miércoles, 18 de diciembre de 2013

Recentralización del Estado español

Sobre la tendencia recentralizadora del Estado español.
x Jesús Gabriel
un astrólogo de Barcelona  

En lo jurídico, el moderno Estado español, el de las autonomías y el del llamado "café para todos", funciona con un mapa fundacional que surge del momento en que la Constitución española entra en vigor. He probado los mapas correspondientes a su aprobación en el Congreso (31 de octubre de 1978), a su ratificación en Referendum (6 de diciembre) y a su entrada en vigor (29 de diciembre de 1978). Me quedo con el correspondiente a esta última fecha.
Por razones idénticas, he comprobado que los mapas correspondientes a la entrada en vigor Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (la LOFCA, de 21 de octubre de 1980) y el correspondiente a la Ley del Proceso Autonómico (15 de marzo de 1984) funcionan igual de bien.

Estas leyes son las que, por ejemplo, determinan que Euskadi mantenga unos fueros a través de los cuales la recaudación procedente de sus ciudadanos sea administrada plenamente por el gobierno vasco. En cambio, los impuestos recaudados en Catalunya dependen en su administración de criterios procedentes del gobierno central. Se trata de algo que en Catalunya se ha esgrimido como argumento para un cambio reiteradamente.

Muestro estos mapas a disposición de quien quiera contemplarlos.


Como pueden ver, también pongo el mapa de la conjunción entre Júpiter y Saturno correspondiente al año 2000. Es un mapa que expone la situación económica y política en el mundo durante el periodo 2000-2020. Como pueden ver, está calculado según las coordenadas de Barcelona. Ahí vemos que la mencionada conjunción hace una cuadratura con Urano, el planeta más agitador y divorcista de todo el elenco. Además, tal conjunción se manifiesta en casas angulares, lo cual quiere decir que el conflicto estaba augurado desde entonces, desde el 2000. La prueba la tenemos en que a partir de ese año, la tendencia del gobierno español es procurar recuperar potestades que habían sido cedidas a las comunidades autónomas, lo que de un tiempo a esta parte se viene llamando recentralización.
La disconformidad ante esta tendencia recentralizadora se intensifica precisamente en estas fechas. Lo vemos cuando progresamos el ángulo formado por el bajo cielo en dirección a Urano, a razón de un grado por año. Si el bajo cielo está en 7 de Acuario y Urano está a 20 (13 grados a contar 1 por año nos lleva al 2013 justamente), la respuesta por parte de las instituciones catalanas se produce justamente ahora.

Pasemos a dar una mirada a los mapas de la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades (LOFCA) Autónomas, al de la Ley del Proceso autonómico y al de la Constitución española. En todos está habiendo movimientos críticos. Sin embargo, resulta bien significativa la progresión del bajo cielo en la carta de la Constitución, el cual da situaciones de cambio para el periodo 1983-84, coincidente con la puesta en marcha de la Ley del Proceso Autonómico, que es la ley en la que el gobierno se procura la recentralización, y con la entrada de España en la OTAN al año siguiente.
También hay un movimiento interesante en la coincidencia de la progresión del bajo cielo en conjunción con el Sol datada para 1995: son los años del declive del gobierno presidido por Felipe González. Fue un tiempo en el que el desencanto se instaló entre nosotros. De ello, del desencanto, hablaré en otro momento.
El otro movimiento interesante, y especialmente agresivo, corresponde con esta misma progresión afectando a Marte, activada en el 2001, justamente cuando el proceso recentralizador empieza a notarse más. Esta actitud regresiva queda en evidencia con la sentencia del Estatut, la cual queda plasmada en el video que inserto más abajo en el que aparece Alfonso Guerra con una actitud muy evidente.

Por otro lado, en el mapa de la Constitución estamos viendo como la posición de Marte en Capricornio va a ser visitada por Plutón durante este próximo 2014. Se trata de un tránsito excepcional que va a llevar lo jurídico de cráneo, y nunca mejor dicho. También resulta curioso observar que la posición de este Marte es casi coincidente con el grado del Sol de Juan Carlos I (que está a 14 de Capricornio).

En definitiva, la tendencia recentralizadora del gobierno central ya estaba clara desde hace unos cuantos años. Ahora mismo recuerdo aquella frase de Franco que decía que "todo estaba atado y bien atado". De esta atadura surge la restauración de la Monarquía y la Constitución.