miércoles, 14 de diciembre de 2016

La llegada

La llegada (The Arrival).

A La Llegada se la cataloga como película de ciencia-ficción. Y es lógico, pues toda ella se desarrolla en un escenario en el que el mayor peso, el más obvio, es precisamente ese, el propio de una historia de ciencia-ficción. Sin embargo, si nos distanciamos de las apariencias, encontraremos que en La Llegada se nos expone cómo funciona el humano ante el miedo, la incertidumbre, la ignorancia, la inseguridad. El factor que pone en evidencia tales emociones es la presencia en la Tierra de un grupo de naves extraterrestres. La presencia de los seres que habitan dichas naves pone al humano frente a frente ante sus incógnitas, sus miedos, su necesidad de racionalizar la incertidumbre. Dicho sea de paso, estos seres tratan de comunicarse con los humanos de una manera muy curiosa: trazando círculos de color que flota en el espacio. La cuestión es si hay alguien entre los humanos que sea capaz de traducir lo que nuestros exoamigos tratan de decirnos.

Antes de seguir, les diré que lo mejor de la película, a parte de la bondad de lo que en ella se expone, es la actriz protagonista, Amy Adams, que representa a una científica con gran intuición y talento. Estos dones son los que luego necesitará para traducir e interpretar el diálogo con los extraños. Gran actuación la suya.

También es La Llegada una historia de afectos. Todo empieza con un episodio íntimo, acaso clave para el desarrollo de la intuición que la protagonista acabará desarrollando, y finalizará con otro, que augura un merecido descanso, después de tanta intensidad vivida.

Y aún más, ¡atención!, una película con mensaje político. Lo vemos a las claras en una conversación entre el personaje que encarna Amy Adams y el mandatario chino. No les contaré más para no condicionar su visión de la película. Sólo diré que lo que más me llevó a aprender de La Llegada son las reflexiones sobre el humano, que ante lo desconocido puede actuar en actitud de combate o de escucha. ¿Es lo desconocido que tengo ante mi una amenaza, o es que viene a avisarme de algo que necesito saber?