miércoles, 18 de abril de 2018

Los años de Quirón en Aries (2018-2026)

A Quirón lo asocio con la política. O mejor dicho, con la tipología de políticos surgidos a partir de la década de los años 60. O lo que es lo mismo: políticos que forman parte del simulacro social. Ello no quiere decir que no hubiera sucedido anteriormente, pero está claro que la política eficiente a la vista ha sido reemplazada por la política del simulacro. Los políticos que surgieron a partir de la década de los 60 tienen cada vez menos poder, menos autonomía, etcétera. Los asesinatos de Kennedy y Martin Luther King marcan el inicio. Los políticos, cada vez más, han ido asumiendo menos riesgos, pues la política ha sido despojada de su antiguo poder. ¿Y quién maneja el poder, si no es el político? Pues los poderes oscuros, a través de los medios de comunicación como punta del iceberg (lo que se deja ver). Los medios de comunicación, que hasta hace poco parecían subordinados a las directrices marcadas por los políticos, son ahora los grandes manejadores del cotarro. Ello quiere decir que los políticos están subordinados a la voz de sus amos, los cuales operan a través de estos medios de comunicación.
A Quirón también se le puede relacionar con la educación y con las políticas educativas, cosa que influirá mucho sobre el país del futuro. De ello hablé en un artículo anterior, en el que citaba que la última vez que Quirón transitó por Aries fue cuando se promulgó la gran Ley de Educación en España. De ello hablé en este artículo: ¿De qué va el 2018?

Quirón estará de tránsito por Aries entre el 2018 y el 2026. Transitar por Aries indica que se está iniciando un ciclo a partir del cual Quirón irá transitando por los diferentes signos, hasta llegar de nuevo a Aries (en el 2068).

Este tránsito de Quirón por Aries puede traer una recuperación de la política en su sentido más determinante. Las familias políticas se mostrarán más arriesgadas en sus propuestas y en sus acciones, acaso para compensar la neutralización y falta de peso que hasta ahora percibíamos. Sin embargo, esta reactivación la empezaremos a ver más claramente dentro de unos cuantos meses. El tránsito reciente de Quirón en Piscis ha puesto de manifiesto las consecuencias negativas de todo el ciclo anterior, el que se inició en 1968 (que fue la última vez que Quirón ingresó en Aries) y, por consiguiente, inició un ciclo que ha durado hasta ahora mismo. 

Las otras veces que Quirón transitó por Aries coincidió con momentos muy mordientes. A saber:

La última vez que Quirón transitó por Aries, entre 1968 y 1976, presenciamos el mayo del 68 y asistimos a la muerte de Franco (y el inicio de eso que llaman "transición"). Por cierto, Francisco Franco designó, en 1969, a Juan Carlos I como su sucesor. Otra cosa: Nixon, en 1971, nos llevó a salir del patrón oro, un hecho relevante que nos ha traído muchas cosas: desregulación financiera y sus consiguientes consecuencias para la economía de las personas. Las corporaciones son cada vez más importantes, en detrimento de la política a la vista.

Quirón transitó por Aries entre 1918 y 1926, una década en la que se produjeron diversos eventos relevantes. Por ejemplo: la 1a. Guerra mundial, la dictadura de Primo de Rivera, la fundación del Partido Nazi y del Partido Fascista. Más concretamente, en 1919 se produjo la Huelga de La Canadiense, en Barcelona. Poco después, durante los años siguientes, hubo una epidemia de pistolerismo, que desembocó en esa dictadura que acabo de nombrar.

Quirón también transitó por el signo de Aries en el periodo comprendido entre 1870 y 1876. Recordemos que el atentado contra Prim se corresponde con la posición de Quirón en el grado 1 de Aries. La Primera República también es de ese periodo. Y la Tercera Guerra Carlista.
Por cierto, la carta correspondiente al atentado contra Prim contiene una conjunción entre Lilith y Plutón.

El tránsito de Quirón por Aries también se dio en los periodos siguientes: 1723-1731; 1771-1779; 1820-1828; 1918-1926; 1969-1976.

La consigna relacionada con Quirón en astrología política es que es un astro que augura estropicios, efectos secundarios a soluciones mal aplicadas, etcétera. Es decir, la incompetencia humana se pondrá muy de manifiesto con los tránsitos de Quirón por Aries.
Para compararlo, en estos últimos años, los de Quirón por Piscis, hemos asistido a una elusión o difuminación de los políticos. La política no ha aportado nada creativo. Sin embargo, con Quirón en Aries se asumirán riesgos... y esto es lo que hará que la competencia (o incompetencia) humana se ponga en evidencia.
Los años de Quirón en Piscis han sido estropiciales, aunque por elusión de la política. A partir de ahora, con Quirón en Aries, los estropicios vendrán por el riesgo y no por la elusión.

3 comentarios:

O et A dijo...

digamos abertura para actuar, ahora... no? también es posible...

Jesús Gabriel Gutiérrez dijo...

más que abertura, o apertura, audacia, que buena falta hace

O et A dijo...

sí, entre los estropicios por precipitación --que dices que augura Quirón en Aries-- huecos, espacio para las tentativas audaces...