lunes, 16 de noviembre de 2015

La Conspiración de Libra (4)

La Conspiración de Libra y el ciclo neoliberal.

Las claves ocultas en el grado 27.



El ciclo neoliberal (1982-2020) está sirviendo para poner en evidencia lo que el humano puede hacer con el poder en sus manos, y más cuando éste no ha sido expuesto al escrutinio de la mirada del otro. Es decir, la presencia del otro, como regulador o equilibrador de las propias actitudes, ha desaparecido. La presencia del otro como generador de conciencia propia se ha ausentado hasta que los aullidos de los lobos nos alertaron de que no podíamos seguir así. La individualidad quedó secuestrada por el individualismo hasta perder el sentido que el concepto tiene. La individualidad entendida como co-constructor de comunidades se vio secuestrada por el individualismo hasta hacer que el comunitarismo se volviera invisible.



El poder cambia de autoridad.



El poder en manos humanas tuvo una autoridad militar hasta que se decidió transferírselo a la autoridad de la economía. En nombre de ella se plantean batallas sin cañones y sin perder la compostura. El generalato de este ciclo ya no viste de verde sino que va ataviado con traje, corbata y tacón. Y además, para acabarlo de rematar, es un experto en esoterismo, empatía e inteligencia emocional.



Para acabar esta tanda de artículos, quisiera aclarar que el signo de Libra, un emblema de la cultura del diálogo y de las buenas maneras, no es el malo de la película, por más que haya titulado a esta serie "La Conspiración de Libra".



Libra es el signo en donde se han escenificado las batallas esquizoides de final del siglo XX y principios del XXI. El arquetipo que encarna Libra ha puesto en evidencia que para generar conciencia no hay mejor manera que mostrar lo que no queríamos ver por las buenas.



La clave oculta contenida en el grado 27 de Libra.



De los 30 grados contenidos en Libra, el 27 es de los más fríos. Representa a la persona que ha sido apartada o desposeída por su propia familia. Sin embargo, y por eso mismo, su reto es que se la llegue a tener en cuenta. Por lo tanto, no estamos hablando de alguien que prefiera estar emocionalmente exiliado. El grado 27 es alguien que quiere volver a ser querido, solo que hará méritos para que se le vuelvan a abrir las puertas. Este grado 27 de Libra contiene un mandato: la capacidad para superar el límite heredado de los padres. Es decir, el individuo (o la sociedad) simbolizado por este grado, para poder sentirse incluido debe aprender a competir, para superarse y mostrar su valía y su inteligencia a toda costa, pues sin tal demostración no se le abrirán las puertas al espacio emocional que anhela. En este caso, el complejo del exiliado emocional se encarna tratando de pulverizar records. Dicho de otro modo: entregando el alma al diablo.



El hombre (o la mujer) simbolizado por el grado 27 ve el poder como un instrumento para el logro de su propia autoestima, a la par que para someterse al escrutinio de los demás. Sin embargo, esta autoestima, que sigue un modelo impulsado por el sistema, ha sido diseñada desde fuera, de espaldas al alma, siguiendo las pautas mentales que han determinado el ciclo neoliberal. Es decir, el sistema ha inculcado un valor a encarnar por los individuos sin tenerles en cuenta. El resultado de ello es que la persona ha entregado al sistema su valor intrínseco. A cambio, el sistema le ha creado un icono cuya encarnación le somete a esclavitud.



El humano, impostado en forma de competidor, se ha visto asediado por un sistema que le coacciona para que se sienta continuamente comparado con los demás. Para tal fin, el modelo humano de crecimiento relacionado con este ciclo provocó que se generara una expectativa de éxito que ha resultado imposible para una mayoría. El resultado de tanta competición inútil es que el poder ha acabado acumulado en unas pocas manos.



El otro estrago relacionado con este ciclo es la oleada de divorcios que ha generado. De acuerdo en que la incorporación masiva de la mujer al mercado de trabajo, unida a la devaluación del varón como proveedor único, ha facilitado que ciertos desencuentros de género hayan salido a la luz.



Por tanto, pues, el propósito oculto del grado 27 de Libra es llegar a desenmascarar este modelo embaucador. Y para ello, ¿qué mejor que haberlo encarnado vivamente, hasta poner en evidencia las contradicciones del humano cuando se le inculca una determinada idea de éxito que puede entrar en contradicción con sus valores? Es lo esquizoide hecho sistema. Al menos, que haya servido para darnos cuenta de aspectos de lo humano sobre los que hay que prestar atención.



Es de necio confundir valor y precio.