lunes, 27 de junio de 2016

Partidos políticos y organismos vivos

Los partidos políticos son organizaciones vivas. Funcionan como un organismo, con huesos, músculos, órganos, vísceras, mente, relaciones internas y con el entorno, psiquismo y espiritualidad. Como las personas, son entidades mentales. O si lo prefieren, son parte de una entidad mental mayor compartida entre la organización misma y las personas con las que establecen relaciones, ya sean militantes o individuos cuyas estructuras de carácter resulten resonantes. También, como entre las personas, los partidos políticos también se relacionan con otras organizaciones sociales, con las que establecen relaciones de simpatía, antipatía, atracción o rechazo. Y si existe alguna herramienta que permite equiparar la psicología de una organización con la psicología de las personas esa es la astrología. 

Entre dos personas es posible captar su nivel de compatibilidad. A través de la grafología, por poner un ejemplo. En cambio, para establecer el nivel de compatibilidad de una organización con otra, de una empresa con otra, o de un partido con otro, la única manera es comparando los mapas astrales respectivos. Es posible, por ejemplo, saber qué tipo de vinculación astral hay entre Esquerra Republicana de Catalunya y Podemos.

El rubro astral de los partidos políticos.

Me pregunto cómo es posible que la inmensa mayoría de los partidos políticos catalanes tengan todos un fuerte rubro de Agua -Cáncer, Escorpio y Piscis-. El elemento Agua es el elemento mudo. No se puede hablar con la cabeza hundida en el Agua. Eso sí, se puede flotar o nadar. Y si hablas, te arriesgas a tragar con lo que entra.

El PSC fue fundado bajo el signo de Cáncer. Convergència Democrática de Catalunya, bajo Escorpio. Unió Democràtica de Catalunya, bajo Escorpio. Ciutadans, bajo Piscis. Esquerra Republicana de Catalunya, bajo Piscis. Iniciativa per Catalunya, bajo Piscis. En Comú-Podem, bajo Escorpio. Las excepciones son la CUP (Fuego) y el PP (Aire). Ah, y la fundación del PSUC, matriz primera de lo que hoy es Iniciativa per Catalunya y En Comú-Podem, bajo Fuego. Precisamente, a finales de julio próximo hará 80 años de su fundación. 

En el próximo artículo -la parte II- les hablaré de la timidez organizacional, cosa que se refleja mucho en los partidos políticos. Una pista: puede haber personas intrépidas y audaces en los partidos políticos, eso es obvio, además de honestas. Sin embargo, hay estructuras de carácter en (algunos) partidos que actúan castrando esa posibilidad.