domingo, 19 de julio de 2015

Hyosciamus Niger y el grado 17 de Tauro


Hyosciamus Niger y el grado 17 de Tauro: el menosprecio, la frustración sexual y las pérdidas de tiempo compulsivas.

La materia médica relativa a Hyosciamus Niger traza un retrato que gira alrededor de la sexualidad, que a menudo es la punta de un iceberg cuyo fondo es más complejo. Hay un tema con una irritación o frustración muy antigua.
Una escena: un niño de corta edad se baja los pantalones ante la presencia de visitas en casa. Se trata de algo que podría parecer leve. Sin embargo, cuando ello ocurre en niños crecidos el asunto empieza a resultar preocupante. En un adulto, bajarse los pantalones, más que a un hecho literal, es sinónimo de resistencia a la claudicación o humillación. Es posible que el niño, cuando se baja los pantalones, esté evidenciando una frustración de fondo.

Así, pues, Hyosciamus Niger describe a la persona que se ve invadida, tratada injustamente, vejada y puesta públicamente en ridículo, y que se toma su venganza con gestos obscenos y palabras igualmente soeces e hirientes. Es muy posible que la lascivia que se atribuye a Hyosciamus Niger sea una forma de aliviar una irritación de fondo muy antigua. O dicho de otro modo, la sexualidad desbocada, ya sea fantaseada o ejecutada, puede estar indicando una necesidad de obtener recompensas y alivios que ayuden a atenuar la irritación de fondo.

Ante la frustración, la persona Hyosciamus Niger puede optar por la hiperactividad sexual, o desembocando en una forma de hiperactividad pasiva que de lugar a explosiones sin control. También, y por la misma razón, alternando con hipercansancio, el cual se alía y da de comer a la irritación de fondo, pues tal dinámica no genera satisfacción alguna.
Así, pues, para atenuar el cansancio irritado de fondo, la persona se torna aún más hiperactiva –o hiperactivamente pasiva- hasta llegar a la agresividad compulsiva.

Con Hyosciamus Niger la cuestión de fondo no estriba en modificar la conducta sino detectar la frustración de fondo, que probablemente provenga de un menosprecio de fondo inculcado desde tierna infancia.

El grado 17 de Tauro.

En el grado 17 de Tauro reverbera Hyosciamus Niger. Tiene una correspondencia con la mandíbula inferior y con el cuello, con el trigémino, con la laringe, la tráquea, las amígdalas, la voz.

Por otro lado, el grado 17 de Tauro refleja a la persona que anhela la plenitud pero que ha abdicado de ella debido a una falta de claridad en relación a la visión que tiene de sí misma, acaso por el menosprecio inculcado aún latente. Así, pues, este grado propone un trabajo sobre el amor propio, procurando trascender la tentación de exhibicionismo u otras reivindicaciones agresivas e hirientes.

En este grado, el 17 de Tauro, está encarnado el potencial de la persona vidente, que tanto puede ayudar como frustrar a los demás, hiriéndoles, del mismo que ella fue herida.

Las tomas de Hyosciamus Niger pueden ayudar a conectar y superar el menosprecio de fondo, para que el trabajo con la mente superior intuitiva se desarrolle plenamente y se ponga al servicio de causas más relevantes, dejando atrás la tendencia a anularse y anular a los demás.
También, Hyosciamus Niger puede tener que ver con perder el tiempo compulsivamente, para lo cual puede ayudar siempre y cuando se sea consciente de que es algo a superar.

2 comentarios:

Rachel Borrero dijo...

Tanto este artículo como el del oxalato me han parecido fascinantes. Me puedes contestar a mi duda? Como consigues hacer la relacion, entre la sustancia y el grado zodiacal?

Jesús Gabriel Gutiérrez dijo...

la relación la hago a partir del nombre del remedio homeopático, mediante cabala. Luego traslado el valor cabalístico del nombre a un determinado grado del zodiaco.
De todos modos, lo importante son las pruebas que hago tomando los remedios... Realmente fascinante, porque es como poner la lupa sobre un aspecto de la psique.