viernes, 18 de diciembre de 2015

Calcarea Phosphorica y el grado 15 de Acuario


Calcarea Phosphorica y el grado 15 de Acuario: el compromiso comunitario y la evasión de la individualidad.

La tipología más relacionada con Calcarea Phosphorica está representada por personas sensibles hacia el bienestar de los demás. Suelen ser empáticas, volubles y dispersas. Suelen idealizar la relación con lo comunitario, acaso porque tienen mal conceptualizado su propio egoísmo.
Por estas mismas razones, alterna la predisposición a ayudar a los demás con la superficialidad o falta de concreción en cuanto expresar las propias necesidades, lo cual da lugar a que estas personas acaben poniendo difícil que los demás las conozcan en profundidad.  Por decirlo con pocas palabras, el punto débil de estas personas gira alrededor de la intimidad. Se encuentran más cómodos en el grupo o en relaciones etéreas, pues es de esta manera que se esconden. También se esconden a través de la soledad, lo cual da a entender que esta persona necesita tanto de la compañía como de la soledad. El otro punto de gravedad es que Calcarea Phosphorica siente que le falta solidez y solvencia emocional, lo cual dificulta que pueda tomar decisiones. Es decir, teme definir para así evitar enfrentarse a las consecuencias de los actos.

Estas personas pueden prestar atención a diversas necesidades de otros, yendo de aquí para allá sin realmente centrarse o profundizar en ninguna de ellas. Se podría decir, pues, que a Calcarea Phosphorica le cuesta comprometerse, contradiciendo lo que aparentemente quiere transmitir. En realidad no se permite expresar abiertamente lo egoísta que en realidad es. Al tratarse de una persona empática y voluble, transita por las emociones sin dejar que ninguna le llegue hasta el fondo de manera estable y confiable. Calcarea Phosphorica rehúsa permanecer, concentrarse, entregarse. Podría tratarse de una persona angelicalmente etérea, que viaja por las emociones sin detenerse, interesándose por ellas y eludiéndolas a partes iguales.

El otro aspecto de Calcarea Phosphorica guarda relación con las limitaciones. Pareciera que resbalara por ellas, como si tratara de escapar. Experimenta los inconvenientes de la vida como si éstos fueran una imposición que viene desde fuera. Quizá sea por eso que su interés por los demás lo es mientras no suponga un compromiso. Es como si la tipología Calcarea Phosphorica fuera, más que una persona presente, una varita mágica que se posa fugazmente: un ser más espiritual que físico. Quizá sea por ello que a la persona Calcarea Phosphorica le cuesta definir objetivos y necesidades, pues su dispersa fugacidad se lo impide. Así, pues, comprometerse con estar presente y prestarse profundamente a los demás llevaría a esta persona a tener que solidificar, concretar y asumir sus limitaciones y compromisos, lo cual es justo lo que está tratando de evitar.

El grado 15 de Acuario.

Calcarea Phosphorica reverbera en el grado 15 de Acuario. Este grado es uno de los más maternales que pueda haber en el signo de Acuario, lo cual nos lleva a pensar que puede contener un buen potencial para desarrollar habilidades terapéuticas, médicas o psicológicas. Se trata de alguien que conoce el sufrimiento y, por ello, no quiere sufrir. Quizá sea por eso que tiene en potencia el don de tratar con el dolor de los demás, procurando solución o alivio. Sin embargo, este interés por el sufrimiento ajeno puede ser una forma de olvidarse de sí mismo.

Aún con la fugacidad de su empatía, este grado representa una tendencia a somatizar el desorden emocional sobre el sistema digestivo y sobre la piel y los huesos (incluyendo los dientes). Se trata, sin duda, de una forma que tiene la psique de avisar de que algo no está siendo gestionado –por ejemplo, a través de la relación con la comida: ya sea porque come o porque no come-.

La persona representada por el grado 15 de Acuario es tímida o vergonzosa a la hora de expresar directa y claramente sus necesidades, acaso por temor a resultar absorbente o egoísta ante los demás. Prefiere ayudar que ser ayudada. Por lo tanto, podríamos decir que aprovecha su empatía para esconder sus necesidades y sus limitaciones. No sabe, o no quiere, pedir lo que necesita. Sin embargo, hay un temor de fondo en relación a tener que depender de los demás debido a estas necesidades.

Precisamente, una de las quejas internas de Calcarea Phosphorica está relacionada con la sensación de no estar llegando a ningún sitio, lo cual es consecuencia de su tendencia a la fugacidad. También, de tanta dispersión, la persona puede acabar aislándose profundamente del entorno, aún mostrándose cooperativa. Paradojas de Calcarea Phosphorica, la persona, de tan empática que es con las emociones de los demás, no se siente legitimada para expresar sus necesidades íntimas. En todo caso, si lo hace, lo hará sutil e indirectamente, inconscientemente, o procurando no ser demasiado explícita. O a través de una enfermedad que no podrá eludir.

Para Calcarea Phosphorica-grado 15 de Acuario, el sufrimiento humano crea conciencia comunitaria, a la vez que articula y legitima las relaciones de ayuda. Sin embargo, el drama existencial relacionado con Calcarea Phosphorica procede de la no aceptación de este hecho, en la medida que es una limitación, dando lugar a una oscilación entre aceptar y no aceptar estas condiciones engorrosas de la vida material. Acaso sea porque hay una tendencia natural idealista que lleva a aspirar a vivir sin sufrimiento ni dolor, para que no haya necesidad de exponerse a expresar necesidades poco agradables ante los demás.