya perdido fuerza y relevancia. Hoy en día influyen más en los niños la tecnología que sus propias familias. En consecuencia, el oro que es una familia equilibrada fue sustituido por el plomo de las instituciones públicas, que invaden, legislan e imponen sus criterios sobre educación, salud, etcétera.... sobre la vida y la muerte. Lo curioso del caso es que estas instituciones han delegado la capacidad para dirigir la economía de los países en favor de las grandes corporaciones privadas. Es decir, legislan más cuanto menos poder tienen.
Casualmente, o no, en 1971 el patrón basado en el oro fue abandonado en favor del patrón basado en el dólar. Es posible que, siguiendo el traslaticio, los países que tengan autonomía suficiente como para poder decidir si quieren retornar al patrón basado en el oro, también es posible que hagan los posibles para devolver a la familia los atributos que fueron secuestrados por esos sistemas perversos estatales.

Son tan solo unas preguntas para las cuales no encuentro respuesta.

Ah, y como no he dejado de ser un investigador de lo astrológico, les digo que este escrito se complementa con el que publiqué anteriormente (La Gran Trampa del 2020). Les refrescaré el significado de la connotación astrológica de estos tiempos del inmediato futuro:

- A los planetas que están en Capricornio (Saturno y Plutón) se le añadirá Júpiter a partir de diciembre de este año, influyendo durante todo el 2020. Bien entrado ese año se añadirá Marte (que transitará entre el 16 de febrero y el 30 de marzo de 2020). Los planetas en Capricornio siempre benefician a quien tiene el poder. Puede pasar que cometan fallos y les explote en su cara lo que tienen entre manos.

- Neptuno en Piscis indica una falta de liderazgo, o su erosión dramática, lo cual perjudicará a los más vulnerables, ya sea personas o países. También indica que los mansos se volverán sádicos con sus hermanos humildes, sin que ello les reporte beneficio alguno, lo cual siempre acaba apoyando a quien tiene el poder (indicado por los planetas en Capricornio). Neptuno en Piscis es un fiel colaborador del poderoso.