sábado, 14 de marzo de 2015

Carbo Animalis y el grado 15 de Piscis


Carbo Animalis y el grado 15 de Piscis: la parálisis antigua.


Mientras hago las tomas de Carbo Animalis (10.000 K), una lectura casual me acerca a curiosear sobre casos de pintores que sufrieron de saturnismo, una intoxicación por plomo que les llevó a diversos padecimientos; entre ellos, alucinaciones, sordera, dolor, desesperación. Uno de los pintores curioseados personifica él mismo la genialidad, el esplendor creativo, la desesperación misma, el declive de un tiempo histórico memorable que ya nunca volverá pero que se resiste a desaparecer. En el mismo día otra lectura casual me lleva a un periódico que anuncia nuevos descubrimientos en el ámbito fósil que ponen de relieve ciertos aspectos del origen remoto de la existencia humana. En concreto, habla de la importancia que tuvieron los cambios climáticos enla extinción de antiguas especies y el surgimiento de las actuales.

El registro fósil, que de ello va Carbo Animalis, representa una vieja existencia sepultada bajo el modo de vida presente. Se me ocurre, pues, relacionar Carbo Animalis con algo muy antiguo, aún vivo en el recuerdo y que se anhela con nostalgia. Como el carbón, que procede de restos de un pasado cuyos elementos evolucionaron hasta que un cambio irrumpió y cortó abruptamente, nuestras vidas contienen memorias de existencias pasadas que acaso no fueron completadas. De ahí que quede un recuerdo traumático que reverdece hoy en forma de dolor. Este dolor procede de aquella interrupción. Podríamos preguntarnos qué es lo que se interrumpió y por qué en un momento determinado reverdece un recuerdo de aquello que pudo ser y no fue del todo. La sensibilidad aquí gira en torno a la realización incompleta. Es decir, la evolución no está para satisfacer nuestras expectativas. Son más bien éstas las que son sacrificadas en pro de una evolución que no comprendemos. Es posible que Carbo Animalis pueda ayudar a superar un sentimiento de falta de sentido.

Durante los días en los que hice las tomas experimenté dolor en los huesos, no necesariamente en las articulaciones. Es posible que Carbo Animalis sea interesante en casos de desmineralización o, por otro lado, mineralización excesiva, la cual puede conllevar problemas de circulación de retorno por carbonización en venas y capilares.

Como el grado de reverberación es el 15 de Piscis, es muy posible que deba ser indicado para dificultades circulatorias en pies, tobillos y piernas. Interesante, pues, para mejorar la acción de filtro del riñón, además de para tratar varices, trombos y flebitis que puedan afectar a la mitad inferior del cuerpo.


El grado 15 de Piscis.


Este grado es vecino del 14 (Silicea) y del 16 (Kalmia Latifolia), lo cual puede dar pistas acerca de sus posibles complementos.

El grado 15 de Piscis, asociado a Carbo Animalis, describe a una persona que sufre la sensación de no haber llegado a ningún lugar en la vida. Es posible que albergue dentro de sí aspiraciones muy antiguas que quedaron sin cumplir y que, según pasa el tiempo, se perciben ahora como más imposibles todavía. Sin embargo, y esta es la cuestión, el recuerdo sigue vivo y la persona se ve tentada por él hacia una realización que ya no podrá encarnar. De algún modo, la persona Carbo Animalis quisiera poder llevar a cabo lo que tiene pendiente de encarnar, mientras la realización posible en el presente se le escapa de las manos, pues no la valora ni se ve capaz de aprovechar las actuales circunstancias. Podríamos hablar de una parálisis de fondo, con el peligro potencial que comporta. Así, pues, Carbo Animalis puede ayudar a drenar, desestancar y desencharcar los desagües que permitan vaciar aquellos anhelos y permitir que el sistema interno se libere de las piedras negras de la parálisis, de los trombos, de las varices.
Un objetivo relacionado con Carbo Animalis podría ser establecer un puente entre aquellos anhelos de realización no consumados y las circunstancias presentes, procurando una mayor fluidez de la actitud. Es decir, desestancar la psique para favorecer que lo esencial de cada momento pueda ser encarnado. Así, pues, con las tomas de Carbo Animalis procuraremos evacuar la nostalgia paralizadora en aras a una actualización de las motivaciones, que es lo que hace que la vida tenga sentido de ser vivida por lo que es en cada momento.