martes, 12 de agosto de 2014

Quirón en la 1a. Guerra Mundial

De la función que Quirón puede ejercer en la astrología aplicada a países hay mucho que hablar. Su uso primordial se ha circunscrito a la astrología personal, psicológica o terapéutica. Sin embargo,  voy percibiendo un interés particular cuando Quirón se utiliza para una mejor comprensión de las dinámicas colectivas: política, sociología, hechos históricos que dejan huella, etcétera. Ya hablé de ello en las entradas que dediqué a la conjunción entre Quirón y Neptuno en este mismo blog.

Quirón y las pandemias.

En estos días ha aparecido un libro de Fernando Ruiz Guarín dedicado a la relación que Quirón tiene con las pandemias que han ido afectando a la humanidad. Todo un indicio de las sorpresas que Quirón nos tiene, o tenía, guardadas. 
Para quien quiera acceder al libro, aquí está el enlace:

Quirón y la 1a. Guerra Mundial.

Aprovechando que se está conmemorando estos días el inicio de la 1a. Guerra Mundial, me he propuesto dar un par de vueltas a como Quirón determina la vida de una comunidad o país, o países.

Quirón describe la herida incurable, su peculiaridad según su situación en relación al cielo de nacimiento. Sin embargo, según acabo de señalar, Quirón se percibe en fenómenos masivos, justo en los escenarios colectivos en donde esta herida incurable se manifiesta plenamente.
Por tanto, pues,  Quirón describe no solo las pandemias de las que ha sido víctima el hombre sino aquellas otras causadas por él, con igual, o acaso más, daño y secuelas dolorosas que las primeras.

Me referiré a las pandemias relacionadas con decisiones y actos políticos y a las consecuencias sobre la relación posterior entre el gobernante y el pueblo gobernado.

Como factor general, Quirón se refiere a las proyecciones que gobernantes y gobernados se hacen mútuamente. Suelen coincidir con periodos históricos dolorosos: debido a guerras, pérdidas, traiciones, estafas, daños, dolor, corrupción, etcétera. El planeta con el que Quirón se aspecte nos informará acerca de la cualidad y contenidos de esta proyección. 

Todas estas proyecciones tienen un denominador común: el gobernante no acepta sus errores y los proyecta sobre el pueblo, o sobre la oposición, en forma de consecuencias. Por otro lado, el pueblo, que ha delegado la confianza, y algunas cosas más, sobre quienes gobiernan, se da cuenta de ello y pide justicia. Lo que sucede es que cuando el daño está hecho, las consecuencias dejan una huella que tardará en cicatrizar.

Para este artículo, el ejemplo es el que corresponde con el inicio y el final de la 1a. Guerra Mundial. La declaración de guerra coincide con una oposición Quirón-Marte. El final de la guerra coincide con un trígono Quirón-Marte.
Resulta curiosa esta coincidencia, y más tratándose de un asunto bélico. En otros casos, la coincidencia no es con Marte sino con otros planetas. Este dato nos indicará como el gobernante se protege, desvía, declara o proyecta su falta de visión, su error, sus fallos, su falta inconfesable de competencias.

En el ámbito de la astrología personal, Quirón hace referencia a un error cometido por los padres, una proyección que ellos hacen sobre los hijos y que da como resultado una disfunción, un sufrimiento, una incapacidad, una vulnerabilidad o una fragilidad inaceptable y que se contra-transfiere a los padres. En realidad, no son ni los hijos ni los padres. El asunto es una herida ontológica que acompaña al ser humano, tanto en la esfera íntima como en el ámbito social y político.

En los próximos artículos de este blog les proporcionaré más pistas al respecto.