jueves, 17 de enero de 2013

The Master y el corazón de Estados Unidos

Recién veo la película The Master. El director es Paul Thomas Anderson, el mismo de There Will Be Blood, aquella película en la que se describe la patología en la que se sustenta el capitalismo que surge de la perforación de pozos petrolíferos, con implicaciones religiosas incluidas. En The Master hay una vuelta de tuerca a prácticamente las mismas intenciones: mostrar los mitos fundacionales de un país en su vertiente más patológica. Se trata de un hilo conductor que tanto nos lo encontramos en el siglo XIX, en el XX y, también, cómo no, en el siglo XXI. Son arquetipos que sobreviven a las diversas generaciones. En todos ellos está la religiosidad, la locura, la depredación, la explotación, el autoengaño y la autodefensa en base a la posesión de armas, a la búsqueda y captura del enemigo esté donde esté. Búsqueda del enemigo o, más bien, fabricación hecha a medida en base al propio miedo.

A continuación vemos el mapa de Estados Unidos. Están consignados en él los tópicos que reflejan muchas de las películas que se han rodado a lo largo de la historia del cine. Las películas de Paul Thomas Anderson no son las únicas que versan del tema.
Ahí está el signo de Cáncer, muy acusado, que explicaría el asunto de la neurosis defensiva. También vemos una cuadratura entre Saturno y Júpiter, la cual señala una gran dificultad para mantener el sentido común, una ciclotimia que necesita de apoyos externos para poder estabilizarse. Esta misma cuadratura nos indica una oscilación crítica entre el respeto por la tradición heredada y la prepotencia propia del adolescente. Muchas contradicciones. Y por si fuera poco, miren la relación que tiene Quirón con la susodicha cuadratura. Ahí está la necesidad de camuflar la fragilidad fundacional del país a través de la violencia. Para entendernos: la violencia como tapadera.

También vemos ahí cómo el tanque que arrasa, la cuadratura entre Urano y Plutón en tránsito que nos toca a todos, va a afectar el corazón de Estados Unidos durante estos próximos años. Ya hace tiempo que ha ido tocando diversos puntos... y el corazón (Sol) está a punto de serlo en el periodo 2014-2015. Se trata de cambios muy fuertes y trascendentes. Sin embargo, a partir de agosto de este 2013 se añadirá el tránsito de Júpiter, con lo cual tendremos un aperitivo. Así, pues, entre unos tránsitos y otros presenciaremos grandes cambios, algunos de ellos pueden salpicar la economía europea. Es decir, veremos hasta qué punto el mundo está de relacionado. Lo vimos con crudeza a partir de 2008, sin ir demasiado lejos, y lo veremos en estos próximos años. Muy probablemente lo que Europa está viviendo con sus economías y sus instituciones se repita en Estados Unidos, endeudado hasta arriba. Ello afectará a Gran Bretaña, lo cual puede beneficiar a la Europa que tanto los ingleses denostan.
La anterior afectación del tránsito de Urano y Plutón empezando a cuadrar sobre el mapa astral de Estados Unidos ocurrió alrededor de 1929, en coincidencia con el crash de las bolsas de New York y con lo que vino justo después.