viernes, 4 de marzo de 2016

Cicuta Virosa y el grado 6 de Tauro


Cicuta Virosa y el grado 6 de Tauro.
El amor ignorado y la pulsión de muerte.



La persona representada por Cicuta Virosa es egoísta y de buen carácter. Sin embargo, el asunto de fondo se remonta a una falta de reconocimiento o interés por parte del padre o de la madre. Este hecho aconteció durante los primeros momentos de vida, y es posible que se haya estado prolongando durante mucho más tiempo y de muy diversas maneras. El caso es que hubo una ausencia de calidez en la conexión entre el niño que uno fue y alguno de los padres. Es posible, además, que esté habiendo un miedo a la muerte, lo cual puede guardar relación con lo anterior. Es decir, la persona teme la muerte porque antes temió que iba a ser abandonada. Sin embargo, no siempre estos temores están en el plano consciente sino que, más bien, lo que lleva a querer cambiar es la falta de reconocimiento en asuntos que afectan a la economía y a la esfera laboral, por poner un ejemplo. Es decir, la persona se queja de que no se la valora. Como ven, todo está relacionado. Como durante la infancia fue invisible (o se sintió así) para alguno de los padres, ahora también siente que la sociedad la ignora. La consecuencia de ello se percibe en un proceso en que se vuelve cada vez más egoísta, acaso porque de ese modo va construyendo un pequeño paraíso aislado de la mediocre realidad que le rodea. Sin embargo, este aislamiento es un eco de aquel abandono o desinterés primigenio.



Lo curioso de Cicuta Virosa es que sus relaciones más tormentosamente perdurables son aquellas en las que se reproduce la ignominia fundacional. De este modo, la persona rara vez se encuentra con personas que sean capaz de reconocerla y apoyarla. Sin embargo, el lazo más fuerte que ella tiende es precisamente con personas que no la valoran o la ignoran.



Por consiguiente, hay en el perfil asociado a Cicuta Virosa una pulsión de muerte que asalta cuando ama (o viceversa). Por tanto, para saltarse o evitar esta pulsión, la persona evita las relaciones o se entrega a encuentros sexuales sin amor. Es decir, seduce sin pretensión de establecer lazos de amor. Es decir, seduce por satisfacción egoísta.



Podríamos decir que Cicuta Virosa puede ayudar a personas que sufren acoso emocional, laboral, sexual. También puede servir para tratar los restos tóxicos procedentes de viejas relaciones que aún siguen ahí. Como indiqué anteriormente, la persona tiende a encontrarse con personas que la marginan, que la ignoran, que abusan de ella o que la tratan como a un objeto.



El grado 6 de Tauro.



El 6 de Tauro es el grado en el que reverbera Cicuta Virosa. Se refiere a un perfil de persona aparentemente apacible, centrada en el disfrute, que compensa o tapa su egoísmo con la bondad. Se trata de individuos sensibles e inteligentes que no se han sentido valorados. Por tanto, tienden a vivir para sí mismos. Quizá sea por ello que tienden a vivir amores furtivos o clandestinos, o relaciones poco prósperas.



Tras unas formas dulces y conciliadoras, se alberga en Cicuta Virosa un anhelo de muerte que puede manifestarse como deseo de matar o como deseo de morir. Si estos impulsos no se reconocen, acabarán tomando formas externas. Por ejemplo, como he indicado antes, a través de relaciones adictivas con personas poco respetuosas o perjudiciales.



Como ven, el perfil CicutaVirosa/grado 6 de Tauro gira en torno al respeto, al reconocimiento, a la búsqueda de atención afectiva… y a identificar que en el interior de uno yace una emoción tormentosa que no se atreve a reconocer. Esta emoción, si no es percibida, se encarnará a través de actitudes de otros hacia uno.

Tras una apariencia calmada hay escondido un comportamiento compulsivo relacionado con el amor; o, más bien, con la falta de él. A partir de este hecho nos podemos encontrar con una tendencia a actuar furtiva o clandestinamente. La persona esconde a quien ama, o se esconde de quien ama. O se esconde de amar abiertamente.



El trabajo relacionada con este grado consiste en asumir la propia ira, justamente para superar la violencia que le viene dada externamente. Una vez captado este hecho es posible subir un peldaño más en cuanto a calidad de vida.