miércoles, 30 de enero de 2013

Capricornio: disidencia y luchas por el poder en la cumbre

Capricornio y la lucha de cabras en la cumbre.

El paso de Plutón por Capricornio (2008-2023) acaba de cumplir su primer tercio. Así, pues, nos quedan dos. El primero, que abarca del 2008 al 2013, nos ha tenido en vilo con el euro, la economía, los bancos, la insolvencia del sistema, los rescates, la prima de riesgo, etcétera. El segundo, del 2013 al 2018, alberga uno de los motivos de la transformación en la que estamos: la revolución en el ámbito laboral. Se trata de algo que venía clamando al cielo, pero que sólo nos lo hemos planteado cuando nos hemos empezado a ver con el agua al cuello. Toman fuerza las cooperativas, las redes, la redarquía y el co-working. Decaen los trabajos por cuenta ajena con contrato estable. Es decir, nos toca reinventar la forma de trabajar. El trabajo, a parte de generar sustento, supone un modo de interacción con la sociedad. Y también el trabajo contribuye a generar una identidad (para el trabajador) y un servicio (para la comunidad). Así, pues, el mundo del trabajo encarna una de las vías de interacción con lo social, un tema que está muy relacionado con el segundo tramo de Capricornio. La  política representa otra de las vías de interacción entre las personas y las instituciones. Por esta misma razón, nos tocará durante este quinquenio asistir a cambios profundos en cuanto a la forma y el fondo en relación al modo de funcionar de los partidos.

Sin embargo, para poder entender lo que nos viene sucediendo de unos años a esta parte podríamos viajar hacia el futuro. En concreto, al periodo que va del 2018 al 2023, justamente cuando Plutón esté transitando por el tercer tramo de Capricornio. Esos años van a ser los más esclarecedores. Allí veremos cuáles eran las razones de eso que hemos convenido en llamar crisis sistémica. Es decir, que primero vemos los efectos y luego, las causas.

El tercer tramo de Capricornio es el que tiene mayor relación con la élite, con las instituciones globales. Hay una lucha ahí. En otro contexto histórico esto sería una guerra, ahora mismo estamos en ella, cuyo desenlace dejaría una generación de personas perdida, desorientada o desajustada, y el consiguiente reparto del pastel entre las cabras capricornianas vencedoras. Dicho reparto se verá a las claras entre 2018 y el 2023.

Capricornio y la historia comparada.

Las dos visitas más recientes que Plutón a hecho a Capricornio, a parte de la actual (2008-2023), fueron en 1515-1532 y 1762-1777. De esas dos épocas, los acontecimientos clave más significativos se produjeron mientras Plutón transitaba por el tercer tramo del signo:
• Llegando a 1532 se produjo la gran escisión protestante que dio lugar al luteranismo, al calvinismo y a la fundación de la Iglesia Anglicana. Europa quedó dividida en dos: católicos y protestantes.
• Llegando a 1777 se produjo una importante guerra de independencia, la cual dio lugar a la fundación de un nuevo país: Estados Unidos, la matriz del sistema capitalista. De esas mismas fechas es el famoso libro de Adam Smith "Indagación sobre la naturaleza y causa de la riqueza de las naciones", en el que se exponen las líneas morales del sistema que luego será denominado como capitalismo, el cual, por cierto, es depositario de los valores que emergieron con el protestantismo. Curiosa la coincidencia, ¿no?

Nota postscriptum motivada por la decisión de Benedicto XVI anunciada 13 días después de haber escrito este post:

Se acaba de conocer la voluntad del actual Papa Benedicto XVI de dejar su cargo. Muchos colegas hacen especulaciones acerca de las causas de su decisión: que si luchas de poder dentro del Vaticano, que si la enfermedad de Parkinson que le aqueja, etcétera. Todo bastante obvio a mi entender. Sin embargo, el paso de Plutón por Capricornio, con las connotaciones que he descrito, hace prever un declive que determinará el futuro de la Iglesia. No parece que sea demasiado importante el cese de un Papa o el nombre de quien vaya a sucederle. Lo importante es que es la historia la que pone la alfombra para que las cosas sucedan. Y hasta es posible que el Vaticano se traslade de sede alrededor del 2020.

Así, pues, me pregunto...
¿Cambiará la Iglesia Católica su sede en el Vaticano por otra más modesta en el 2020? ¿La alquilará a terceros para otros menesteres? ¿Creará un equipo de fútbol para encontrar financiación? ¿Se trasladará al tercer mundo, aunque sólo sea para ser coherente con lo que dice defender? ¿Habrá una absorción del catolicismo por parte de alguna facción potente del protestantismo? ¿Ocupará la masonería el Vaticano?
  

3 comentarios:

Aguador Aguador dijo...

Plutón, muy lentamente, está cambiando la forma en que el poder se relaciona con aquellos a los que gobierna y la forma en que éstos lo hacen con el poder que los sojuzga. Habrá que seguir atentamente el paso de Urano en Aries y el de Neptuno por su propio signo para valorar en qué medida está cambiando el mundo.

jaume baiget dijo...

Y se predica la austeridad valor muy del calvinismo y el protestantismo, es de suponer quien ganara la pugna a partir del 2020

Jesús Gabriel Gutiérrez dijo...

La ideología del futuro será el pragmatismo, la austeridad, la ecología.... Bajo estas excusas se aprovechará para apretar las tuercas.