viernes, 5 de junio de 2015

La Conspiración de Sagitario (2)

1898 en España.


En el inicio del ciclo, en 1898, como decíamos en la primera parte de este artículo, prosigue la crisis que ya había quedado abierta a principios del siglo XIX. Es decir, España se acaba de cerrar en sí misma, con el agravante de que sus conflictos internos no se afrontan. A partir de ahí, ya en el siglo XX nos encontramos con dictaduras y barbaries de todo tipo, que culmina con un periodo de quietud forzada a base de represión. Luego, a partir de 1975, se dio paso a un régimen democrático que se ha acabado viendo que también ha dejado sin resolver los conflictos territoriales. Tampoco ha resuelto, como indiqué en artículos anteriores, el modo de producción sellado por el llamado capitalismo castizo, una variante del espíritu caciquil que domina España desde hace mucho tiempo, el cual se ve funcionando hasta en los mismos partidos políticos de hoy.

Estos conflictos están ahí desde el inicio de la Monarquía Borbónica, a principios del siglo XVIII, que quedaron cristalizados, en lo que se refiere a la relación entre Catalunya y el Estado español, en la legalidad impuesta por el Decreto de Nueva Planta de 1716, del cual trataré en el próximo artículo.

1898 en Catalunya.


Un hecho fundamental, acaecido en 1898, resulta clave para entender todo el movimiento histórico que nos lleva al soberanismo que revive en el siglo XXI. Se trata de la propuesta de diputación única, la cual cristaliza en la Mancomunitat de Catalunya que se habría de fundar en 1914.

Para entender estos hechos habría que captar la dinámica del catalanismo, el cual toma empieza a tomar fuerza a partir de los años centrales del siglo XIX, coincidiendo con la crisis de identidad y las debilidades y contradicciones que experimenta el estado español. 

Una interpretación astrológica relativa a los ciclos entre Quirón y Urano.

Los aspectos entre Quirón y los planetas lentos (desde Júpiter hasta Plutón) reflejan los fallos cometidos por los gobiernos, que son descargados sobre el pueblo, que es quien recibe las consecuencias de las torpezas cometidas. Por la misma razón, la función de los políticos, cuando ello ocurre, es maquillar las acciones erroneas, de tal manera que no se note la mano de los autores.

En lo referente a las huellas históricas relativas a las conjunciones entre Quirón y Urano, los hechos parecen confirmar que los acontecimientos giran en torno a estas claves: insurgencias, separaciones, declives, errores, pérdidas y nuevos poderes que emergen como consecuencia de los conflictos que los viejos poderes eran incapaces de reconocer.

Así, por ejemplo, las conjunciones entre Quirón y Urano están relacionados con:
- La conversión de Constantino al catolicismo; en concreto, al momento en que en el lecho de muerte es bautizado.
- El reinado de Recaredo supone su conversión al cristianismo. Y con ello, la conversión al catolicismo de la España visigótica.
- Guillermo de Ockam propugna la independencia del Estado en relación a la Iglesia.
- Bancarrota de la España de Felipe II.
- Inicio del periodo absolutista, el cual es contemporáneo con la guerra de independencia de Portugal.
- Por encima de cualquier otro valor, la economía y lo económico empiezan a predominar en la vida de personas, comunidades, estados y naciones. Este hecho coincide con la conjunción entre Quirón y Urano anterior a la de 1898; es decir, a la de 1795, acontecida en el materialista signo de Virgo.
- Y finalmente nos encontramos con la conjunción entre Quirón y Urano de 1898, que supone el inicio del Imperialismo USA. Esta conjunción acontece en el grado 4 de Sagitario, un signo imperialista

Así, pues, el grado 4 de Sagitario contiene la memoria activa de esta conjunción, vigente en sus contenidos hasta el 2042. Ello quiere decir que esta memoria es sensitiva, por ejemplo, a los próximos tránsitos de Saturno, de los cuales hablaré en el próximo artículo.