viernes, 5 de mayo de 2017

Capitalismo y Modelos Cósmicos

Economía, Sociedad y Modelos Cósmicos.

La economía, la sociedad y el capitalismo siguen modelos cósmicos. Por otro lado, el marco mental colectivo lo lleva de fábrica. Es decir, los ciclos cósmicos, el pensamiento humano y los sucesos de todo tipo parecen estar modelados por principios comunes.

Por ejemplo, de unos años a esta parte estamos asistiendo a una revisión crítica del legado de Darwin. El llamado darwinismo social sostiene que el fundamento teórico relativo a la evolución de las especies está el gen del capitalismo. El modelo basado en estar compitiendo unos contra otros es justamente lo que se critica. Los intérpretes críticos de lo indicado por Darwin sostienen que la economía y la política, y las relaciones que se derivan de ellas, están infectadas por el paradigma de la competencia (y no sólo entre especies, sino dentro de cada una de ellas, refiriéndose a la humana). Según dicen, esta teoría serviría como justificación del neoliberalismo. De ello habla Máximo Sandín en este enlace: Desmontando a Darwin.

A parte de ello, tenemos también algunos conceptos relacionados con la física cuántica que se pueden aplicar al modelo surgido con la globalización y su efecto más obvio: la deslocalización y la libre circulación de capitales. Así vemos, por ejemplo, que un mismo dinero puede estar aquí y allá a la vez.

O la Teoría del Caos, según la cual el batir de las alas de una mariposa puede remover el aire hasta generar un tornado. Para la economía de hoy, una quiebra en un banco de un país puede provocar un terremoto financiero global.

Y también podríamos ver que la teoría del Big Bang se percibe en el modelo expansionista que es propio del sistema capitalista. Lo vemos, por ejemplo, en el proceso imparable generado por las sucesivas revoluciones industriales, que partieron de una zona geográfica hasta colonizar todo el planeta.

A la conclusión a la que llego es que no podemos cambiar el mundo sin que haya un cambio en el modelo con el que lo percibimos.

4 comentarios:

Frederic Roig Boada dijo...

Molt interessant. Et pren el link de Maximo Sandin per penjar-ho a feisbuc. Salut!

Jesús Gabriel Gutiérrez dijo...

ok. mercis

Malcolm wutz dijo...

Cuanto más viejo, menos confío en nuestra capacidad para cambiar el mundo y más convencido estoy de la importancia de las condiciones materiales de vida. Los trabajos de James Watt y de Steve Jobs serían mucho más determinantes, en este aspecto, que la obra de Carlos Marx, por ejemplo.
Saludos.

Jesús Gabriel Gutiérrez dijo...

todo aporta. El caso es que en la era de internet, los nuevos negocios están transformando nuestra visión de los choques de intereses existentes. El tiempo dirá si Marx tenía razón en estos nuevos contextos.