lunes, 12 de mayo de 2014

Cuprum Arsenicosum y el grado 26 de Géminis

De Cuprum Arsenicosum no hay mucho escrito en relación a sus repercusiones y correspondencias espirituales. En lo fisiológico suele indicarse para cuando se producen calambres, especialmente en mujeres embarazadas. También, para dificultades o restricciones en cuanto a la capacidad pulmonar; y para molestias digestivas, especialmente las que acontecen en la primera fase de la digestión.

Deduzco, pues, que Cuprum Arsenicosum facilita la gestación, la digestión y el crecimiento, tanto en lo fisiológico como en lo espiritual. Por otro lado, ayuda a tomar conciencia de lo que hay que seleccionar para poder priorizar o eliminar. Aquí, por ejemplo, podríamos hablar de factores del carácter que tienen prioridad sobre otros, lo cual conlleva haber detectado y definido qué es lo que se desea hacer en la vida.
Mientras estas prioridades no han sido detectadas, la sensación que se puede tener es que no se está a gusto con lo que se tiene. Hay una sensación de que sobran cosas, las cuales sí pueden estar identificadas, y que faltan otras, que no lo están. Del mismo modo pasaría con las relaciones: no se está bien con las personas con las que uno comparte la vida... ya saben, problemas de comunicación o de nutrición relacional: las personas no me aportan y yo siento que tampoco puedo aportar en este contexto. Ello podría conllevar una reversión hacia algún modo de introspección extrema o autismo

En las tomas que hice de Cuprum Arsenicosum experimenté una gran plenitud fisiológica. Y no es que hubiera comido más de la cuenta. En realidad, la conciencia experimentada me llevó a sentir que muchas cosas a las que daba importancia no la tenían. Es más, sobraban. Así, pues, intuyo que Cuprum Arsenicosum puede ayudar en los procesos en los que la persona debe deshacerse de cosas para poder disfrutar mejor de lo que realmente tiene en su mano. Con Cuprum Arsenicosum se podría hacer real aquel refrán no del todo bien entendido que dice: lo bueno, si breve, dos veces bueno. O lo que es lo mismo, esencializar las experiencias (comidas, relaciones, actividades, etcétera) evitando la cantidad en pro de la calidad. También, cómo no, la comunicación: más vale decir lo esencial que hablar y hablar para no decir prácticamente nada.

El grado 26 de Géminis.

Cuprum Arsenicosum reverbera en el grado 26 de Géminis. Este grado describe la transformación que hace una persona que en la niñez fue conservadora, discreta y callada. Así, pues, pasa de ser intelectualmente cautelosa a más aventurada, atrevida y afilada según van pasando los años.

Otra cualidad relacionada con este grado es la aversión a la multitud, lo cual podrá relacionarse con la experiencia prenatal, acaso algo apretada en el útero, y con supuestos problemas respiratorios derivados de ello. Esta experiencia prenatal, apretada en algún tramo del proceso de gestación, puede luego comportar que la persona mantenga un espíritu ácidamente crítico hacia la sociedad (una metáfora del útero primigenio).