viernes, 14 de diciembre de 2012

2012-2013: los años del miedo.

Los años del miedo: 2012-2013.

La ciclología china divide los lapsos completos de tiempo -un año, por ejemplo- en 5 partes, cada una de las cuales relacionada con un sistema de órganos, con determinadas facetas de carácter,  emociones y asuntos de la vida personal y colectiva. Estos elementos son la Madera, el Fuego, la Tierra, el Metal y el Agua. Así, pues, dividiendo el año en partes iguales de dos meses y medio, y relacionando cada una de ellas con un elemento, obtendríamos una interesante guía acerca de emociones, comportamientos y estados de salud. Todo ello lo dejé expuesto en La Empresa y los 5 elementos, un libro orientado a encontrar esos 5 elementos en nuestro entorno social.
Los médicos que se han formado en medicina China tienen muy en cuenta la época del año en que el paciente ha nacido, pues de ahí pueden deducir algo de sus vulnerabilidades, y el momento en que las enfermedades se declaran, por la misma razón. El factor tiempo, la estación en la que suceden los eventos, es clave para poder entender su evolución posterior. Así, pues, si una persona tiene una constitución proclive a padecer problemas de riñón, la época del año que corresponde con el elemento Agua -relacionado con el riñón- es la que generará más evidencia de tal disfunción.

Además del ciclo anual, la ciclología china distingue otros lapsos de tiempo. Por ejemplo, el de 10 años, el cual puede ser dividido en estaciones de dos años cada una.
Según el calendario de 5 elementos de la ciclología china, los años que acaban en 2 y en 3 se corresponden con el elemento Agua, relacionado con el riñón colectivo y con una emoción, el miedo, que puede degenerar en una patología y afectar negativamente al órgano fisiológico.

El riñón metafórico está encarnado, por ejemplo, en las agencias de cualificación, de las que tanto se habla, en las inspecciones, en los cálculos, en la introspección, en la frialdad, en las leyes, en las constituciones, en lo legal en definitiva. En el citado libro expuse los atributos y correlaciones con cada uno de los 5 asuntos clave de la vida.

Me dedicaré, pues, a plantear cómo son estos años, 2012-2013, de acuerdo con el significado del elemento Agua.

Como les decía, la emoción patológica, según la medicina china de los 5 elementos, es el miedo. Sin embargo, no crean que su expresión es así de simple o  unidireccional. El miedo puede experimentarse a través de una parálisis o esclerotización del modo de vida, con un cierre mental y psicológico. O de una sordera fisiológica o emocional, cosa que se puede ver en los comportamientos políticos. También de lo contrario: muestras de una valentía compulsiva que actúa como tapadera de un miedo a perder definitivamente el tren de la vida. Bravuconería y ensañamiento con los débiles. Miedo al cambio en definitiva.

Otra forma de miedo es la indiferencia, una forma de defensa que actúa como tapadera del pánico a la miseria, una forma de blindarse ante la incertidumbre. También, cómo no, lo contrario, pavor a estar solo, sin apoyos, desamparado. Pánico a fragmentarse por falta de apoyo por parte de aquellas personas de las cuales se esperaba amor incondicional. La soledad mal vivida, la búsqueda compulsiva de compañía o la sensación de ser abandonado o traicionado pueden ser síntomas de disfunción renal.

Por otro lado, los años de Agua invitan a hacer frente al miedo con discreción, no bravuconamente, sino pensando en construir algo de verdadero valor. También invitan a alcanzar la mayor cohesión interna posible, sin la cual nada de lo que venga a partir del 2014 va a tener pies y cabeza.

Contra viento y marea, el riñón colectivo pide escuchar antes de actuar a la brava. Pide tomar en cuenta y reconsiderar, con la calma debida, lo que parece ser enemigo, no sea que lo hayamos fabricado nosotros para tapar nuestros miedos.