sábado, 29 de junio de 2013

Salir del marco.

El cuadro que ven es de Pere Borrell (1835-1910).

Salir del marco.

Algunas de las más recientes entradas del blog las he dedicado a explicar el trasfondo del periodo que va del 2011 al 2025, el cual comparé con el correspondiente a 1847-1861. Se trata de sendas etapas en las que el marco del sistema hace aguas, lo cual produce desorientación y caos. Todo se mueve sin saber a dónde. Las acciones y los pensares se vuelven confusos. Sin embargo, esta aparente incompetencia del sistema puede ayudar a que muchos anhelos individuales y colectivos puedan infiltrarse en medio del caos y dar lugar a que más adelante se instalen dentro de él. Es decir, hay cosas que están saliendo del marco, y cosas que van a entrar para ocupar el lugar que las primeras están dejando. Es en el ínterin, esos momentos en que lo viejo exhala pestilencia y lo nuevo todavía no se sabe lo que es, que el sistema parece desnortarse. Este desnortamiento es necesario para crear un marco nuevo. 

Si quieren leer las entradas del blog en las que he ido desarrollando esta idea, pueden hacerlo en los siguientes enlaces:

Grandes confusiones en la historia de la humanidad.
El liderazgo líquido.
Desobediencia líquida.


En las próximas entradas del blog me voy a dedicar a explorar cómo funcionan las organizaciones políticas en Catalunya. El asunto viene muy a punto en este momento, pues inaugura un periodo histórico de excepción que abarca de junio del 2013, todo el 2014 y el primer trimestre del 2015. La primera parte del periodo coincide con el paso de Júpiter por Cáncer, un signo muy relacionado con el nacionalismo, las identidades emocionales, la patria, la propia tierra, la casa, el ideal de placenta colectiva. La segunda, a partir de bien entrado el 2014, coincidirá con el paso de Júpiter por Leo, un signo relacionado con el poder, la autoridad, el mando, el orgullo, el honor y la reputación. Así, pues, en la primera parte de este periodo va a ser el pueblo y las emociones las que van a tomar fuerza. En el segundo, las decisiones de los dirigentes.

Tras la burbuja inmobiliaria y financiera, a partir de junio de 2013, y durante un par de años como mínimo, vamos a presenciar el crash de los partidos políticos.

A quien le apetezca leer otros artículos relacionados con este tema puede ir, por ejemplo, a estos enlaces:


A lo que iba: en los próximos artículos, los que iré escribiendo y publicando durante el verano, me dedicaré a observar el funcionamiento de las organizaciones, tanto de los partidos políticos tradicionales como de las plataformas de nuevo cuño. Les explicaré que las organizaciones tienen un Karma, neurosis, patologías, idearios y valores. Como las personas, ni más ni menos.