domingo, 28 de mayo de 2017

PP o la Procrastinación Política


En los círculos astrológicos mucho se ha hablado de la relación entre la cuadratura formada por Urano y Plutón y la crisis financiera y política surgida de unos años a esta parte. Sin embargo, se ha hablado poco de la actual cuadratura entre Saturno y Quirón, todo un hueso duro de roer, y más aún tratando de interpretarla en el ámbito de la astrología mundana.

Quirón, entre otras cosas, tiene que ver con los políticos. O más precisamente, con una tipología de políticos surgida a partir de los años 60. En un artículo publicado en este blog indiqué que el liderazgo político lleva muerto desde esa década. Lo tienen aquí: La decapitación del líder.
Saturno tiene que ver con lo crónico, con lo que deja huella, con lo que se hace notar, con los límites y los inconvenientes, con la estructura social y con todo aquello que le da forma.

El aspecto más frecuente entre políticos es el que vincula a Saturno y a Quirón. Por tanto, pues, una cuadratura como la actual está señalando directamente a los políticos (en el ámbito de la astrología mundana). Esta cuadratura está asociada a un no poder, o la impotencia, especialmente cuando al político se le acusa de ineficiente, mientras éste trata de proyectar una imagen de credibilidad, poder y de utilidad para el ciudadano. Ante situaciones en las que la falta de liderazgo se hace obvia, los políticos tratan de mostrar una imagen que no concuerda y que acaba resultando patética. 
Con una cuadratura entre Saturno y Quirón, vemos que a los políticos se les dispara una fobia que les impide actuar audazmente, y más cuando la situación social es de urgencia. O, si mucho me apuran, si intenta actuar audazmente es más que posible que le intenten cortar la cabeza, tal y como comenté en ese artículo sobre la decapitación. 
El político tiene atadas las manos. Ello pone en evidencia que cuanta más necesaria es la acción política, más menguadas son las capacidades de los políticos. De hecho, el aspecto entre Saturno y Quirón es el de los grandes procrastinadores.

Esta cuadratura forma parte del ciclo iniciado en 1966, que es cuando se produjo la conjunción entre Saturno y Quirón. La siguiente conjunción será en el año 2028.
Un acontecimiento que puede ayudarnos a poner luz sobre este aspecto es la publicación en 1966 (el año de la conjunción) del libro de Philip K. Dick "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?", en el que se trataba de la robotización, que, por cierto, ahora está muy de actualidad (en coincidencia con la cuadratura). Ello nos ayuda a ver que la velocidad de los acontecimientos desafía la capacidad de los políticos para gestionarlo.

Además, durante estos días tenemos que a esa cuadratura hay que añadirle la posición de Marte, que está formando aspecto fuerte a Quirón y a Saturno. Será un momento para contemplar y aprender de las actitudes de impotencia o inmobilistas que podamos percibir en nuestro entorno. La procrastinación en acción.

2 comentarios:

El Estrellero dijo...

Además de que Lilith ronda por Sagitario y estará en conjunción con Saturno allá por agosto. Lilith es el carisma y la popularidad en el político, o la falsedad y la corrupción cuando está de malas.

Jesús Gabriel Gutiérrez dijo...

esa conjunción marcará un antes y un después