domingo, 19 de octubre de 2014

Catalunya y el ciclo de 14 años

Observo que determinados acontecimientos que afectan a la historia reciente de Catalunya presentan una clara vinculación con el ciclo sinódico de 14 años que forman el par Júpiter y Urano. Los hechos concretos a los que me referiré coinciden con las conjunciones. 
Para que se perciba mejor, y antes de pasar a los detalles, les diré que el inicio de la Revolución Francesa coincidió con una triple conjunción entre Urano, Júpiter y Venus. Sin embargo, y debo decirlo ahora, el significado asociado a este ciclo es conflictividad y revolución (primeros 7 años del ciclo), que acaba derivando hacia un reformismo (segunda mitad del ciclo). Por tanto, pues, la mitad del ciclo es clave (hacia final del 2016).

Hubo conjunción entre Júpiter y Urano en los siguientes momentos:
• en 1886, cuando se celebró la primera Diada.
• en 1914, cuando se instauró la Mancomunitat.
• en 2010, cuando se produjo la sentencia contra el Estatut por parte del Tribunal Constitucional, lo cual dio lugar a una gran manifestación popular. Este hecho supone el inicio del actual proceso soberanista en Catalunya.


Viendo esta connotación, podríamos ir poniendo en el tiempo los aspectos que Júpiter y Urano forman entre la última conjunción, la del 2010, y la próxima, la que tendrá lugar en el 2024.
A saber:
• conjunción (2010)
• sextil (2012). Constitución de la Assemblea Nacional Catalana.
• cuadratura (2013). Un pacto entre diversos partidos favorece la convocatoria de una consulta fechada para el 9N de 2014.
• trígono (2014). ley de consultas, firma del decreto, convocatoria y celebración de la consulta popular para el 9N, rechazo por parte del gobierno de Madrid, etcétera.
• quincuncio (final del 2015). Este momento es de incógnita y ambivalencia.
• oposición (final 2016 y principios del 2017). Este es el momento estrella de todo el ciclo, dado que se trata de un gran punto de inflexión que cierra un antes (2010-2016) y abre un después (2017-2024). Dicho sea de paso, la figura que se forma (una cruz en signos cardinales) recuerda mucho a la del 2010.
Así, pues, a partir de 2017 nos podremos situar ante un horizonte más despejado.

Lo dicho en este artículo se complementa con este otro texto:
Francisco Franco y la cruz del 2016.

2 comentarios:

ShapeRifter dijo...

Aquí está la incógnita y ambivalencia del año que se acerca: http://www.vilaweb.cat/editorial/4224016/partit-estupefactes.html

Jesús Gabriel Gutiérrez dijo...

Habrá una agonía, tanto del movimiento independentista como del unionista. Una agonía bajo control, quien sea capaz de ejecutarla, llevará al triunfo de quien sepa morir mejor. En este sentido, final de agosto de 2016 hará surgir claramente el perfil.