martes, 24 de diciembre de 2013

Misterios del grado 19

Preparándonos para llegar al grado 19.
x Jesús Gabriel
un astrólogo de Barcelona

Gran parte de los hechos con que nos encontramos actualmente proceden de un marco mental que fue generado durante el inicio de la década de los 90. De ello ya les hablé en otros artículos. Sin embargo, y como la escritura hecha da como consecuencia reflexiones posteriores, paso a comentarles algún otro detalle más en relación a esa época.

Una vez caido el muro de Berlín, el capitalismo neoliberal se acabó de propagar por el resto del mundo no capitalista. El final de los años 80 fue rico en grandes conjunciones planetarias: Saturno-Urano; Saturno-Neptuno. Debo mencionar que a principios de esa misma década se formó la conjunción Saturno-Plutón, la cual dio origen al desarrollo posterior del llamado neoliberalismo. Luego, como dije, vinieron las conjunciones del final de los 80 y ello acabó de favorecer la expansión del asunto. Pocos años más tarde, en 1993, se formó la gran conjunción entre Urano y Neptuno. Cuanto más lentos son los planetas, más enjundia tiene las consecuencias de la tal conjunción. En este caso, Urano y Neptuno personifican el cambio (Urano) mediante la obnubilación (Neptuno). Se trata de una combinación cuya comprensión nos ayuda a percibir cómo la sociedad funciona: como una pirámide unitaria. 

El caso es que alrededor de 1993, durante los años inmediatamente anterior y posteriores, ocurrieron cosas muy significativas. En un artículo reciente ya comenté que la economía china empieza su despegue justamente en esa época. Lo pueden leer aquí: Iatrogenia industrial, China y las grandes conjunciones.

También les recomiendo este otro: Los misterios de Capricornio.

Prosigo. Alrededor de 1993 acontecen el genocidio de Rwanda y la guerra de la ex-Yugoslavia, por poner unos ejemplos de eventos cuyas causas de fondo pueden volver a rebrotar. Luego, al final de este artículo, les explicaré por qué.
Durante los primeros años 90 se produce el inicio de la era digital. O por lo menos, su auge. Es el inicio de la proliferación de internet y del teléfono móvil. Para quienes lo recuerden: ¿cuántas veces escuchamos decir "yo no usaré ese aparatito", referido a los teléfonos móviles? Pues miren ahora cómo todos estamos en ello. De ahí lo de la obnubilación como elemento generador de cambio.

De 1993 data el Tratado de Maastricht, que luego dio lugar a la implantación del euro y a más cosas que todavía tienen que ir viniendo.

Las nuevas tecnologías, desde lo digital y en dirección a lo nanotecnológico, posibilitarán el ascenso definitivo de robots que harán nuestro trabajo. De hecho, ya hay máquinas que redactan. Como ven, la pirámide entera está dirigiéndose en esa dirección. Los humanos ya no seremos necesarios.
A partir de este hecho, creciente según vayamos avanzando, se generarán tres grandes clases sociales: a.- la que estará por encima del control ejercido por los robots; b.- la que velará porque los robots funcionen adecuadamente;  y c.- la que se verá controlada por los robots.

Otro ejemplo. En España estábamos en la era de la cultura del pelotazo. El caso más obvio fue el de Mario Conde. Eran los tiempos de los gobiernos de Felipe González (1982-1996). Pues bien, la cultura del pelotazo no acabó ahí sino que siguió, y sigue, hasta el día de hoy. La corrupción, que se dice.

Como ven, la etapa fundacional de lo que les acabo de contar gira en torno a los primeros años 90, el tiempo en el que se estaba produciendo un nuevo marco mental coincidente con la conjunción entre Urano y Neptuno, la cual llegó a su punto en el grado 19 de Capricornio. Justo el 19 es un grado que inclina a la concentración financiera, de poder, de información.

En unos pocos años Plutón llegará al grado 19 de Capricornio -ahora está sobre el grado 11 (+-)-. El 19 es un grado que contiene la memoria del inicio del marco mental generado por la conjunción entre Urano y Neptuno. Ese grado representa la acumulación, aún más, del poder del mundo en unas pocas manos. También, pues va con ello, la opacidad de los modos de gobierno que ya estamos viendo funcionar y que se diseñaron durante el inicio de los 90.

Deberemos recordar que esa época es la de la emergencia de los clusters, que van a ser claves para la governanza de los países en cuestión de pocos años vista.

Así, pues, el tránsito de Plutón sobre el grado 19 de Capricornio hará reverberar fuertemente todos los temas que he mencionado en este artículo. Ello será a partir del 2017 y siguientes años. La indicación que puede traer esta reverberación es la emergencia de un nuevo orden y de una nueva cultura, lo cual nos irá acercando a la serie de grandes conjunciones que se producirán a principios de la próxima década. Ya comenté en otro artículo que las grandes conjunciones suelen coincidir con grandes migraciones: de personas, de ideas, de sistemas de vida, etcétera.

De este tema les recomiendo la lectura de:
Grandes conjunciones; grandes migraciones; grandes cambios.

3 comentarios:

nelcys menocal dijo...

Si eso es verdad, quiere decir que el signo Capricornio será uno de los signos que lleguen más alto que otros ..¿ así es ¿

Jesús Gabriel Gutiérrez dijo...

Capricornio aspira a lo más alto. Otra cosa es donde cada persona pueda llegar.

victoria curi dijo...

Mi sol esta a 18.11 grados de capricornio. Creo que se interpreta a 19 grados. Espero que pluton me de fuerzas para menores mi calidad de vida. No soy igualmente una persona ambiciosa. También mi sol esta conjunción partil a Sheliak, una estrella que dicen que es de buena fortuna. Espero nos traiga a todos vientos de cambio para estar un poquito mejor.