lunes, 25 de septiembre de 2017

La pataleta de los energúmenos

En el 2010 surgió un movimiento independentista en Catalunya. Surgió, poco después, el movimiento de los indignados, que ocupó plazas. A la par, surgió la pataleta de los energúmenos, ciudadanos escépticos de todo y de todos, que también quisieran un cambio, pero que, a la que sale alguna oportunidad para construir por parte de alguien, cargan contra todo lo que apunte en dirección a un cambio. El energúmeno es cerrilmente individualista y le da la náusea cuando ve que un amplio grupo de personas decide movilizarse en pro de una idea bienintencionada.
Publicar un comentario